Comparte esta noticia

Ruiz Escudero ve “prioritaria” la Ley de Farmacia y anuncia que su tramitación se iniciará “en un mes”

Enrique Ruiz Escudero, consejero de Sanidad de Madrid

CARLOS ARGANDA  |    19.02.2020 - 19:00

La nueva Ley de Farmacia tendrá una segunda oportunidad tras el fallido intento de la legislatura pasada. El consejero de Sanidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha confirmado que se trata de “un compromiso” electoral del Partido Popular y que también se encuentra en el acuerdo de legislatura con Ciudadanos, por lo que “es prioritario”.

El consejero ha realizado esta afirmación en el marco de un encuentro informativo organizado por Nueva Economía Fórum, con la colaboración de Bidafarma al que ha asistido una nutrida representación de la política y la sanidad tanto madrileña como nacional y en el que ha sido presentado por la exministra de Sanidad y portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Dolors Montserrat.

Ruiz Escudero ha explicado que “en menos de un mes” activarán todo el proceso administrativo de elaboración de la Ley con la publicación en el portal de transparencia de la memoria que han elaborado y que explica “qué queremos que sea la Ley de Farmacia”. A partir de ese momento, se trabajará “con todo el entorno farmacéutico, principalmente con el Colegio Oficial de Farmacéuticos”. El objetivo, según ha señalado el consejero es “potenciar el papel en el ámbito de salud de la oficina de farmacia y acomodarlo a la realidad en que se ha transformado el rol del farmacéutico en estos últimos 40 años”.

Además, el consejero ha señalado que el papel de las oficinas de farmacia en la sanidad y en el SNS “es primordial y es algo en lo que vamos a seguir trabajando”.

En cualquier caso, Ruiz Escudero ha mostrado su intención de alcanzar un consenso con todas las fueras políticas. “Procuraremos llegar al máximo acuerdo con las fuerzas políticas. Si fuera por unanimidad sería muy bueno”, ha indicado.

Sanidad madrileña y libertad

Previamente a la intervención del consejero, la exministra Montserrat ha realizado una encendida defensa de la Sanidad de la Comunidad de Madrid como “referente” en toda Europa y, en especial en el ámbito de la atención oncológica. La exministra ha asegurado que “Madrid va a marcar el paso en el plan europeo contra el cáncer” y, en clave más nacional ha asegurado que son “referente en sanidad y de la libertad para todos los españoles”.

El consejero ha recogido ese guante y ha señalado que “la libertad está en el ADN del gobierno de Díaz Ayuso” y se proyecta sobre la acción política desde el “compromiso con una sanidad pública de vanguardia, que busca la excelencia y orientada al paciente”. Una sanidad que sitúa el reconocimiento al profesional, la equidad, la libertad y el bienestar ciudadanos “en el corazón de todas las políticas”. Precisamente, la palabra libertad ha sido una de las que en más ocasiones ha sido pronunciada por Ruiz Escudero a lo largo de su intervención.

Según él, la clave de este sistema sanitario “referente para España y para el mundo” reside en los madrileños, “por su trabajo e ilusión por prosperar, en su exigencia” y en todos los profesionales sanitarios que la prestigian. Por ello, pidió sentirse orgullosos de la sanidad madrileña “por encima de diferencias políticas”.

Ruiz Escudero ha explicado que el sistema sanitario requiere de cambio y transformación constante para que se puedan afrontar con antelación los retos del sistema. A este respecto, ha señalado que tienen identificados los desafíos a los que deben enfrentarse y cuentan con las estrategias “más adecuadas para ponerles solución”. Aplicarlas requiere, eso sí, “valentía y responsabilidad” ha explicado. Se trata, según dijo, de lograr “una sanidad más ágil, flexible, eficaz y más participativa que responda a las realidades sociales y las tecnologías actuales que hacen que un sistema pensado hace 40 años ya no puede ser el mismo”.

En este nuevo modelo, la medición del valor será un elemento clave y, por ese motivo, prevén incluir los resultados comunicados por los pacientes para incorporar en las decisiones clínicas las preferencias de los pacientes.

El consejero también ha analizado la importancia de la investigación y la innovación en la Sanidad madrileña, cuyo plan de innovación cuenta con una inversión de 75 millones de euros. Como ejemplos de resultados ha avanzado que el Hospital Gregorio Marañón es el primer centro de España autorizado para la fabricación a medida de productos sanitarios mediante la utilización de la impresión 3D. Otro ejemplo explicado por Ruiz Escudero ha sido la red oncológica de Madrid y la autorización de NC1, ámbito en el que ya están preparados para que los primeros 30 pacientes reciban el tratamiento.

Si no hay Pacto, acuerdos puntuales

El máximo dirigente de la sanidad madrileña ha recordado también que se requiere de medidas coordinadas en todo el SNS. “No pido ya el Pacto por la sanidad, bastaría con alcanzar acuerdos concretos en materias que nos afectan a todos”. A este respecto citó el déficit de profesionales, o que el Consejo Interterritorial “funcione como un auténtico órgano de coordinación”. Según él, hay “falta de liderazgo” por parte del ministerio para impulsar proyectos estratégicos, alcanzar acuerdos vinculantes y mantener la equidad y la cohesión del sistema”. No olvidó “avanzar en la reforma de la financiación” y que se permita actuar en materia de política farmacéutica y de productos farmacéuticos para seguir potenciando el uso racional de medicamentos y utilizar de forma justificada el grupo de fármacos de gran impacto.

Por ese motivo, señaló que Madrid “como parte de un proyecto nacional” pide una financiación justa. No quiere más financiación para “para tener más poder político ni ser más que nadie, sino para seguir siendo referencia en la prestación de servicios y seguir siendo solidaria con el resto”. A este respecto, señaló que el número de tarjetas sanitarias emitidas superan en 400.000 el censo de la región. A pesar de ello, el consejero señaló que la región va a seguir atendiendo a todo el que lo necesita.

Para cerrar, el consejero planteó que quiere seguir fortaleciendo una sanidad pública, “de vanguardia y excelencia y orientada al paciente y que de respuesta a los retos que tenemos por delante y que son ya una realidad”. Se trata, según dijo, de “una sanidad enmarcada en un proyecto de libertad individual y de progreso donde todos pueden elegir y acceder a todos los profesionales. Una sanidad de todos y para todos”. Por ese motivo y, dado que los proyectos colectivos requieren esfuerzos colectivos, tendió “la mano a todos los agentes” y les ofreció “colaboración”.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz