Comparte esta noticia

"La farmacia no está para más recortes, que es lo que plantea la Airef"

Imagen de la rueda de prensa de FEFE.

FRAN ROSA  |    11.06.2019 - 13:30

El presidente de la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE), Luis de Palacio, y el secretario general, Carlos Gallinal, han comparecido ante los medios de comunicación para mostrar la disconformidad de la patronal, adelantada ya en el último Observatorio del Medicamento, con las medidas propuestas por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), entre ellas las subastas de medicamentos, y para realizar algunas propuestas que sirvan para reconocer la labor de las farmacias como aliadas para garantizar la sostenibilidad del sistema.

De Palacio ha opinado que lo que propone la Airef son "más recortes, y la farmacia española no está para más recortes". A estos problemas para garantizar la viabilidad de las farmacias ha añadido la visión de que "son recortes en salud, que pueden repercutir a los pacientes". ¿Cómo? Pues, a su juicio, si se aplican las subastas, agravando "el problema de los desabastecimientos, por la falta de interés comercial" para las compañías farmacéuticas, y causando dificultades para cumplir con los tratamientos, al derivarse de dichos desabastecimientos la necesidad de sustituir los fármacos en falta por otros. De ahí que se adhieran a las críticas formuladas por organizaciones como el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF), la Asociación de Medicamentos Genéricos (Aeseg) contra este sistema. También han suscrito los argumentos de Farmaindustria o la Fundación IDIS, que alertan de efectos perniciosos para el sector y para los pacientes.

Volviendo al posible impacto sobre la farmacia, el presidente de FEFE ha recordado que la farmacia viene de sucesivas medidas en las últimas dos décadas para limitar sus ingresos, a través de la aplicación de deducciones sobre su facturación, medidas que, en algún caso, se introdujeron con la etiqueta de "urgentes y provisionales", ha recordado De Palacio, pero con las que nunca se llegó a dar marcha atrás. Esas medidas, unidas a la aplicación del sistema de precios de referencia, hacen, en su opinión, "que la contención del gasto esté ya establecida". Muestra de ello, dijo, afirmación a la que se sumó Gallinal, es que "estamos por debajo de la media de los países del entorno", aunque esa afirmación contrasta con los datos de la Airef, que en la comparación con otros países con el mismo modelo de cobertura sitúa a España dos décimas por encima en gasto en recetas.

No obstante, es sobre la base de ese análisis que hace FEFE desde donde plantean una serie de propuestas para, en vez de erosionar más el negocio de la farmacia, se refuerce su labor dentro del Sistema Nacional de Salud (SNS). Lo primero que ha pedido De Palacio es que se reconozca a la patronal "como interlocutor válido para que las medidas se apliquen garantizando la sostenibilidad, pero también la adherencia de los pacientes".

Seguidamente, ha reclamado una mayor integración de la farmacia en la estructura de Atención Primaria "para prestar otros servicios, hacer campañas de salud pública, vacunación, fomentar la adherencia y el seguimiento farmacoterapéutico". En esta línea, Gallinal ha defendido que se le dé "acceso al farmacéutico a la historia clínica del paciente", ya que es "el punto más cercano, al que los ciudadanos acuden muchas veces cuando presentan un síntoma menor y a veces también cuando éste es más grave", aunque en esos casos lo que hagan sea derivarles al médico.


Otras peticiones

Asimismo, han aprovechado su intervención ante los medios para pedir la "remuneración de las guardias", como un incentivo más para poder garantizar la viabilidad de sus empresas, que invierten continuamente, ha subrayado De Palacio, en "tecnologías costosas", y que además "han mantenido durante la crisis su estructura de costes laborales, subiendo los salarios" como consecuencia de la aplicación del convenio, "pese a que los ingresos no han parado de reducirse".

Según el presidente de FEFE, si no se atiende a estas reivindicaciones y se aplica más presión sobre el sector, es factible que haya farmacias que se vean obligadas a cerrar, pese a que la Airef también ha planteado la remuneración por la prestación de servicios relacionados con la adherencia, una medida que, opinan, no es suficiente para compensar el ajuste y además puede ser compleja de implementar. "Sin una rentabilidad suficiente, lo primero que vamos a tener que hacer es echar a gente, y después cerrar. Y si cerramos farmacias, hay ciudadanos que van a tener que hacer bastantes kilómetros para acceder a los medicamentos y se va a ver dificultado el acceso", ha concluido De Palacio, que ha apuntado a las tecnologías de la información y la comunicación y ha defendido la reevaluación de la cartera, para ver qué se financia y qué no, como posibles vías para conseguir las eficiencias que busca la Airef.

Sobre el resto de medidas de la Airef

Tanto De Palacio como Gallinal han comentado también, aunque sin profundizar demasiado, el resto de medidas propuestas por la Airef. Quizás, con la que más coinciden es con la aplicación de un modelo de copago en función de renta, eliminando la dualidad pensionistas-trabajadores en activo que existe actualmente, aunque fue alterada con la última revisión del PP. Para Gallinal, el copago tiene sentido en tanto que "pone en valor el medicamento", y ayuda a la gente a entender "que en la vida no hay nada gratis". De Palacio ahondó en este argumento para señalar que "ayuda a la corresponsabilización".

El presidente de FEFE también se mostró de acuerdo con "responsabilizar a los que ejecutan el gasto", con la visión de Airef de que existen pocos recursos dedicados a la reevaluación de la cartera, y, en línea con esa reevaluación, con la revisión de los precios de los medicamentos a lo largo de su ciclo de vida. Más dudas mostró en relación con la posibilidad de crear conjuntos para los precios de referencia por indicación, reconociendo que para una misma indicación pueden existir "mecanismos de acción diferentes, potencias distintas o diverso grado de efectos adversos". Y totalmente en desacuerdo se mostró con respecto a la necesidad de introducir más competencia en el mercado, definiendo al sistema de precios de referencia como "una subasta permanente, con bajadas continuas", descartando así la necesidad de aplicar subastas.


banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz