Comparte esta noticia

Martínez Olmos pide a la farmacia que reflexione sobre lo que puede aportar ante los retos sociales y sanitarios

José Martínez Olmos, profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP) y ex portavoz del PSOE en Sanidad

CARLOS ARGANDA  |    06.10.2019 - 11:52

La evolución demográfica va a dar lugar a importantes retos para la sociedad del futuro y requerirá de una adaptación del sistema sanitario. Dar respuesta a las situaciones y al impacto que va a suponer el envejecimiento y la cronicidad debe ser, según el ex secretario general de Sanidad y ex portavoz del PSOE, José Martínez Olmos, una de las prioridades que debe tener la farmacia comunitaria para asegurar su propia viabilidad. 

Según Martínez Olmos, la profesión farmacéutica “tiene que ayudar a la Administración a que el Estado del bienestar sea viable” y, por tanto, debe colaborar para que “los recursos sean utilizados con eficiencia”. Para el actualmente profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP) esta cuestión supone para la farmacia “una gran oportunidad de colaborar con los retos del sector”. 

Además, el ex portavoz del PSOE en materia sanitaria en Congreso y Senado también consideró que la farmacia comunitaria tiene una responsabilidad mayor ya que, según él, “el futuro de la farmacia comunitaria y casi la de todo el farmacéutico como profesión, en todas sus áreas, depende de lo que pase en la farmacia comunitaria”.

Este experto quiso recordar a los asistentes la mesa ‘¿Lo hacemos solos? Inteligencia colaborativa’ que ha tenido lugar en el XI Congreso de Atención Farmacéutica en Cádiz que gran parte del gasto público se destina a las pensiones. En este sentido, explicó que actualmente se destina el doble a pensiones que a Sanidad y recordó que la sociedad no permitirá una reducción de esa prestación social. Por ese motivo, los recursos de las pensiones “compiten” por los mismos recursos que la sanidad.

Además de este reto por la evolución demográfica, Martínez Olmos planteó otra situación que, en la actualidad va en detrimento de la percepción que la sociedad y la administración tiene acerca de la farmacia comunitaria. Partiendo de una situación que la farmacia lleva tiempo queriendo revertir, como es el hecho de que la mayor parte de innovaciones se dirigen al hospital y no al ámbito de primaria, el ex secretario general consideró que “eso tiene consecuencias a nivel profesional”. A este respecto, consideró que esa ausencia de la farmacia en el manejo de la innovación disruptiva hace que tanto población como administración no vinculen la farmacia a esa innovación.

La eficiencia social de la farmacia

Por último, Martínez Olmos quiso aportar un argumento de eficiencia y valor social para la farmacia. En este sentido, señaló que actualmente la retribución pública de la red de farmacias por la dispensación de medicamentos a cargo de recetas del Sistema Nacional de Salud (SNS) asciende actualmente a 2.300 millones de euros. 

Con esa inversión, recordó el ex portavoz del PSOE, se da “soporte a las actividades de la farmacia y se generan 70.000 empleos”. Esta cifra, según Martínez Olmos, en materia de producción de empleo lo que aporta la farmacia “es más relevante” que el general de la Sanidad, que con 70.000 millones de euros de inversión da empleo a 1 millón de personas (32.900 euros públicos por cada empleo en farmacia por 70.000 euros por cada empleo en Sanidad).

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz