Comparte esta noticia

Las incertidumbres para este 2019 hacen que la compraventa de farmacias tienda a estabilizarse

Imagen de la presentación del informe sobre el sector de la farmacia de AMAF.

FRAN ROSA  |    19.06.2019 - 13:49

Representantes de las entidades que componen la Asociación Madrileña de Asesorías de Farmacias (AMAF) han presentado el 'Informe sobre el sector de las oficinas de farmacia 2018', en el que destacan el incremento en el número total de farmacias (hasta las 22.071, como ya informó el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos) o el aumento del número de operaciones de compraventa, así como de las contrataciones, mayoritariamente con modalidades temporales. También se recogen otros aspectos relacionados con la gestión de las boticas.

En relación con las transacciones de farmacias,  Blanca de Eugenio, de Orbaneja Abogados, explicó el aumento de finales de 2017 y 2018 con el hecho de que "las entidades financieras concedieran préstamos con mayor facilidad", y también porque "las farmacias son una buena inversión como negocio". En este 2019, en cambio, "vivimos en época de incertidumbres, no sabemos muy bien qué nos puede deparar este juego de tronos", ha señalado, remarcando que en lo que va de ejercicio el número de operaciones "se ha estabilizado".

Entre esas incertidumbres, se han citado las posibles subidas del IRPF que se anunciaron antes de la caída de los últimos Presupuestos, que están aún pendientes de la formación del nuevo Gobierno. Carlos García-Mauriño, socio fundador de Asefarma, se ha referido, también, a la medida que se baraja de obligar a las farmacias a devolver los descuentos por compras de genéricos, lo que les parece "una barbaridad, porque es algo que, además, se ganan las farmacias en sus negociaciones con los laboratorios".

A estas cuestiones, con dimensión más política y regulatoria, han sumado la incertidumbre en relación con la evolución de la economía, dado que no son pocas las voces que hablan de una nueva crisis económica. Los bancos, en cambio, siguen sin cerrar el grifo, lo que hace que De Eugenio sea optimista y reitere su impresión de que "la farmacia sigue siendo una buena inversión, porque es un negocio más o menos estable, que ofrece además perspectivas de crecimiento". Entre los potenciales compradores, ha identificado un perfil que viene ganando fuerza en el último tiempo, formado por farmacéuticos que dejan sus puestos, voluntariamente u obligados, en la industria y deciden dar continuidad a sus carreras profesionales invirtiendo en una farmacia.

Otro aspecto reseñable del informe tiene que ver con las contrataciones. Según Rosa Gómez, de Gómez-Córdoba, en 2018 se percibió un cierto incremento, beneficiando sobre todo a los técnicos de Farmacia, "que por un coste ligeramente superior al del auxiliar cuentan con mejor formación y pueden resolver más tareas al titular". Los nuevos contratos, no obstante, han sido mayoritariamente en prácticas, de interinidad por sustituciones de bajas o temporales para cubrir vacaciones. "La mayoría terminan convirtiéndose en indefinidos, pero, en primera instancia, es poco habitual firmar contratos fijos", reza el documento de AMAF.

La realidad en el entorno laboral

En el entorno laboral también se ha percibido un aumento de la conflictividad en 2018, especialmente por modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo, relacionadas con cambios de horarios de apertura, en las que los empleados estarían optando por rescindir sus contratos. Esto es posible, han coincidido los expertos, por la alta empleabilidad que existe en el sector y que permite a los trabajadores elegir a farmacias que les ofrecen condiciones más adecuadas a las que buscan.

También se ha dado cierta confusión, ha reconocido Gómez, en relación con la aplicación del convenio, dados los vaivenes que ha sufrido el proceso de negociación, que ha terminado en los tribunales, y las recomendaciones de algunas organizaciones que llamaron a aplicar el XXV Convenio sin que éste fuera oficial. Sin embargo, la responsable de Gómez-Córdoba considera que las situaciones se han manejado bien entre empresas y trabajadores, ya que no han percibido una gran problemática al respecto.

Finalmente, cabe destacar lo dicho por García-Mauriño en relación con la venta on line de medicamentos. Y es que, el responsable de Asefarma percibe que todavía es preciso dotar al sector "de una mayor seguridad jurídica". A su juicio, la falta de claridad y la variabilidad sobre lo que se puede y lo que no se puede hacer es uno de los motivos por los que ésta no se ha desarrollado en los términos previstos.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz