Comparte esta noticia

Similitudes y diferencias entre ‘las tres derechas’ en Sanidad ante el 10N

FRAN ROSA  |    06.11.2019 - 17:30

Tras analizar los parecidos y las divergencias entre las propuestas de PSOE, Unidas Podemos y Más País para las elecciones del próximo domingo 10 de noviembre (10N), este periódico ha realizado un ejercicio de comparación, también, entre las formaciones que aglutinan los apoyos por la derecha del espectro político español.

Así, se ha observado que los programas de las tres derechas convergen en torno a la idea de unificar más la prestación, aunque se perciben distintos grados. La apuesta por una tarjeta sanitaria individual única para poder acceder a las prestaciones del Sistema Nacional de Salud en condiciones de igualdad en todo el Estado es un ejemplo que une en el mismo punto a Partido Popular, Ciudadanos y VOX. También lo es la propuesta de un calendario vacunal único. Cabe destacar, no obstante, que ambos proyectos, si bien no han terminado de hacerse completamente efectivos, han sido ya acordados en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS).

Ocurre algo parecido con la propuesta de Ciudadanos y VOX de diseñar una Cartera Común de Servicios del Sistema Nacional de Salud igual para todos los ciudadanos, la cual se puede decir que ya existe. Aunque igual de cierto es que son muchas las voces que se quejan de que, en la práctica, existen diferencias en el acceso a determinadas prestaciones entre comunidades autónomas.

Tanto VOX como el PP abogan por incluir la salud bucodental entre esas prestaciones, aunque con matices: VOX lo reduce a pacientes pediátricos, "hasta el recambio de la dentición temporal". El PP, en cambio, lo hace extensivo a "colectivos de mayor vulnerabilidad, especialmente entre niños, mayores con escasos recursos y personas con discapacidad".

VOX propone recentralizar competencias

Para eliminar las divergencias entre el acceso a la prestación entre CCAA, VOX tiene su propia solución: "Transformar el Estado autonómico en un Estado de Derecho unitario que promueva la igualdad y la solidaridad en vez de los privilegios y la división". Como paso previo a su idea de instalar "un solo Gobierno y un solo Parlamento para toda España", plantean "la devolución inmediata al Estado de las competencias de Sanidad (junto a las de Educación, Seguridad y Justicia), limitando en todo lo posible la capacidad legislativa autonómica".

La formación liderada por Santiago Abascal se queda sola en la defensa de la recentralización de competencias (como le pasa en la propuesta explícita de eliminar la sanidad para los inmigrantes irregulares, más allá de las urgencias, y la propuesta de un copago para los que no lleven más de 10 años en el país). El PP promete, también en clave de defensa de la identidad nacional, que "la única lengua cuyo conocimiento será un requisito indispensable para el acceso a un empleo público como el sanitario será el castellano". Los populares proponen que las lenguas cooficiales se consideren "un mérito, nunca un requisito excluyente".

En cuanto al modelo de gestión, hay una coincidencia entre los populares y Ciudadanos en la defensa de la libertad de elección del centro donde el paciente prefiere ser atendido. El PP habla de promover "la libertad de elección de profesional y de centro sanitario en el marco del Sistema Nacional de Salud", siendo el Gobierno quien arbitre "la fórmula de compensación intercentros". La formación naranja, por su parte, anuncia su intención de "promoveremos la libre elección de hospital de modo progresivo". Y añaden: "El paciente podrá elegir si es operado de una patología en el hospital más próximo o si, por el contrario, prefiere ser tratado en otro lugar de su preferencia o en el que pueda ser atendido antes". Teniendo en cuenta la situación que se da en comunidades autónomas como la madrileña, donde la elección de un centro concertado suele reportar al paciente la obtención de una cita con mayor prontitud, pareciera que esta medida tiene que ver con la disposición mostrada por ambas formaciones por impulsar un modelo que combine la titularidad pública con la gestión pública y también privada.

Gestión de las listas de espera

En relación con los tiempos de atención, precisamente, VOX se limita a proponer una "gestión integral de las listas de espera", mientras que el PP se compromete a, "en coordinación con las comunidades autónomas, garantizar el acceso a pruebas diagnósticas e intervenciones en un tiempo máximo de 30 días". Ciudadanos, promete que la publicación de "las listas de espera estructurales será obligatoria, tanto de intervenciones quirúrgicas, como de consultas y pruebas diagnósticas", y que "la alteración voluntaria de los datos contenidos en las listas de espera será considerado una falta grave".

En el apartado de medidas dirigidas a los profesionales sanitarios, la formación que encabeza Pablo Casado plantea "impulsar una reforma de las condiciones de trabajo, retributivas y de desarrollo profesional" para adaptarlas, dicen, "al nuevo marco social, dignificar su trabajo y dotarlo de la flexibilidad necesaria". Los de Albert Ribera hablan de "acabar con la precariedad, el abuso de la temporalidad y la interinidad que sufren los profesionales sanitarios", así como establecer "un nuevo baremo nacional de méritos y capacidades que facilite la cobertura inmediata de plazas vacantes en cualquier punto del país y mejore la movilidad de nuestros profesionales sanitarios".

Compras de medicamentos

En lo que se refiere a las adquisiciones, entre ellas las de medicamentos, VOX propone el "establecimiento de un sistema de compras centralizado, mediante el uso de internet, que permita optimizar la eficiencia y la garantizar la transparencia de las decisiones económicas", una medida que comparten con Ciudadanos, que habla también de "fomentar la compra centralizada de medicamentos para reducir costes e impulsar convenios a tal efecto entre las CCAA".

La formación naranja también incluye en su programa la "creación de un Fondo de Garantía de Medicamentos para que ninguna persona se vea privada de sus fármacos por carecer de recursos", así como "la eliminación del copago para dependientes severos y grandes dependientes", a lo que suman el aumento de la dotación del Fondo de Cohesión Sanitaria para "mejorar el tratamiento de las enfermedades poco frecuentes".

También opinan que habría que "convertir la investigación biosanitaria en una actividad fundamental de los centros sanitarios", para lo que promten "promover la captación de talento investigador y el desarrollo de las carreras científicas de los profesionales sanitarios", con el fin de "liderar, desde la sanidad pública, el avance hacia una medicina genómica, personalizada y de precisión".

Solo el PP se refiere al modelo de farmacia, comprometiéndose además al "impulso de iniciativas y acuerdos para la integración de ésta en las estrategias nacionales de salud". También prevén "aumentar el valor sanitario de la farmacia rural a través de la interoperabilidad con el resto del sistema de salud".

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz