Comparte esta noticia

Farmaindustria propondrá una modificación normativa para proteger a la innovación incremental del SPR

Imagen de la jornada de Farmaindustria sobre innovación incremental.

DIARIOFARMA  |    13.12.2019 - 14:51

Farmaindustria organizó esta semana jornada sobre innovación incremental en la Real Academia de Medicina de Cataluña, en Barcelona, en la que se abordó el nuevo paradigma que se deriva de la medición los resultados de eficacia de los medicamentos en la vida real.

La patronal defiende que las variaciones en la formulación y el concepto original del medicamento generan en muchos casos "grandes ventajas para pacientes y profesionales sanitarios", como mayor rapidez de actuación, facilidad de uso o mejoras en la eficacia del compuesto y en la adherencia del paciente al tratamiento. "Sin embargo", apuntó el director del Departamento Técnico, Emili Esteve, "los reguladores raramente entienden como un progreso el valor añadido que ofrece la innovación incremental frente a los tratamientos ya existentes, mientras que los pacientes y los médicos sí consideran estas mejoras como un avance importante para el abordaje de la enfermedad".

Esteve anunció, en este sentido, que la patronal está trabajando en un plan específico para fomentar el reconocimiento de los procesos de innovación incremental de los medicamentos en nuestro país, y evitar así, por ejemplo, la erosión que provoca el sistemas de precios de referencia. De lo que se trata, en este sentido, es que se reconozca el esfuerzo inversor y a la aportación añadida, puesto que, al incorporarse la nueva presentación al sistema de precios de referencia, su precio se equipara a las presentaciones ya existentes.

Farmaindustria cita, como ejemplos de innovación incremental, la polipíldora cardiovascular, una reformulación de un antifúngico que consigue los mismos efectos con la mitad de la dosis, un dispositivo tecnológico que permite al paciente con Parkinson tomarse la cantidad de medicación correcta a la hora adecuada, una pluma precargada para administrarse uno mismo la solución de adrenalina en caso de una reacción alérgica grave o la combinación de dos analgésicos en un solo comprimido para mejorar la adherencia al tratamiento contra el dolor.

Para conseguir un mayor reconocimiento, Farmaindustria va a proponer una modificación de la regulación actual "que permita que cierta innovación incremental pueda ser calificada de interés para el SNS y, en consecuencia, no quede atrapada por el Sistema de precios de referencia", señaló Esteve. "Esta calificación de interés para el SNS también podría ser aplicable a otros medicamentos en riesgo de desaparecer del mercado".

En el citado plan también se solicitará, explican, "una mayor participación de los profesionales sanitarios y de los representantes de los pacientes en los procesos de precio y financiación de los medicamentos, para que trasladen su visión acerca de las ventajas que suponen estas innovaciones, aspectos hasta ahora poco tenidos en cuenta". "Es crucial que en la evaluación se incluya información sobre la experiencia de uso del producto, que se incorpore información adicional del fármaco tras su lanzamiento, de forma que permita reevaluarlo, y que en la fijación del precio se estime mejor el valor global que aporta", opinó Esteve, quien destacó la oportunidad que supondría para "compañías de pequeño y mediano".

El vicepresidente de Farmaindustria, Juan Carlos Aguilera enfatizó la importancia que tiene para Farmaindustria esta iniciativa, que cuenta con el respaldo de compañías pertenecientes a todos los grupos estatutarios de la Asociación, con las consecuencias que esto tiene tanto para los pacientes como para el conjunto de la sociedad, en virtud del tejido investigador y productivo que se genera alrededor.

La medida del reto que implica conseguir el reconocimiento por parte de las autoridades sanitarias la dio Ana Pérez Velamazán, directora de Consultoría de Iqvia España, que destacó los principales puntos de un reciente estudio elaborado por la consultora, por encargo de la Federación Europea de la Industria Farmacéutica (Efpia), en el que se refleja las diferencias que reguladores y pagadores tienen en la percepción del valor añadido que ofrece la innovación incremental. Según el informe, médicos y pacientes reconocen la notable aportación terapéutica de estas innovaciones y las sitúan al mismo nivel en términos de valor añadido que a los fármacos que presentan mecanismos de acción completamente nuevos; en cambio, los gestores sanitarios sí reconocerían el valor añadido de los medicamentos radicalmente innovadores, pero parecen resistirse a hacerlo con las distintas fórmulas de mejora que se agrupan bajo el concepto de innovación incremental.

lineagris-494

Print

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz