Comparte esta noticia

El sector de las tecnologías sanitarias trata de mostrar la contribución de éstas a la humanización de la atención

Imagen de la jornada sobre tecnología sanitaria y humanización organizada por Fenin.

FRAN ROSA  |    25.02.2020 - 16:38

El uso de las tecnologías en salud, lejos de enfriar la relación entre profesionales sanitarios y pacientes, acercan a unos y otros, fomentando la humanización. Ésa es la tesis que se ha defendido durante la Jornada 'Cómo hacemos más humana la sanidad', organizada por la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), en el Hospital Materno-Infantil Gregorio Marañón de Madrid.

Dicho planteamiento ha sido argumentado, en primer lugar, por los representantes institucionales que han inaugurado la jornada. Entre ellos, el consejero de Sanidad madrileño, Enrique Ruiz Escudero, quien se ha mostrado convencido de que las tecnologías sirven "para tender nuevos puentes y lejos de alejar, lo que hacen es acercar". Ha puesto como ejemplos a los mayores con patologías crónicas, con los que la tecnología (haciendo referencia a la telemedicina) "nos permite llegar hasta donde está el paciente, seguir sus indicadores, adelantarnos a sus necesidades". En su opinión, "éso es fundamental para que el paciente se sienta cuidado y acompañado".

Por su parte, la secretaria general de Fenin, Margarita Alfonsel, ha contradicho a los que hablan "de la deshumanización que implica la tecnología". "Nosotros opinamos todo lo contrario", ha enfatizado, y ha mostrado el deseo de las compañías del sector de mostrar cómo la tecnología permite la cercanía y contribuye a la humanización, un reto prioritario en la estrategia de Responsabilidad Social Empresarial de la patronal para este año. "Nosotros estamos convencidos de que las tecnologías acercan a pacientes y profesionales, porque mejora el conocimiento y el control de la enfermedad, y permite la simplificación de las intervenciones", ha incidido.

Seguidamente, se ha organizado una mesa titulada ‘El lado humano de la tecnología sanitaria’, en la los representantes de varias compañías han mostrado algunos de los proyectos que darían soporte a estas afirmaciones.

El primero de ellos ha sido Francisco Crespo, director general de Novalab, que se ha referido a las ventajas que proporcionan, en materia de información a pacientes y cuidadores, los nuevos sistemas de monitorización continua de glucosa. "Las aplicaciones para conocer los niveles de glucosa, por ejemplo de menores o de padres mayores, ayudan tener un mayor control", ha señalado, subrayando que, en estos casos, "la información empodera".

Por su parte, Concha Querol, responsable de Patient Experience Strategy Integrated Health Solutions de Medtronic, ha descrito otra aplicación, esta para proporcionar información al paciente quirúrgico, sobre en qué consiste el proceso, la estancia en el hospital, y proporcionándole la posibilidad de compartir su evolución posterior con el equipo médico. "Cuando un paciente se somete a una intervención, siente incertidumbre. Si le das información validada, para que pueda acceder a ella. Si le ayudamos con la preparación, durante la intervención y en el postoperatorio, además de mejorar su estrés, contribuiremos a mejorar los resultados de la intervención", ha asegurado.

Al respecto de esta aplicación, cabe decir que, para el proyecto piloto se han centrado exclusivamente en procesos que acompañan a la cirugía, pero detrás de la aplicación hay una plataforma que le da soporte y que les va a permitir, según Querol, "acompañar a cualquier paciente en cualquier momento".

Beneficios y retos

En su opinión, los beneficios de este tipo de proyectos son "la mejora de la experiencia del paciente; el incremento de la sensación de seguridad; la mejora en la adherencia a los tratamientos, gracias a ese acompañamiento; la reducción de costes; la mayor satisfacción de los profesionales; el fomento de la confianza de todos los agentes y la promoción de una medicina más participativa y menos paternalista".

No obstante, añadió, este enfoque no está exento de retos, como son "reorientar las organizaciones hacia la participación de los pacientes; educar a pacientes y familiares en los beneficios de su implicación; incorporar a los pacientes en el diseño de los programas, y la convicción de las Administraciones, que son las que tienen que aportar los recursos".

Carlos Briz, responsable de Patient Management Programs de Boston Scientific, hizo referencia, por su parte, a HeartLogic, un dispositivo desarrollado por su compañía que, basado en cinco indicadores, proporciona información sobre un único índice para prevenir eventos de insuficiencia cardiaca. "Permite estratificar a pacientes e implicarles en los cuidados. Ante la detección de un posible evento, se puede realizar una llamada telefónica para conocer cambios en proceso de enfermedad, como puede ser una interrupción farmacológica, la ganancia de peso por excesos, u otros factores externos, como el estrés, así como la existencia de comorbilidades", explica.

A partir de ese conocimiento de la situación, de lo que se trata es de establecer comunicación con el paciente para pautar las actuaciones a realizar. Gracias a la utilización de este método, asegura, "solo en caso extremo se tendrá que recurrir a la hospitalización", destacando además su valor para implicar al paciente en el manejo de su enfermedad.

Finalmente, Pablo Perlado, responsables de Relaciones Institucionales y Acceso al Mercado de Hatmann, se ha referido a 'El Rincón del Cuidador', una plataforma digital que han creado "para que éstos se sientan acompañados y puedan formarse para afrontar el día a día", y que contaría ya con más de 400.000 usuarios, dijo. En ella se puede encontrar información sobre cómo hacer cuidados específicos en Alzheimer o demencia, o cómo gestionar el síndrome del burn out. "Además, les permite estar conectados entre sí, compartir buenas prácticas, solventar dudas, etc.", ha concluido.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz