Comparte esta noticia

Los servicios de salud autonómicos avanzan en su digitalización, aunque existen barreras

FRAN ROSA  |    19.12.2019 - 20:35

Más allá de las ponencias de representantes de IBM y Google Cloud, que sirvieron para identificar algunas tendencias en la digitalización de los sistemas sanitarios, la Jornada de Trabajo que organizó Diariofarma, titulada ‘Cómo irrumpe la transformación digital en la Sanidad’, sirvió para comprobar de primera mano los avances que, en este sentido, se están produciendo en el seno de los servicios de salud autonómicos. Como conclusión, se puede decir, no sin matices, que los gestores sanitarios autonómicos están apostando por ello, aunque existen barreras en los planos regulatorio, contractual y organizativo que hacen que ese avance no sea tan rápido como algunos de ellos desearían.

Como se especificó en la primera información publicada sobre el encuentro, que contó con la colaboración de Pfizer y Celgene, en él participaron representantes de Murcia, Baleares, Navarra, Comunidad Valenciana, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Andalucía, Cataluña, Cantabria y Madrid, algunos de ellos en representación de sus respectivos gerentes del servicio regional de salud, que pasaron a narrar sus experiencias, a compartir sus impresiones y desvelar algunos proyectos.

Murcia

La primera en intervenir fue Teresa Martínez, directora general de Planificación, Farmacia, Atención al Ciudadano e Investigación de la Región de Murcia, quien reconoció que, a día de hoy, "cada servicio de salud desarrolla las tecnologías como considera", y admitió que esto "está pasando factura" al Sistema Nacional de Salud (SNS) como conjunto.

Sobre la transformación digital en el Sistema Murciano de Salud, destacó el Portal del Paciente, al que los usuarios pueden acceder desde el móvil para, por ejemplo, pedir citas, cambiarlas, acceder a su historia clínica. "Cada día incorporamos nuevas funcionalidades. Un ejemplo reciente tiene que ver con el control del Sintrom", afirmó, y aseguró que han comenzado a desarrollar algunas en formato app. El objetivo principal, apuntó, es mejorar la accesibilidad para el paciente, aunque opinó que las tecnologías "también pueden servir para descargar a los profesionales de burocracia, de modo que puedan dedicar más tiempo al paciente".

Entrevista en directo a Enrique Ruiz Escudero, consejero de Sanidad de Madrid.


Entre las dificultades, situó las propias de un sistema "muy garantista", y tienen que ver, principalmente, con el proceso de acreditación, que, dijo, "es complicado". "Eso hace que la accesibilidad no sea tan buena. Necesitamos sistemas que faciliten esto", reconoció, sin perder de vista la nueva normativa de Protección de Datos.

Y es que, entre las amenazas principales situó las referidas a la ciberseguridad. "Nosotros que somos una comunidad pequeña, gastamos casi un millón en sistemas de seguridad. Nos genera energía y recursos", señaló, y se preguntó si nuevos sistemas, como los de blockchain, no podrían servir para mejorar la situación. En este punto intervino Andrew Fried, responsable mundial de Healthcare & Life Sciences de IBM, quien opinó que estos sistemas están más pensados "para el comercio de mercancías" y para garantizar la seguridad en las transacciones entre organizaciones.


Baleares

En representación de Baleares participó Eugenia Carandel, directora de Asistencia Sanitaria, quien ubicó la primera experiencia en transformación digital en esta comunidad autónoma "en el año 2002, con la creación del primer hospital sin papeles, el Son Llatzer". Desde entonces se habría trabajado "en el desarrollo de aplicaciones para mejorar la accesibilidad para pacientes y profesionales". De hecho, ahora están en la fase de desarrollar nuevas herramientas a través de procesos de compra pública innovadora, dijo.

Y en este proceso han descubierto que uno de los retos está, actualmente, en el campo de la legislación, a la que calificó como "muy restrictiva, por garantista". Puso como ejemplo las experiencias de algunas gerencias que habrían desarrollado proyectos de telemedicina, "con los enfermos encantados, y los médicos también, pero que han sido tumbados por el responsable de Seguridad".

Otro de los retos está, dijo, en "las complicaciones burocráticas" implícitas al proceso de contratación. Junto a eso, situó lo que denominó "analfabetismo en sistemas de información", que afecta incluso a la élite de su organización: "A veces dificultades para entender entre info estructurada y no estructurada y no entienden que le demos los datos que están generando en su día a día".

Navarra

De los avances en el Servicio Navarro de Salud habló Javier Turumbay, subdirector de Tecnologías y Sistemas de Información del Departamento de Salud, quien diferenció entre la digitalización de procesos y "la transformación digital del sistema para que sea más sostenible y se ponga al paciente en el centro". En lo primero, dijo, van "veloces". "Lo segundo ya es más complejo", apostilló.

Lo que han hecho ya ha sido creara una base de datos poblacional, "que cada vez cuenta con más datos, que están siendo integrados en la historia clínica". El objetivo es, "ya que los profesionales tienen que hacer ese esfuerzo, establecer herramientas para que, una vez introducida la información, puedan acceder a cuadros de mandos que les ayuden a la gestión de las enfermedades". De esta forma se podrán salvar unas reticencias que son comunes en todos los servicios de salud.

Para el año que viene se han planteado, además, aplicar la inteligencia artificial a las retinografías. Prevén, en este sentido, "poder predecir la aparición de enfermedades a través del uso de un algoritmo". No obstante, en lo relativo a la aplicación de la inteligencia artificial, reconoció que no están del todo preparados, y que van a necesitar impulsar la formación a todos los niveles, y de forma particular a nivel jurídico.

Comunidad Valenciana

La directora general de Planificación, Eficiencia Tecnológica y Atención al Paciente de la Consellería de Sanidad de la Comunidad Valenciana, Llanos Cuenca, hizo referencia a la intención de crear una Comisión de Evaluación de Tecnologías, para soportar las decisiones de incorporar, o no, determinados avances tecnológicos. Lo que tienen hoy son iniciativas particulares de las gerencias y, a su juicio, habría que "mejorar la gobernanza y alinear" la utilización que se hace de ellas en el servicio de salud.

Dicho esto, reconoció que tienen algunos proyectos en el campo del big data, combinando imagen molecular y medicina personalizada, y admitió que "se está valorando la posibilidad de aplicar compra pública innovadora".

En el apartado de los retos, situó la necesidad de cuidar la calidad de los datos, para su explotación conduzca a decisiones adecuadas. Junto a esto, identificó la necesidad de dimensionar adecuadamente los departamentos de tecnologías de la información, ya que "cada vez están asumiendo más carga por la propia evolución de la tecnología", así como la de garantizar la seguridad. "Estamos empezando a operar con robots, y estamos usando otras tecnologías, y nos sentimos un poco indefensos", dijo, en relación con la posibilidad de que se pueda extraer información de estos aparatos con operaciones de hackeo.

Castilla y León

En el sistema sanitario de Castilla y León también se ha producido un incremento importante del uso de tecnologías. Así lo indicó María Ángeles Cisneros, directora general de Infraestructuras y Tecnologías de la Información de Castilla y León, quien recordó que se trata de una autonomía con altos índices de dispersión y envejecimiento y que éstas, en muchos casos, pueden ser la solución para mantener la comunicación con los pacientes y entre centros.

En este sentido, mencionó la puesta en marcha de programas de teleasistencia a zonas rurales y con población mayor, así como en el fortalecimiento de las interconsultas entre Primaria y Especializada para "solventar situaciones sin presencia del paciente y poder ahorrarle desplazamientos".

Otro objetivo que se han marcado es el de unificar lo máximo posible la gestión, dado el diferente grado de desarrollo tecnológico de los 14 hospitales de que disponen. "Cada uno dispone de aquello que ha podido implantar. Algunos tienen sistemas estupendos, otros cuentan con menos medios. El objetivo es fomentar alianzas, y no que los 14 hospitales ofrezcan estudios genéticos, por ejemplo", concluyó.

Castilla-La Mancha

Una situación socio-demográfica similar a la de Castilla y León es la que presenta Castilla-La Mancha. Luis Morell, director de Sistemas de Información del Sescam, aseguró que, en su caso, ya tienen "todo o casi todo digitalizado" y que son conscientes de que sus características hacen "que sea necesario el trabajo en red a través de las tecnologías". Con ellas buscan "mejorar la accesibilidad, mejorar la calidad de los procesos, incrementar la capacidad resolutiva, generar economías de escala en cuestión de conocimiento dentro de la red y equilibrar demandas".

En el apartado de los proyectos, destacó uno de soporte a la decisión clínica. "Con el sistema Sapiens hemos podido revisar datos de salud durante 8 años, para ver las consecuencias de los comportamientos alejados de las guías clínicas. Ahora, ante una actuación que se desvía, aporta información a los profesionales, generada por ellos mismos y basada en la evidencia disponible en relación con esa intervención".

Además, han desarrollado dos cuadros de mando, con participación de sanitarios, "para analizar los resultados esperables de alternativas terapéuticas en artritis reumatoide y diabetes, que incorporan aspectos clínicos, económicos y de calidad de vida".

Andalucía

Enrique Sánchez, de la Consejería de Salud y Familias de Andalucía, destacó la inversión realizada en años anteriores para disponer de "lo que hoy es un gran recurso, como la historia clínica única", y avanzó que están trabajando en la actualidad en el desarrollo de un portal para pacientes crónicos, así como en programas de teleasistencia.

De su experiencia destaca que la mayoría de los problemas que se encuentran para implantar estos proyectos "no están en la tecnología, sino, por ejemplo, en el ámbito de la contratación pública. "Quitando Galicia, que cogió velocidad de crucero, las demás CCAA estamos teniendo problemas para poner en marcha procedimientos de compra pública innovadora, por no saber lo que queremos comprar y por los frenos de nuestros departamentos legales", admitió.

Asimismo, aludió a la falta de capacidades del personal para utilizar los datos que se van generando" y los requerimientos en materia de protección de datos. A este respecto, afirmó que "ni los gestores ni los servicios jurídicos ni los profesionales estamos capacitados para sortear estos requerimientos".

Cataluña

Silvia Cordomí, directora de Estrategia y Calidad del Instituto Catalán de la Salud, formuló observaciones parecidas. Para que se entienda la dualidad en la que viven los gestores indicó cómo en un mismo día pasan de entrevistarse con proveedores que les aportan nuevas soluciones, a "tener reuniones kafkianas con los responsables de Protección de Datos, o con los interventores para las cuestiones de contratación".

A pesar de esto, aseguró que el sistema catalán es, a día de hoy, "un referente en interoperabilidad". "Tenemos mapeado todo el sistema sanitario, y eso nos ha permitido pasar de la historia clínica compartida al sistema compartido, con todos los agentes, incluidas Salud Mental y sociosanitarios", afirmó. Sobre esta cuestión se pronunció el representante de IBM, quien opinó que "la integración de los mundos sanitario y social es el siguiente paso para un abordaje realmente integrado de la salud". Esta tesis fue suscrita por Carandel, quien recordó que "en lo social se encuentran determinantes de salud que son fundamentales".

Cordomí habló también del desarrollo de app y programas de atención no presencial, aunque, en este punto, subrayó la necesidad de "contar con un marco general de regulación para establecer criterios y no dar lugar a pilotitis". Mostró también cierta preocupación por las cuestiones relacionadas con la seguridad y se refirió a un ataque cibernético que recibieron recientemente y que afectó a bases de datos de hospitales de Cataluña.

Cantabria

En lo que respecta a los avances tecnológicos en el sistema sanitario cántabro, Santiago García, director general de Transformación Digital y Relaciones con los Usuarios de la Consejería de Sanidad, comenzó su intervención poniendo el énfasis en el propio significado de la creación de este cargo, lo que mostraría la relevancia adquirida de estos temas en el sistema de salud. "Antes las competencias se compartían entre otros departamentos", aseguró.

Sobre la apuesta de su comunidad autónoma por la digitalización, trazó una línea que comienza en 2010, con el comienzo del desarrollo de la historia clínica electrónica, y reconoció que están analizando actualmente "proyectos en el ámbito de asistentes virtuales para citación, ayuda de imagen al diagnóstico, codificación de datos no estructurados y trazabilidad de los actores dentro del sistema".

En el apartado de los retos, situó la capacitación de los propios profesionales, para lo que van a desarrollar una estrategia de formación adecuada a las necesidades que detecten en un proceso de evaluación, así como la seguridad. En este último apartado, reconoció que ser una región pequeña le reporta beneficios, pero también inconvenientes, como son los problemas de escalabilidad. "Necesitamos federarnos para que nuestros datos tengan más valor", concluyó.

Madrid

Y de una comunidad autónoma pequeña, a otra con más de seis millones de ciudadanos, como es la Comunidad de Madrid, la cual, no obstante, no presenta los problemas de dispersión como los de las castillas. Ana Dávila-Ponce de León, viceconsejera de Atención Sanitaria y gerente del Servicio Madrileño de Salud (Sermas), defendió un modelo de digitalización "que no signifique alejar al médico del paciente".

En su caso, dijo, están trabajando en una tarjeta de salud que permita a los pacientes "acceder a los resultados de sus pruebas, gestionar sus citas y obtener recomendaciones también, sobre todo en prevención". Asimismo, se refirió a "la adaptación de infraestructuras para la teleconsulta, por ejemplo, a residencias, para evitar traslados innecesarios". Avanzó, de hecho, que se trata de "un esfuerzo prioritario para esta legislatura", como lo será "la aplicación de tecnología al seguimiento domiciliario para crónicos complejos", donde cuentan ya con un ejemplo reciente: el seguimiento de hospitalización domiciliaria desde el Niño Jesús. "Más de 500 niños están hospitalizados a domicilio con apoyo de las nuevas tecnologías", aseguró.

Asimismo, han comenzado a trabajar en una estrategia para el uso de datos. En este punto, hizo alusión a la creación de un centro de análisis genómico, en el que participarán seis hospitales que tendrán centralizados sus datos genómicos para avanzar en la línea de la medicina de precisión.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz