Comparte esta noticia

Farmaindustria responde a las voces críticas en relación con el precio de los medicamentos

Humberto Arnés, Martín Sellés, Lourdes Fraguas y Javier Urzay

FRAN ROSA  |    26.06.2019 - 10:00

Durante su intervención ante los medios de comunicación para explicar los acuerdos alcanzados en la última Asamblea, el presidente de Farmaindustria, Martín Sellés, abordó la controvertida cuestión del precio de los medicamentos. Durante su discurso, mantuvo que "desarrollar medicamentos es más costoso, porque es más difícil", y aludió a unas "exigencias regulatorias cada vez mayores, que hace además que muchos se queden por el camino".  "A los que dicen que investigar no es tan caro, les recuerdo que es una actividad que no les está prohibida. Si son capaces de desarrollarlos y producirlos, que lo hagan. Estaremos ahí para aprender de ellos. Es un tema muy serio y hay que evitar la demagogia", opinó.

Concretamente, en relación con las últimas innovaciones disruptivas, en concreto las CAR-T, Sellés destacó que van a grupos reducidos de pacientes, por lo que, aunque el precio sea alto, "el impacto presupuestario no es tan elevado", y estima que, una vez se vaya extendiendo su uso a grupos más amplios de población "sus precios se irán reduciendo, como pasó con los de la hepatitis C".

Pero más allá de esos casos en los que el coste de los tratamientos se eleva para el Sistema Nacional de Salud, aludió a la gran cantidad de medicamentos "que cuestan en España 4-5 euros al mes" y pidió que si lo que se busca es "una aproximación seria a este tema, tendríamos que hablar de los de alto precio, pero también de los de bajo precio". "Se pueden pagar los de alto precio porque el sistema ahorra mucho con los de bajo precio", subrayó. Con respecto a dichos ahorros, citó las reducción de hospitalizaciones y visitas médicas, entre otros, además de permitir la vuelta a la vida profesional activa a muchos pacientes, para justificar la concepción del gasto en medicamentos como una inversión, un mensaje en el que la patronal viene trabajando desde hace tiempo.

Por último, en relación con los precios, hizo referencia al momento en el que los fármacos originales pierden la patente, "y el precio del genérico y la marca se igualan". "Cuando se receta marca, el SNS ahorra lo mismo con un genérico que con una marca. El 82% de las recetas son de medicamentos a precio de genérico, aunque que sean marcas y, por tanto, generan el mismo ahorro. Se trata de uno de los porcentajes más altos de nuestro entorno", concluyó.

Registro de una ILP para obtener precios justos

El presidente de Farmaindustria hizo estas declaraciones el mismo día en que 19 organizaciones y profesionales de la sanidad pública, liderados la Asociación en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (ADSPM), la Asociación por un Acceso Justo al Medicamento (AAJM), el Consejo de Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), la Federación de Asociaciones Medicusmundi, la Fundación Civio, la Plataforma de Afectados la por Hepatitis C (PLAFHC) y Salud por Derecho presentaron en el Congreso de los Diputados la iniciativa legislativa popular (ILP) ‘Medicamentos a un precio justo’, con el objetivo de "trasladar al Parlamento y a la sociedad propuestas para cambiar el sistema actual de investigación y desarrollo (I+D) de los medicamentos".

"Los motivos son varios", explican: "Por un lado, el aumento continuado de los precios de los nuevos medicamentos está poniendo en peligro la sostenibilidad del sistema nacional de salud y limita el acceso a tratamientos a miles de personas. Por otro, existe una falta alarmante de transparencia en los procesos del I+D, especialmente sobre la inversión pública en investigación biomédica y sobre las negociaciones con la industria farmacéutica". Para cambiar esta situación, el texto propone una serie de modificaciones legislativas para, entre otras medidas, cambiar el sistema actual de fijación de precios de los medicamentos, impulsar la transparencia en sanidad o la creación de un fondo de investigación y formación independiente para evitar los conflictos de intereses. Para que esto vaya adelante, la ILP tendrá que ser admitida por la Mesa del Congreso y, a partir de ahí, se abrirá un plazo de nueve meses para recoger 500.000 firmas que permitan su debate en el Congreso de Diputados.

Concretamente, amenaza a la sostenibilidad que supone el gasto farmacéutico según estas organizaciones fue abordada por Sellés durante su discurso, en el que utilizó algunos datos. Así, señaló que el gasto en medicamentos de 2018 estuvo "en los mismos niveles que en 2009, pese a que una un 33% de pacientes crónicos atendidos por el sistema". "Antes, representaba el 1,57% del PIB, y ahora el 1,44%, y eso pese a que se ha incorporado toda la innovación disruptiva, y a que en España se han aplicado más tratamientos para la hepatitis C que en cualquier otro país europeo". Dicho esto, pidió "que las opiniones sobre este tema se basen en los números y las evidencias".

Sobre las medidas de la Airef y otras 

Más allá de la cuestión de los precios y la sostenibilidad, la patronal aprovechó para fijar su posición con respecto a las medidas incluidas en el informe de la Airef. Sellés afirmó, a este respecto, que una primera lectura les lleva a pensar que "pareciera que todos lo han hecho mal (en referencia a los gobiernos y su gestión del gasto farmacéutico), y nosotros no creemos que haya sido así", aunque defendió que "si se hubiera escuchado a un grupo más amplio se hubieran encontrado mejores soluciones y más realistas de ahorro". Por eso, aprovechó para pedir diálogo al nuevo Gobierno.

Entrando más al detalle, el presidente de la patronal se refirió a las subastas a nivel nacional, las cuales, dijo, "no son fáciles de implementar, y podrían provocar desabastecimientos". "Hay que analizar bien esa medida, como la creación de conjuntos por indicación, que no está avalada científicamente", añadió, e insistió en que "seguro que dialogando podríamos encontrar soluciones que no perjudiquen a los pacientes".

Asimismo, sobre la posible creación de un organismo independiente, financiado con tasas, para la fijación de precios, opinó que "habría que focalizarse más bien en lo que funciona mal, no buscar soluciones para cosas que funcionan razonablemente bien". "Otra cosa", ahondó el director general, Humberto Arnés, "es que se refuercen los recursos para que las decisiones sean más ágiles". Precisamente, sobre esa agilidad también habló Sellés, ahora que se ha decidido integrar a todas las CCAA en los procesos de decisión: "Lo importante es que veamos cuáles son los tiempos desde la aprobación por la EMA hasta que los pacientes acceden a los medicamentos. Eso es lo que tenemos que medir, independientemente de las personas que asistan a la Comisión de Precios".

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz