Comparte esta noticia

Un proyecto editorial con el FH como protagonista que cumple 30 años

Enrique Soler, con un ejemplar físico de la revista de la OFIL.

FRAN ROSA  |    10.02.2020 - 13:13

La Revista de la Organización de Farmacéuticos Ibero-Latinoamericanos (OFIL) cumple 30 años. Según nos cuenta su actual director, Enrique Soler, han sido muchos los farmacéuticos, sobre todo hospitalarios, que han hecho sus primeros pinitos como divulgadores utilizando esta plataforma. En su Comité de Dirección, no obstante, puede verse también a la farmacia comunitaria representada, así como la plurinacionalidad que caracteriza a esta publicación.

Su puesta en marcha se gestó, según este farmacéutico del Hospital Arnau de Vilanova, en el Congreso de la Organización de 1990, donde sus representantes vieron relevante contar con una publicación oficial. "Previamente, se habían creado hojas informativas, y después boletines", recuerda, y pone nombre al primer director de la revista, Alberto Herreros de Tejada, que fue jefe de Farmacia del Hospital 12 de Octubre. A éste le han sucedido otros nueve más.

En cuanto a la esencia con la que se impregnó a la revista, su actual director cita al "Dr. Robayo, un farmacéutico colombiano asentado en Nueva Orleáns, quien defendió la necesidad de que los farmacéuticos de habla hispana buscaran formas de cooperar y crear masa crítica" para ganar presencia internacional y hacer crecer a la profesión.

No obstante, Soler descarta que sea una población exclusiva de farmacéuticos para farmacéuticos. "En realidad, está escrita por y para farmacéuticos y también por y para los equipos con los que trabajan. En muchas ocasiones, el farmacéutico no es el único firmante, sino que se firma en equipo. Basta para explicar esto un ejemplo reciente en el que los firmantes eran pediatras y hablaban sobre el papel del farmacéutico en uso de medicamentos pediátricos".

Financiación

Soler se puso a los mandos en octubre de 2013, año en el que el Congreso de la OFIL y el de la SEFH coincidieron en Málaga. "La revista estaba pasando por un bache económico, había escasa disponibilidad de trabajos y el soporte institucional era nulo", explica, recordando que OFIL se sustenta por la voluntad de sus asociados y de la organización de congresos y jornadas. En lo que respecta a la publicación, actualmente se financia al 100% con aportaciones de laboratorios que se anuncian en ella.

En cuanto a su difusión, cabe separar, por un lado, la distribución de ejemplares en papel a los hospitales y, por otro, la existencia de una página web donde se puede acceder a todos los números de la revista, que han sido digitalizados. "Según Google Analytics, superamos, de lunes a viernes, las 1.000 consultas (principalmente, de España, México, Colombia, Perú y Argentina). Esto lo hemos conseguido estando en la red, con una web amigable, trabajando bien el SEO", dice este farmacéutico, a la vez que declara su pasión por la comunicación.

Uno de los hitos, en ese trabajo de llegar a nuevos lectores, ha sido también, según Soler, el desarrollo de una nomenclatura en inglés, ‘Ibero Latin American Journal of Health System Pharmacy’, que les ha ayudado con la indexación de la publicación y a que ésta gane proyección internacional. A ello también contribuye el hecho de que se publiquen artículos en español, portugués e inglés.

Reflejo de la profesión

En cuanto a los contenidos, uno puede sorprenderse al ver, en el primer número de la publicación, en 1991, un artículo titulado 'Programa informático para la dosificación y control del paciente geriátrico tratado con teofilina retardada en asistencia primaria', muestra de que el uso de las nuevas tecnologías no es precisamente nuevo.

Soler de esto sabe bastante: "En 1979 desarrollé el primer programa para la predicción de niveles de digoxina con una calculadora Hewlett Packard, cuando estaba en Pamplona de residente. Fue el primer trabajo de farmacocinética de la revista de la Asociación Española de Farmacéuticos de Hospitales (antigua denominación SEFH), lo que hoy es Farmacia Hospitalaria. Al poco tiempo descubrí que había otro compañero en Valencia haciendo algo similar, pero con una Texas Instrument. Los farmacéuticos de hospital siempre hemos estado muy comprometidos con el uso de las tecnologías, aunque en su día fuera de una forma incipiente".

En lo que respecta al futuro de la revista de OFIL, el farmacéutico del Arnau de Vilanova opina que debe ir "totalmente paralelo al futuro de las tecnologías de la comunicación". De momento, no se plantea la muerte del papel, porque, dice, "todavía se valora", aunque admite que en algún eso puede cambiar.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz