Comparte esta noticia

La relación entre médicos e industria es "imprescindible", según Semergen

Imagen de la presentación del documento de posicionamiento de Semergen sobre la relación médicos-industria.

DIARIOFARMA  |    02.12.2019 - 17:34

La Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) ha elaborado un documento de posicionamiento sobre la relación entre médicos de Familia y la industria farmacéutica, la cual, han remarcado, "no solo es inevitable, sino que resulta deseable e imprescindible para facilitar y optimizar la formación médica y la investigación clínica". No obstante, han reconocido que "esta vinculación debe asentarse en unos principios claros, bien definidos, compartidos y conocidos por todos los agentes de salud".

Desde Semergen explican que el origen del texto está en una mesa redonda organizada en el marco de su 41º Congreso Nacional, donde ponentes de distintos perfiles debatieron sobre el papel de la industria farmacéutica en el impulso a la formación e investigación entre los médicos de Atención Primaria. Entre ellos, Humberto Arnés, director general de Farmaindustria; Gregorio Armenteros, director de Compliance de la compañía farmacéutica Pfizer; Oriol Güell, periodista especializado en Salud del periódico El País; Andoni Lorenzo, presidente del Foro Español de Pacientes (FEP); José Luis Llisterri, presidente de Semergen; José Martínez Olmos, ex secretario general de Sanidad, y Serafín Romero, presidente de la Organización Médica Colegial (OMC).

Fruto de aquel debate y sus conclusiones es este documento que se presenta ahora, y en el que se establecen varias obligaciones y responsabilidades, que aplican a cada uno de los actores implicados.

En relación con los médicos, la Sociedad establece que "un deber ético" la actualización de conocimientos y competencias para que pueda haber "calidad y excelencia en la prestación sanitaria". En este sentido, la Administración tiene el deber, también, de facilitar la formación continuada. La formación tiene que ser, inciden, "humana y profesional".

La intervención de la industria en ese proceso estaría justificada, no obstante, según Semergen, por "el rápido e incesante avance en la investigación en ciencias de la salud, así como la aparición de nuevas pruebas diagnósticas y nuevos tratamientos". Eso hace "necesaria", dicen, "la relación entre los médicos y la industria farmacéutica a través de los congresos y jornadas científicas".

También consideran que esta colaboración es necesaria en tanto que "la participación de los médicos de Familia en estudios de investigación promovidos por la industria farmacéutica proporciona experiencia clínica, prestigio, crecimiento curricular" a éstos. Además, continúan desde la Sociedad, suponen "una oportunidad de inversión y ahorro de costes para el Sistema Nacional de Salud (SNS)". "Esta sinergia permite seguir avanzando y promoviendo la investigación clínica en Atención Primaria", prosiguen.

Semergen parte de la base de que los laboratorios "cuentan con conocimiento de vanguardia en nuevas técnicas, terapias y procedimientos" y tienen "la legítima necesidad y la obligación de difundir ese conocimiento entre los médicos, para que estos puedan aplicar esa excelencia en sus pacientes". Opinan además que "la industria está comprometida con los más estrictos principios éticos de profesionalidad, responsabilidad y transparencia".

Como obligación, le imponen al sector el "velar por la calidad de los contenidos formativos que ofrece a los profesionales, diferenciando claramente los que es información científica y clínica de lo que es material promocional". Y, en relación con las contraprestaciones económicas ligadas a la difusión de los conocimientos científicos y clínicos y, generados por la colaboración de los médicos con la industria farmacéutica, consideran que deben "estar sujetas ineludiblemente al Código de Buenas Prácticas" de Farmaindustria, lo que implica que sea transparente y con información de acceso público.

El papel de las sociedades científicas

En cuanto al papel que deben jugar las sociedades científicas, Semergen considera que "son un buen vehículo para canalizar la financiación de proyectos de investigación y actividades de formación, dado que tienen la estructura, conocimientos y recursos para priorizar la inversión en las áreas de mayor interés o necesidad". Deben dar a conocer a sus asociados, eso sí, "los procedimientos que regulan la colaboración con la industria, contribuyendo a integrar de forma natural estos procesos en la actividad cotidiana".

Para concluir, reiteran la responsabilidad de "Administraciones públicas, sociedades científicas y organizaciones profesionales" en la promoción de la formación de médicos en competencias, como la evaluación de tecnologías sanitarias, métodos de investigación, comunicación científica, "que permitan la adecuada interpretación de la información recibida".

En el caso concreto de las sociedades científicas y los laboratorios, éstos deben velar, dicen, "por detectar y evitar prácticas que se alejen" de colaboraciones basadas en la búsqueda de los mejores resultados en salud, "y que puedan mermar la imagen y la reputación de la organización y del colectivo".

Es responsabilidad de todos, concluyen, el "trabajar por generar confianza en la sociedad y también entre los propios profesionales médicos, que deben recibir mensajes rigurosos, objetivos y reales sobre la relación que debe existir entre profesionales e industria farmacéutica para asegurar la mejor formación continuada posible de los profesionales sanitarios y su participación en proyectos de investigación clínica".

La visión de las partes

En la presentación del documento participó, además del presidente de Semergen, José Luis Llisterri, José Ramón Luis-Yagüe, director de Relaciones con las Comunidades Autónomas de Farmaindustria, quien opinó que "el posicionamiento de Semergen puede ser una palanca que contribuya a fortalecer la relación que los laboratorios ya tienen, y que viene de lejos, con los profesionales sanitarios y con las sociedades científicas, que responde a una necesidad legítima de ambos y al compromiso de la industria farmacéutica con la transparencia".

Desde Farmaindustria se insiste en que "un médico bien formado mejora la asistencia a los pacientes y contribuye a obtener los mejores resultados en salud y, por tanto, a la eficiencia".

Por su parte, el ex secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, ha calificado el documento de Semergen como "una iniciativa positiva, porque supone una posición de compromiso público y de responsabilidad social que procede de una importante organización profesional". En su opinión, "va a contribuir a reforzar un escenario con garantías éticas y de transparencia que resulta muy necesario". 

Finalmente, Andoni Lorenzo, presidente del Foro Español de Pacientes, ha calificado la iniciativa como "valiente": "Se trata de un posicionamiento atrevido, porque no huye del debate sobre la relación de la industria con las sociedades científicas, poniendo en valor la importancia de la investigación y lo que aporta a los pacientes y a la sanidad en una área tan importante como la Atención Primaria". A su juicio, "es muy importante desterrar de la opinión pública la mala prensa de la industria farmacéutica y poner en valor todo lo que aporta en cuanto a la calidad de vida de los pacientes". También ha destacado la defensa que se hace de la colaboración entre todos los agentes, situando la transparencia como el eje fundamental de esta relación.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz