Comparte esta noticia

La queja de los diabéticos paraliza la sustitución de glucómetros en Madrid

DIARIOFARMA  |    10.11.2019 - 13:32

La Comunidad de Madrid ha decidido paralizar temporalmente la sustitución de los medidores de glucosa que tenía programada y que buscaba concentrar la prescripción de glucómetros hacia los de una única compañía tras la adjudicación de un Acuerdo Marco el pasado mes de enero.

Representantes de la Federación de Asociaciones de Diabéticos de la Comunidad de Madrid (Fadcam) y de la Federación Española de Diabetes (FEDE) se reunieron el pasado miércoles 6 de noviembre, con miembros de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, con el objetivo de trasladarles “su total disconformidad respecto a la medida que se pretende adoptar en relación al cambio de medidores de glucosa, ya que afectaría muy negativamente al buen control y la adherencia al tratamiento” de las personas con diabetes de la Comunidad de Madrid.

Según explican desde Fadcam y FEDE, la Consejería de Sanidad pretende sustituir los actuales medidores que se dispensan a las personas con diabetes, por otros “de dudosa calidad”, debido a que, tal y como ha apuntado el vicepresidente primero de FEDE, Aureliano Ruiz Salmón, “a día de hoy, no contamos con ninguna información sobre estos nuevos medidores; de hecho, actualmente no están presentes en ninguna otra CCAA, por lo que no se tienen criterios de valoración para poder confirmar o no su calidad y fiabilidad, algo que es indispensable para tomar medidas que no afecten negativamente a la salud de las personas con diabetes”.

Tal y como han informado las asociaciones de pacientes, los representantes de la Administración, concretamente el director general de Proceso Integrado de Salud, Manuel Ángel de la Puente; la subdirectora general de Farmacia, María José Calvo; y la gerente asistencial de Atención Primaria, Marta Sánchez-Celaya, analizaron las demandas de Fadcam y FEDE, y tras ello, “han decidido paralizar temporalmente la adopción de esta medida, y analizar en detalle todo lo trasladado por los representes de los pacientes, antes de seguir adelante con esta medida”.

Inicialmente excluida

Se da la circunstancia de que los medidores en cuestión pertenecen a la empresa Labiana Pharmaceuticals, que fue excluida inicialmente del concurso al no cumplir con algunos de los requisitos. Entre otras cuestiones, el informe técnico de 17 de abril de 2018, al que ha tenido acceso Diariofarma, señalaba que “Labiana no presenta ficha técnica, aunque certifica el cumplimiento de PPT”. A este respecto, las instrucciones tanto del lector como de las tiras están en inglés. Además, tampoco se certificaba que sus sistemas no presenten “interferencias ni con la maltosa ni con la galactosa ni paracetamol”.

A pesar de esta exclusión inicial, tras un recurso del laboratorio, el glucómetro de Labiana fue finalmente incluida en el concurso, resultando seleccionado en el acuerdo marco.

De este modo, el pasado 25 de enero se adjudicó el lote 1 del concurso, destinado al uso por pacientes con diabetes, a siete empresas incluyendo un total de doce productos. Desde entonces, los profesionales han podido prescribir cualquiera de ellos teniendo en cuenta las necesidades de los pacientes. No obstante, a finales de octubre se remitió un escrito desde la Gerencia de Gestión y Servicios Generales dirigido a todos los Centros de Madrid, donde según explican a Diariofarma fuentes del sector “da instrucciones para una prescripción prácticamente monopolística para la empresa de menor precio”, Labiana.

Esta decisión supone, según expertos consultados, “un importante perjuicio para los pacientes que ya están acostumbrados al uso de un equipo medidor diferente que ya se ajusta a sus necesidades”. Además, muchos pacientes que utilizan aplicaciones de telemedicina podrían perder esta posibilidad, así como la comparación con el histórico de sus datos.

Además, en el ámbito profesional, se estaría limitando la libertad de prescripción de los profesionales para elegir el producto que mejor se ajuste a las necesidades de cada paciente ya que se exige la elaboración de un informe para justificar una elección diferente a la de Labiana, hecho que supone una traba administrativa. Por otro lado, poner en marcha una sustitución de lectores supondría una importante carga de trabajo para los profesionales de enfermería que tendrían que instruir en el manejo de los nuevos equipos a un número muy importante de pacientes afectados por la medida.

Contar con los pacientes

Desde Fadcam y FEDE esperan que la respuesta final de la administración “sea satisfactoria”. No obstante, la presidenta de Fadcam, Ana Belén Torrijos, trasladó la importancia de que, a la hora de adoptar medidas de este tipo, debe contarse con los pacientes, pues son temas muy delicados, y afirmó que “el no contar con los pacientes cuando se quieren adoptar decisiones de este tipo no es la mejor manera de velar por los intereses y la calidad de vida de las personas con diabetes de la Comunidad de Madrid”.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz