Comparte esta noticia

Aparicio pide evitar controversias que debiliten el consenso en vacunas

Amós García Rojas y Pilar Aparicio.

CARLOS ARGANDA  |    25.10.2019 - 15:18

“Se puede discutir, pero no en público, por favor”. Estas fueron las palabras que la directora general de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Pilar Aparicio, lanzó a los profesionales en relación con las controversias que se producen en relación con las decisiones de incorporación de vacunas a los calendarios oficiales de vacunación”. Así lo explicó durante su discurso de clausura de la ‘Jornada de concienciación sobre la vacunación’ organizada por la Asociación Española de Vacunología (AEV) en el Congreso de los Diputados.

Según Aparicio “hay que discutir entre nosotros, pero no con la ciudadanía ya que va a generar dudas entre los pacientes, los profesionales, la industria, y se producirá reducción de las coberturas”. A pesar de ello, cabe recordar que el Comité Científico de la Revista Española de Salud Pública, recientemente renovado, incorpora algunas voces críticas con una vacuna como la de la gripe, que forma parte de una de las estrategias de salud pública más claras del SNS.

En cualquier caso, para la directora general de Salud Pública, una de las claves para que en España la presencia de grupos antivacunas sea inferior a la de otros países del entorno es el consenso. “El consenso es importantísimo para que en nuestro país no prolifere el sentimiento antivacunas”, aseguró.

Aparicio explicó que una de las competencias clave del Ministerio de Sanidad es “garantizar la equidad”, por ese motivo, con las actualizaciones del calendario se busca esa guía. Según ella, el calendario vacunal, cuya actualización “es laboriosa e incorpora una metodología transparente”, debe ser único ya que “no hay diferencias epidemiológicas importantes en nuestro país”, por lo que “no hay justificación para calendarios diferentes”.

El criterio económico, el último

En cuanto a los criterios a utilizar, la directora general señaló que “el último elemento es el económico” y, a este respecto, aseguró que “no hay ninguna vacuna que no esté en el calendario por cuestión económica”.

Con ella coincidió el presidente de la AEV, Amós García Rojas, quien avaló que el proceso de incorporación de vacunas “es tremendamente riguroso”. Igualmente confirmó que “el coste-efectividad no es el elemento fundamental que decide la inclusión”.

La responsable de Salud Pública anunció también que en noviembre se procederá a una nueva actualización del calendario, en concreto en el ámbito de prematuros, si bien no dio más detalles hasta que la decisión fuera oficial y estuviera consensuada.

Aparicio aprovechó que su intervención tenía lugar en el Congreso de los Diputados y ante miembros de la cámara para poner en valor a los profesionales, en muchos casos “precarizados”, de Salud Pública del Ministerio y reclamó que se dote con mayores recursos a este departamento.

En gripe “vamos a peor”

En cuanto a la evolución de las coberturas de vacunación, Aparicio se mostró muy optimista con las tasas de primovacunación, “por encima del 95%”, por lo que consideró necesario “agradecer su labor a los profesionales y a las comunidades autónomas”. Este optimismo no es trasladable a la vacuna de la gripe. A este respecto, la directora general aseguró que la gripe A “fue un punto de inflexión” en la evolución de las coberturas de gripe y “todavía estamos pagándolo”.

En relación con la vacunación frente a gripe, el catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Valencia, José María Martín Moreno, que realizó una ponencia al inicio de la jornada, fue muy pesimista. “Vamos a peor”. Además, realizó una recomendación en cuanto a los datos que se recogen en las coberturas ya que, según él “falta lo fundamental”, que son las coberturas en aquellos pacientes con patologías crónicas, más susceptibles de riesgo en caso de contraer una gripe. Según él, un grave problema es que “muchas veces se subestima la importancia de la gripe”.

José María Martín Moreno

A este respecto, García Rojas quiso poner el foco en los profesionales ya que aseguró que ha “reticencias” para la vacunación. En este sentido, consideró necesario avanzar en concienciación de estos colectivos ya que “si el sanitario no se la cree, difícilmente va a recomendarla”.

Es necesaria más inversión

García Rojas también aprovechó su intervención inicial para poner encima de la mesa algunas cifras de las vacunas. Según dijo se invierte en vacunas “solo el 1,5% del gasto farmacéutico”,y a pesar de ello, se somete al mundo de las vacunas y, en especial, a la de gripe, “a mucha tensión” en la gestión. Por eso, para este experto, es “algo que no tiene sentido”.

Con el presidente de la AEV coincidió Martín Moreno, quien consideró que “hay que invertir más en salud pública” y, mostró algunas cifras que resultan muy llamativas en relación a cómo se ve por parte de los poderes públicos a la salud pública.

Martín Moreno explicó que la crisis impactó en el sector sanitario reduciendo sus presupuestos en un 14%. Por subsectores, destacó entre otros a los servicios hospitalarios, que cayeron un 3,18%, la farmacia que bajó un 29% y Salud Pública, que vio reducido su presupuesto en un 76,89%.

A lo largo de su intervención, este experto realizó una defensa de las vacunas tanto desde el punto de vista sanitario como económico. A este respecto, recordó que las vacunas son una intervención “altamente costo-efectiva” y con potencial de ahorro directo e indirecto. Desde el punto de vista sanitario, “disminuye hospitalizaciones, tratamientos caros, discapacidades, efectos a largo plazo, etc.”. Según indicó, “intervenciones como las vacunas, en el momento adecuado logran un buen retorno de la inversión”.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz