Comparte esta noticia

Convenio: constituida la mesa, sindicatos y patronal muestran su disposición al entendimiento

María Victoria Gómez (CCOO), Gracia Álvarez (UGT), Luis de Palacio (FEFE), y Ricardo Mosquera (UTF).

FRAN ROSA  |    19.09.2019 - 13:04

El pasado 18 de septiembre se constituyó la mesa negociadora del próximo Convenio de Farmacia, no se sabe aún si del XXV o el XXVI. Ésta será una de las cuestiones que podrían quedar pendientes de que el Tribunal Supremo resuelva el recurso presentado por la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE) contra la sentencia de la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional, que declaraba nulo el que firmaron junto con Fenofar y UGT, con apellido XXV.

La buena noticia, coinciden todas las partes, es que los sindicatos han podido sentarse y acordar un reparto de representantes. Ese reparto se basa en las actas vigentes, que dejan a UGT como sindicato mayoritario, con 10; UTF, con nueve; CCOO, con ocho; y al sindicato gallego de CIGA, con uno, los mismos que el vasco ELA.

Constituida la mesa, las partes se han citado para comenzar a negociar los términos del nuevo convenio el próximo 18 de octubre. De cara a esta negociación que se abre ahora, Gracia Álvarez, secretaria de la Federación de Sanidad de UGT, desea que los sindicatos entierren el hacha de guerra y vuelvan a "estar unidos y todos a una". Se muestra satisfecha por haber podido alcanzar ese acuerdo sobre el reparto y constituir la mesa y subraya que, a partir de aquí, el cometido debe ser "presentar una propuesta en condiciones a la patronal y que ésta la firme". Luis de Palacio, presidente de FEFE, confirma la celebración de una Junta a finales de mes en la que su bancada terminará de perfilar las suyas propias.

En la cabeza de las organizaciones sindicales solo debe estar, dice Álvarez, "la defensa de los intereses de los trabajadores", y eso pasa, a nivel salarial, por empezar a negociar desde la subida del 2% que establece la ultraactividad. Opina, en este sentido, que el Supremo no va a dar la razón a FEFE en relación con el XXV Convenio, lo que haría más factible que la patronal se aviniera a estas razones. Gerardo Mosquera, presidente de UTF, y María Victoria Gómez, responsable de Negociación Colectiva de CCOO, coinciden con el planteamiento de Álvarez.

Mosquera asegura que su organización respetará "lo que digan los tribunales", pero recuerda que "lo que está en vigor es el anterior convenio". No obstante, abre la puerta a que puedan quedar pendientes algunas cuestiones, como ésta o como la del número del Convenio, hasta que el Supremo se pronuncie y, mientras tanto, "empezar a negociar otras cuestiones y dejar el convenio preparado hasta que se pueda llevar a cabo".

Para él, disponer de un nuevo marco laboral "mayoritario y con unidad" es algo "muy necesario". Y es que, dice, "la farmacia tiene sus inconvenientes y esos inconvenientes los están pagando los trabajadores, y es necesario hablarlo y buscar acuerdos, para que la farmacia esté en la categoría que le corresponde y sus trabajadores también".

Gómez, quien intuye que el Supremo ratificará la sentencia de la AN, opina también que ese proceso judicial "no es óbice para empezar a negociar". Y de cara a que esa negociación no encalle, se adhiere a la idea de "no empezar por las cuestiones en las que pueda surgir el conflicto". "Eso no significa que no tengamos claro de dónde queremos partir, pero no vamos a entrar en discusiones bizantinas", asegura, y apunta a cuestiones como "la jornada laboral, la distribución horaria o los descansos" como aspectos en los que se puede ir avanzando y que para ellos, dice, "son importantes".

FEFE no ve en la cuestión salarial un gran escollo   

Pese a lo que se pueda pensar de inicio, la cuestión salarial podría no ser tan problemática, atendiendo a las declaraciones del presidente de FEFE, Luis de Palacio. Recuerda, en este sentido, que la diferencia entre la subida que marca el XXV Convenio, a la espera del Supremo, y la ultraactividad del XXIV, es un punto en dos años. Se muestra conocedor de las intenciones de los sindicatos de partir de la segunda opción, más favorable para los trabajadores de la farmacia, y, aunque anticipa que su intención es la otra, "porque el XXV Convenio que firmamos todavía puede tener validez", opina que "eso no puede ser lo que atasque la negociación, ya que lo que nos separa es una variación porcentual pequeña". "No creo que sea para tanto, ni que se vayan a romper las negociaciones por eso", añade.

Siguiendo con la cuestión salarial, cree que debería ser "una parte más de la negociación", sin más. En su opinión, hay "otras cosas más importantes" en juego, y señala a aspectos como algunas reformas que afectan a la farmacia, como las relacionadas con el registro, o la jornada laboral, así como la aplicación de los decretos leyes, donde cree que hay margen para discutir cómo quieren hacerlo ambas partes. Piensa que la clave está en que ninguno de los agentes acudan "con limitaciones".

Sobre el valor que pueda tener la sentencia del Supremo en el proceso de negociación, se limita, a su juicio, a determinar "que uno no pueda hacer lo que quiera en un proceso de estas características", en referencia a la actitud de CCOO, UTF y Fetrafa en la constitución de la mesa negociadora del XXV Convenio, de la que se autoexcluyeron por un presunto desacuerdo con el reparto que proponía UGT.

Con estos buenos ánimos, las partes, como se decía, se han emplazado para presentarse mutuamente sus propuestas el próximo 18 de octubre. Ese día se podrá comprobar si la disposición al entendimiento se consolida como actitud predominante en esta nueva etapa de la negociación colectiva en Farmacia.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz