Comparte esta noticia

La oncología, de la mano de los farmacéuticos en ASCO

BELÉN DIEGO  |    12.06.2019 - 12:47

Once estudios que recurren explícitamente a la farmacia como profesión clave en la investigación y tratamiento del cáncer se han incluido en el programa científico del último encuentro anual de la Sociedad Americana de Oncología (ASCO). Destacamos algunos de ellos.

El estudio que mayor énfasis hace en la colaboración interprofesional se titula “Believe the H.I.P.E.”, un juego de palabras con referencia al bombo publicitario (que en el inglés de los nuevos medios se conoce como ‘hype’ y se pronuncia igual que H.I.P.E.). La traducción del título sería algo así como “Cree en la educación interprofesional”.

El análisis se centra en la educación interprofesional (IPE) en el campo de la oncohematología. Los autores, de la Universidad Vanderbilt en Nashville (Estados Unidos), llegaron a la conclusión de que incorporar IPE incrementa la colaboración entre los miembros de diferentes equipos y facilita la puesta en marcha de proyectos adicionales de formación interdisciplinar.

Su programa inicial consistía en seis sesiones de una hora de duración a partir del análisis de casos. En una fase previa de preparación participaron un médico adjunto o APP (FEA, en la nomenclatura española), un médico residente y un farmacéutico, que fueron los responsables de seleccionar los casos y estructurar la formación basándose en tres pilares: diagnóstico, tratamiento y coordinación de la atención.

También es colaborativo el abordaje de un estudio que destacaba el éxito de las iniciativas interprofesionales en términos de competencia, conocimiento y resultados en la atención a pacientes de oncología.

La profesión ante las terapias orales

Otro análisis presentado en ASCO del cual forman parte los farmacéuticos es un estudio sobre las nuevas terapias orales, “que permiten a los pacientes recibir tratamiento en su domicilio, pero presenta un reto en cuanto a prescripción, monitorización, registro de efectos secundarios, seguridad en el manejo de la medicación y adherencia al tratamiento”, escriben los autores.Un farmacéutico especialista fue el responsable de la recogida de datos en este trabajo.

Los autores se han declarado “sorprendidos” por el bajo nivel de comprensión de las terapias orales entre los pacientes vulnerables y por la falta de adherencia. Por ese motivo, recomiendan que se adopten medidas en el futuro para asegurarse de que todos los pacientes entienden la medicación oral, de modo que se pueda aprovechar todo su potencial terapéutico.

Otro estudio incluido en el programa oficial de ASCO de este año mostraba que, con educación y seguimiento farmacéutico desde la primera dispensación, es posible garantizar un tratamiento más seguro y eficaz de los tratamientos orales contra el cáncer. Para los investigadores, “es imperativo mantener el objetivo de desarrollar mejores técnicas de dispensación, guía y garantía de mayor cumplimiento terapéutico”.

También han participado farmacéuticos en la elaboración de un cuestionario para conocer mejor las preferencias de los pacientes en cuanto a tratamientos oncológicos, así como en un análisis sobre la respuesta interprofesional a la falta de suministro de medicamentos.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz