Comparte esta noticia

Eficiencia y sostenibilidad guiarán la política farmacéutica de Illa

Imagen de la comparecencia del ministro, Salvador Illa, en la Comisión de Sanidad.

FRAN ROSA  |    27.02.2020 - 18:22

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, desgranó en la Comisión del ramo las líneas maestras para esta legislatura en materia farmacéutica y se puede decir que, al menos en la teoría, dista poco de la visión de su antecesora. Eficiencia y sostenibilidad aparecieron varias veces en su discurso, y marcarán las políticas en lo que respecta a la prestación farmacéutica.

Comenzó refiriéndose a las terapias disruptivas que van a aparecer en los próximos 3-5 años, y estimó que "la proactividad" va a ser "clave" para poder garantizar el acceso a las mismas. Así, el primer aspecto que se cuidará en la que denominó como "nueva estrategia de política farmacéutica del Sistema Nacional de Salud" será el de "mejorar la capacidad para anticiparse a los retos" que se desprenden de la incorporación de los nuevos tratamientos. Para ello, será preciso, dijo el ministro, "innovar en herramientas para planificar, evaluar y mejorar su gestión".

Illa confirmó su intención de abrir paso a los avances científicos disruptivos "lo más rápido posible", pero siempre "con el máximo rigor". "Eficacia, seguridad, eficiencia y sostenibilidad" son los principios que guiarán esta introducción, como indicó el propio ministro durante su discurso. Igualmente, se comprometió a promover "la competencia, la transparencia y la información y formación independiente, tanto a profesionales como a la ciudadanía".

No desaprovechó la oportunidad para anunciar su propósito de impulsar medidas que sirvan para promover la investigación y la innovación, "tanto pública, como privada". A este respecto, avanzó que se va a promover la creación de un Centro Nacional de Terapias Avanzadas, en colaboración con el Ministerio de Ciencia e Innovación.

Una Red Nacional de Evaluación de Medicamentos

Pero no acabaron aquí sus planteamientos en relación con los medicamentos, en particular, y la innovación, en general. Y es que, en línea con su propósito de hacer sostenible la incorporación de innovaciones al SNS, anticipó que una de las líneas de acción que quieren desarrollar tiene que ver con la potenciación de la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias. Y no se quedó ahí, sino que, ya que ésta está más enfocada a las tecnologías, deslizó su plan de crear una Red Nacional de Evaluación de Medicamentos, "tejida por alianzas entre el Ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas".

Unido a esto, ensalzó la función de la Plataforma de Compras Centralizadas del SNS, y puso en valor los 128 millones que se estiman que se podrán ahorrar con el último acuerdo marco, y destacó las posibilidades que ofrece la revisión de los precios y la vigencia de la utilidad terapéutica de medicamentos ya financiados, poniendo como ejemplo la que se ha llevado a cabo recientemente con medicamentos para el asma y la EPOC, de la que se habrían derivado unos ahorros, dijo, de unos 30 millones de euros.

En el terreno de la innovación situó también la digitalización. Sobre este particular, tras resaltar la posición destacada que ocupa España, por sus proyectos de receta o historia clínica electrónicas, anunció que se va a elaborar un Libro Blanco de transformación digital del SNS, en colaboración con las CCAA y los ministerios de Asuntos Económicos y Transformación Digital y Ciencia e Innovación, para definir "las líneas maestras en las que debemos trabajar".

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz