Comparte esta noticia

La SEFH reivindica el papel de los FH en la dispensación de la PrEP

Olga Delgado, presidenta de la SEFH

DIARIOFARMA  |    18.11.2019 - 12:04

La Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) ha emitido un documento de posicionamiento en relación con la dispensación de la profilaxis preexposición (PrEP) contra el virus del VIH, subrayando que "es fundamental que se den las garantías legales y asistenciales", lo que implica, a su juicio, que "se cuente siempre con la actuación profesional de los farmacéuticos especialistas para la dispensación y seguimiento de las personas en profilaxis, para lo que es necesario que se incorporen centros con Servicio de Farmacia para la dispensación de la PrEP".

En relación con esto, aluden al 'Documento de Consenso sobre Profilaxis Preexposición al VIH en España', elaborado por el Plan Nacional Sobre el Sida-Grupo de Expertos PrEP, editado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en enero 2018, que en su capítulo 7, sobre Prestación del Servicio se indica que las unidades asistenciales para la dispensación de la PrEP deberían cumplir con una serie de requisitos, entre los que se encuentran la disponibilidad en el centro de un Servicio de Farmacia Hospitalaria para la custodia, dispensación y monitorización del uso de la medicación.

Esto se debe, explican, a que los medicamentos utilizados en PrEP están clasificados como de Uso Hospitalario, por lo que, de acuerdo con el artículo 24.3 del Real Decreto 1345/2007, su adquisición, dispensación y control debe realizarse en el medio hospitalario. "A estos efectos debemos recordar que, de acuerdo con lo establecido en el art. 84 del Real Decreto Legislativo 1/2015, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios, la dispensación y gestión de los medicamentos en el ámbito hospitalario es una función de los servicios de Farmacia", afirman, y aluden también al artículo 85.2 de la citada norma: "Las actuaciones de dichos servicios deben prestarse con la presencia y actuación profesional del farmacéutico especialista en farmacia hospitalaria".

A nivel médico, la SEFH recuerda que la dispensación de la PrEP requiere un control periódico cada tres meses de la ausencia de infección por VIH-1, ya que en caso de infección no detectada y continuar con la profilaxis, existe el riesgo de aparición de mutaciones de resistencia al VIH-1 en individuos con infección no detectada.

"También se hace necesaria la actuación profesional del farmacéutico especialista en la revisión de las posibles interacciones de la profilaxis, incluso con medicamentos de uso tan habitual como los antiinflamatorios no esteroideos, por el riesgo de nefrotoxicidad, entre otros", prosiguen.

Función para mejorar la adherencia

Defienden el valor de la actuación profesional de un farmacéutico especialista, asimismo, para garantizar la adherencia al tratamiento que, como indica el mismo Documento de Consenso sobre Profilaxis elaborado el año pasado por el Plan Nacional sobre el Sida, está íntimamente ligada a los resultados de eficacia.

De hecho, en el capítulo 6 sobre Control y Seguimiento Clínico de este texto se dice que "la intervención farmacéutica en el momento de la dispensación es una importante medida de refuerzo de la adherencia y de monitorización de objetivos en relación a la farmacoterapia e interacciones con las distintas sustancias que consuman los pacientes".

Toda esta labor se podrá realizar adecuadamente si se tiene acceso a los datos clínicos y analíticos de las personas a las que se les dispense la PrEP, en el que se pueda valorar su tratamiento completo, datos de seguimiento de posibles efectos adversos y registros de dispensación.

La SEFH concluye destacando la experiencia de los FH en el desarrollo de programas de Atención Farmacéutica para pacientes con infección por VIH, su trabajo en colaboración con servicios de Enfermedades Infecciosas y su integración en equipos clínicos como valores para su participación en el adecuado control de la adherencia, la detección y el manejo de posibles eventos adversos e interacciones con el resto del tratamiento y otras sustancias, así como la comunicación directa y fluida con los servicios médicos del hospital. Asimismo, hacen referencia a la labor de los especialistas en promoción de hábitos saludables, como muestra el el desarrollo puesto en marcha por la SEFH, en colaboración con Apoyo Positivo, de la app PrEPARADXS para la mejora de la salud sexual en la población, y el programa de Paciente Experto VIH 2.0, desarrollado en colaboración con la Universidad de Standford y diversas ONGs.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz