Comparte esta noticia

CAPF sobre excluir de la financiación en precio más bajo con descuento: “puede tener consecuencias negativas”

Félix Lobo, presidente del Comité Asesor de la Financiación de la Prestación Farmacéutica.

CARLOS ARGANDA  |    17.10.2019 - 19:16

El Ministerio de Sanidad ha publicado en su página web un informe en el que el Comité Asesor de la financiación de la prestación farmacéutica (CAPF) analiza y realiza propuestas de mejora a la versión de 11 de abril del Plan de acción para fomentar la utilización delos medicamentos reguladores del mercado en el SNS: medicamentos biosimilares y medicamentos biológicos.

Las mayores dudas que expresa el CAPF se refieren a la línea de acción que llama a introducir en el Sistema Nacional de Salud el precio más bajo con descuento. Acerca de esta cuestión, que el propio comité considera que “no está suficientemente detallada”, se considera que “excluir de la financiación a todos los medicamentos con un precio superior puede tener consecuencias negativas”. Además, estos expertos ponen de manifiesto que el modelo propuesto “dista de lo que sucede en los demás Sistemas de Precios de Referencia (SPR) europeos”. 

Según estos expertos en economía de la salud, que comparten “el objetivo de fomentar el uso de genéricos y biosimilares que llevan a más competencia y reducción de la carga del gasto farmacéutico”, reclaman “conocer en detalle la evolución y consecuencias que ha tenido en los últimos años el sistema de oferta de precios más bajos en las agrupaciones homogéneas”, un sistema que en sus inicios generó importantes problemas de desabastecimiento de las presentaciones financiadas.

Además, entre las propuestas del CAPF en relación a los genéricos, se incluye el impulso de “auténticas ventajas competitivas” tanto en términos sanitarios, como seria el uso de la denominación común internacional, como en términos económicos, como sería la transparencia y precios más bajos. Para este comité incidir en estos aspectos “parece mejor” que la preferencia de dispensación de genérico a igualdad de precio.

En cualquier caso, el comité considera que el sistema de precios necesita una reforma en profundidad, tanto para los medicamentos de nueva comercialización ya sean innovadores, repetitivos o genéricos, como para los productos que ya están en el mercado, especialmente el Sistema de precios de referencia”.

En relación con la devolución de descuentos por parte de la farmacia, el CAPF considera que el Sistema Nacional de Salud “debe ser beneficiario de una parte de los descuentos”, pero también reconoce que “otra parte debería quedar” para las farmacias para “incentivar” la utilización de los genéricos.

Biosimilares

Por su parte, en lo que se refiere a los medicamentos biosimilares, el CAPF apoya todas y cada una de las medidas propuestas por el documento inicial. “Se considera a los biosimilares, con las garantías ofrecidas por la EMA, como medicamentos intercambiables entre sí y con el original”, explica el informe al tiempo que destaca que el intercambio no incluye a una mera sustitución por el farmacéutico, sino que debe implicar al prescriptor.

A este respecto, las recomendaciones del CAPF en este sentido podría ser utilizadas como inspiración para que el Plan recoja ahora la realización del posicionamiento sobre intercambiabilidad. Entre ellas se indica que debería establecerse unos “criterios a nivel nacional, en las comisiones farmacoterapéuticas”. Además, “el intercambio debería contemplar evitar cambios muy frecuentes” y su selección se realizaría “a través de procedimientos de compras de acuerdo con la decisión por el órgano asesor-Comisión de farmacia y terapéutica en el ámbito hospitalario”. Por último, en caso de cumplirse los criterios, el CAPF considera que “salvo justificación expresa por el médico que atiende al paciente, se procedería al intercambio de biosimilar/original, con la información adecuada al paciente”. Lo que no indica el CAPF es que se deba utilizar la prescripción por principio activo en biológicos.

Al contrario que en el caso de los genéricos, que sí que considera necesaria la PPA, si bien introduce una mención a la isoapariencia al considerar que “habría que evitar en la medida de lo posible los cambios continuos en la medicación, con distinta apariencia por tratarse de distinto comercializador, en los casos concretos en que estos cambios supongan un alto riesgo de error o de problema en la toma del medicamento por parte del paciente”.

Igualmente el CAPF también ha considerado como “necesarias” las estrategias de información y formación tanto para pacientes como para profesionales sanitarias y que estas sean “adecuadas e imparciales”.

Separar genéricos y biosimilares y distinguir entre CCAA

En sus comentarios iniciales, el CAPF considera necesario que el Plan separe las acciones dirigidas a genéricos y a biosimilares “ya que los problemas de estos dos tipos de medicamentos no se pueden tratar de la misma manera”. Del mismo modo, también recomienda “generar diferentes estrategias a nivel de CCAA, ya que hay mucha variabilidad en el uso de estos medicamentos, genéricos y biosimilares según la CCAA”.

Además, el CAPF consideró que sería importante abrir un periodo de audiencia para el plan ya que “se podría beneficiar de incorporar aportaciones de otros colectivos profesionales o agentes sociales que hasta ahora no se han considerado”.

Por último, el mismo comité reclamó que sus propios informes debería publicarse en la web del Ministerio de Sanidad “para impulsar la transparencia”.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz