Comparte esta noticia

El reto de los SPD es ser prescritos por los médicos y valorados por el SNS

Participantes en la mesa ‘sistemas personalizados de dosificación. La adherencia garantía de seguridad de nuestros pacientes’ celebrada en el II Congreso Médico-Farmacéutico.

OLGA VILANOVA  |    29.01.2020 - 12:48

Es imprescindible que los médicos conozcan y prescriban los sistemas personalizados de dosificación (SPD), además, la administración tiene que dar el valor e importancia necesaria a este servicio. Estas fueron, entre otras, las conclusiones más relevantes de la mesa debate celebrada en el II Congreso Médico-Farmacéutico ‘sistemas personalizados de dosificación. La adherencia garantía de seguridad de nuestros pacientes’ 

Durante el debate, que analizó los aspectos claves de este servicio y los pasos necesarios para que realmente se logre una mayor implantación, quedó claro que este servicio profesional debe ser realizado únicamente por los farmacéuticos y con los pacientes adecuados y que realmente lo necesiten, demanda la administración. No obstante, también se puso de manifiesto que, desde la farmacia, se considera que la prestación de los SPD es importante para una gran mayoría de los pacientes. 

Durante la introducción de la mesa, José Manuel Ribera, catedrático emérito de Geriatría de la Universidad Complutense de Madrid, moderador del debate, destacó la necesidad de abordar el tema de la adherencia. “Es importante conocer los datos y los factores de una mala adherencia, así como buscar fórmulas que permitan mejorarla”, recalcó.

Ribera indicó que es necesario abordar los sistemas más novedosos que se están introduciendo para que estas cifras se intensifiquen. Y, destacó que “es necesario facilitar determinadas medidas para que en los próximos años podamos hablar de resultados más positivos”.

Instrumentos y estrategias para conocer el incumplimiento de los pacientes

Las intervenciones de Adela Martín, farmacéutica comunitaria y vocal de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (Sefac) y Montse Iracheta, farmacéutica comunitaria y miembro del grupo de trabajo de HIpertensión y Riesgo Vascular de Sefac, fueron fundamentales para dejar patente la importancia de este servicio.

Iracheta destacó en su intervención que se está realizando un documento consensuado por Sefac-Semergen, cuyo objetivo principal es que todos los farmacéuticos puedan conocer la reglamentación aplicable en cada comunidad. Y, que servirá de base para trabajar conjuntamente médicos y farmacéuticos. “Está bien que los farmacéuticos creamos que es importante el SPD, pero también es importante que se reconozca su valor por los médicos”, por ese motivo es importante ese documento de consenso.

Esta farmacéutica recalcó que “el SPD no solo es un dispositivo o un cartón. Al día de hoy, es un servicio”. Según explicó, “el tiempo empleado, el consentimiento informado del paciente y el seguimiento farmacoterapéutico”, son elementos clave del mismo, añadió al tiempo que desgranó los resultados más relevantes del estudio SPD Valor puesto en marcha por Sefac y Mylan.

España, un ejemplo de proactividad

Por su parte, Martín abordó la situación actual en España y en qué medida este tipo de intervenciones son realmente importantes, no solo a nivel nacional sino también europeo. En este sentido, explicó que “llevan trabajando más de 15 años”, y, destacó que “España ha sido proactiva, y han tenido la capacidad de ver que trabajando juntos se mejora la calidad de vida del paciente y su seguridad”.

Esta experta recalcó que “el tema de la adherencia es muy importante, hoy y en el futuro” tanto en materia de resultados en salud como de sostenibilidad del sistema. Por ello, Martín, al igual que Iracheta, recalcó la importancia y trascendencia de la iniciativa conjunta de Sefac-Semergen de elaborar un documento que “incluirá cómo podemos ayudar a ese paciente, para que mejore su calidad de vida y las claves para empoderarle”. Según explicó la vocal de la Junta Directiva de Sefac los farmacéuticos y médicos pueden trabajar conjuntamente y esto “mejorará la seguridad del paciente y su calidad de vida, esto es lo que tenemos que buscar”, recalcó la ponente.

Por otro lado, Martín defendió que el papel del SPD trasciende del ámbito público y de la financiación del Sistema Nacional de Salud. En realidad, según esta farmacéutica, si se consigue que un paciente sea adherente sirve y reduce el gasto público, tanto si es un paciente público como privado. A este respecto, señaló que hay muchos pacientes, “con pocos recursos y que lo abonan personalmente” porque reconocen el valor del servicio.

Esta fue una de las cuestiones que encontraron debate en la mesa. Jesús Larruga, jefe de servicio de Prestación Farmacéutica y Dietoterapéutica de la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana. El representante de la administración consideró que para la administración no tiene el mismo valor ofrecer un SPD a un paciente frágil polimedicado que para un paciente que se puede valer por sí mismo. 

Larruga también quiso poner de manifiesto que adherencia no se centra exclusivamente en el medicamento, “es un concepto mucho más complejo”, y aunque los SPD son un “elemento importantísimo, no nos debemos centrar únicamente en este servicio”, añadió Larruga. 

Los SPD han mejorado la calidad asistencial

Para conocer la visión de los médicos y la implicación de los mismos, la mesa contó con la participación de Laura Aliaga, médico en el Centro de Salud de Sevilla La Nueva ( Madrid)  y miembro del grupo de Trabajo del Medicamento de Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen). Esta experta señaló que la falta de adherencia, además de tratarse como “un problema de salud, casi vital, debe abordarse como un problema de calidad asistencial”. En este contexto, Aliaga apuntó que es necesario buscar herramientas, y al día hoy, los SPD han logrado mejorar factores que se incluyen en la optimización de la calidad asistencial, tales como “la satisfacción del paciente, la confianza y la accesibilidad a los profesionales sanitarios que les tratan”. 

Aliaga también resaltó que los SPD aportan seguridad al paciente, y “esta es una dimensión fundamental”. En este sentido, explicó que este servicio es un proceso asistencial conjunto en el que intervienen no sólo médicos, farmacéuticos y otros profesionales sanitarios, como enfermería. Por ello, destacó que “estamos hablando de trabajar conjuntamente para evitar errores de medicación. Estos constituyen entre el 50 % al 75 % de los efectos adversos que aparecen en la asistencia sanitaria, por ello estamos hablando de la seguridad del paciente” 

“No se utiliza entre los médicos porque se conoce poco”

En la mesa debate, se dejó claro por parte de todos los intervinientes, y especialmente por Aliaga que este servicio “no se utiliza entre los médicos porque se conoce poco”. Y, además es un procedimiento que requiere voluntad y disponibilidad de los profesionales, así como una comunicación con el farmacéutico”. Esta médica apuntó “hay suficiente evidencia científica”, y la implantación de los SPD conlleva una complejidad técnica y de recursos que hacen necesario que todos los profesionales lo conozcan, lo asuman como algo bueno y que la administración lo apoye.  

Por su parte, Martín afirmó que ha llegado el momento, después de diferentes experiencias y los resultados obtenidos, de que el médico se convenza de que es “un beneficio para el paciente y tiene que estar convencido de que le puede revertir en su carga asistencial”. Según ella, os médicos deben “recomendar la prescripción del SPD, y que el paciente decida si lo quiere realizar o no”. Además, esta experta explicó que la administración debe valorar el servicio en determinados grupos de pacientes, ya que no es para todos, y decidir financiarlo. Por otro lado, la vocal de Sefac también quiso dejar claro que elaborar un SPD es una responsabilidad para el farmacéutico por la manipulación que realiza de los envases primarios de los medicamentos.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz