Comparte esta noticia

Farmamundi, a paliar la escasez de medicamentos en el Norte de Irak tras enfrentamientos entre EEUU e Irán

Farmacia en un campo de desplazados del Norte de Irak gestionada por la ONG Heevie.

DIARIOFARMA  |    19.02.2020 - 15:56

Farmamundi ha informado de una intervención de emergencia para mejorar la atención sanitaria en los campos de refugiados ubicados en el Norte de Irak, zona afectada por enfrentamientos recientes entre tropas iraníes y estadounidenses, para lo que se están sirviendo del fondo de emergencias que tienen junto a la Generalitat Valenciana.

Sharya, Kabartu 2 y Bersivy 1 son tres de los 17 campos en territorio kurdo iraquí que dan asistencia a la población desplazada interna en Dohuk, y que albergan actualmente a 37.990 personas, en su mayoría población yazidí. En ellos, los principales desafíos sanitarios son, según la responsable de Acción Humanitaria y Emergencias de Farmamundi, Tania Montesinos, "la baja cobertura de inmunización y atención prenatal y postnatal; la elevada mortalidad infantil y materna; la creciente vulnerabilidad a la violencia por motivos de género, y una escasa atención a las personas con diversidad funcional".

Farmamundi, de la mano de la ONG local con la que trabaja en el país, Heevie, está apoyando el aprovisionamiento de medicamentos esenciales y consumibles sanitarios a los tres centros de salud que están a cargo de la asistencia sanitaria de los campos arriba mencionados.

El objetivo de la intervención es garantizar la atención primaria de las personas más vulnerables (personas enfermas crónicas, mujeres embarazadas, infancia y mujeres en edad fértil) y, al tiempo impulsar la puesta en marcha de acciones de sensibilización para la promoción de la salud y prevención de enfermedades entre la población desplazada.

Además, con el fin de asegurar las buenas prácticas tanto de gestión como de almacenamiento de las farmacias, así como de dispensación y prescripción de medicamentos, Farmamundi apoya al personal sanitario de los centros (médicos, enfermeros, farmacéuticos y movilizadores comunitarios) con formaciones.

Rocío Falcón, expatriada farmacéutica de Farmamundi, comenta, tras su visita a los campos, que "los brotes de enfermedades transmisibles están aumentando y se incrementan las tasas de desnutrición, morbilidad y mortalidad, especialmente entre los niños, niñas y mujeres embarazadas y lactantes, lo que supone una carga adicional para el ya debilitado sistema de salud". De ahí la importancia del control de las enfermedades prevenibles con campañas de vacunación, ya que se cree que las personas que vivieron bajo el control del Estado Islámico no han sido vacunadas en los últimos años, lo que podría provocar un aumento agudo en el número de casos de poliomielitis o sarampión.

Además de la malnutrición, el perfil epidemiológico de la población en los campos se caracterizaría por una mayor prevalencia de enfermedades crónicas como hipertensión, diabetes, enfermedades cardíacas isquémicas o cáncer. "Esto supone una mayor demanda de medicamentos y un aumento de las necesidades potenciales relativas a complicaciones por enfermedades crónicas", apunta esta farmacéutica.

Esta intervención en el Norte de Irak se extenderá hasta julio de 2020, ya que los fondos internacionales de ayuda, aseguran, estarían garantizados para los próximos meses solo a la población siria refugiada, pero no así para la población desplazada interna, para la que se prevé una brecha en el stock disponible de medicamentos y material médico si la situación continúa.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz