Comparte esta noticia

El modelo de contratos portugués, una fórmula innovadora y efectiva para la adquisición de vacunas

Inauguración de la jornada Contratacion en el ámbito sanitario y sostenibilidad: el caso de las vacunas.

BELÉN DIEGO  |    04.03.2020 - 19:55

En la Jornada de Trabajo Luso-Hispana ‘Contratación en el ámbito sanitario y sostenibilidad- el caso de las vacunas’ celebrada recientemente en Madrid, responsables de compras del país vecino han compartido con expertos españoles en salud pública, contratación, derecho, industria y otros actores las ventajas de un modelo de contrato flexible en términos de acceso y sostenibilidad a las vacunas.

Amós García Rojas, presidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV), pintó en el encuentro un escenario en el cual van a tener que abordarse problemas de abastecimiento, con un nuevo mercado que puede tener consecuencias en el terreno de las vacunas. A su modo de ver, el mundo de la gestión de vacunas debe analizar con toda atención los procesos de contratación porque la vacuna es un producto biológico muy especial, con un proceso de producción muy complejo.

El presidente de la AEV considera crucial seguir avanzando en un acuerdo en el que participen todos los profesionales implicados en la vacunación, siempre bajo la premisa fundamental de que el objetivo es mejorar la salud de la ciudadanía. 

José María López Alemany, director de Diariofarma, añadía en esta línea que se ha demostrado que “lo más importante es que la vacuna llegue a los pacientes, es decir, ofrecer el servicio”. Para ello, recapitulaba, se planteó en la reunión la conveniencia de recurrir a estrategias como los modelos de compra “multi awards” o los concursos múltiples lotes, que pueden evitar riesgos de abastecimiento en el futuro en cuanto a disponibilidad de vacunas, como hacen en Portugal.

Recogiendo las valoraciones de diferentes ponencias, también hizo hincapié en la importancia de la formación de quienes participan en el proceso, en la consideración del precio con la cautela de que los precios excesivamente bajos pueden desembocar en desabastecimiento (y encarecimiento) y en la importancia de otros criterios en la adquisición de estas terapias. Estas han sido las principales conclusiones de una jornada que es continuación de una que tuvo lugar el año pasado con el objetivo de analizar las claves de la contratación de vacunas en España. La actividad ha contado con la colaboración de la AEV, Know How Advisers, la Asociación de Economía de la Salud (AES) y Sanofi Pasteur.

Lo importante, contar con las vacunas

En la jornada intervino, conectado desde el Ministerio de Sanidad de Portugal, Artur Mimoso, director de compras de ese departamento tras haber ejercido la misma función en otras áreas gubernamentales del país, incluida la de Defensa.

El plan de vacunación de Portugal incluye 16 vacunas que, como explicó, se adquieren en un modelo diferente al español: todas de forma centralizada; con una planificación que abarca, desde este momento, las compras de septiembre y permite adquirir en junio las vacunas de la gripe de la temporada siguiente. El control de todas las dosis adquiridas, administradas y otros datos pertinentes se realiza de forma centralizada y digital, con un archivo compartido.

Artur Mimoso participó por video conferencia a consecuencia de la alerta del coronavirus que no permitió su presencia física.

El precio, que se tiene en cuenta, no pesa en la decisión de compra más que otros criterios, como los de calidad. “Si solo se tiene en cuenta el precio, la compra puede acabar degradándose”, advertía. Para Mimoso, lo importante es asegurar que se dispondrá de la vacuna y sin correr riesgos.

Desde 2018, la ley permite limitar el número de lotes por proveedor. “Eso es muy importante, porque en mi opinión es un error que todos los lotes sean del mismo proveedor. Este podría no ser capaz de responder a un cambio en el mercado”, indicaba. La convivencia de múltiples proveedores se estableció en Portugal como una forma de proteger el interés público de los desabastecimientos.

Otra particularidad es que intentan limitar la cantidad de vacunas almacenadas y prefieren aumentar la frecuencia de los pedidos.

Mimoso hizo una defensa convencida de la comunicación con los proveedores, por su conocimiento del mercado, con transparencia, así como de la necesidad de formación en los profesionales de los departamentos de compra del sistema público.

Andreia Túlia, directora de Compras de Saúde de Portugal y Amós García Rojas, presidente de la AEV.

Por su parte, Andrea Túlia, directora de Compras de Salud de Portugal, compartió con los ponentes su visión sobre cómo podría ser un modelo de compra ‘multi awards’ a lo largo de otra mesa en la que participó de forma online. 

En su intervención, señaló como uno de sus principales objetivos “eliminar la carga de burocracia administrativa inherente a la administración pública”. Además, Túlia aprovechó para destacar algunos otros aspectos clave de la contratación de vacunas en el país vecino.

Los riesgos de tener como criterio único el precio

La fórmula portuguesa está parcialmente inspirada en un estudio de Pedro Pita Barros, de la Nova School of Business and Economics de Lisboa, también conectado por Internet a la sesión, y presentado en el encuentro por Jorge Mestre, de la Universidad Carlos III, durante la tercera mesa de la jornada. En su intervención, Mestre destacó que las vacunas son un caso aparte en el mundo de los medicamentos y las tecnologías sanitarias, ya que la oferta es menor que la demanda. Recordó la evidencia de que el número de proveedores de vacunas se va reduciendo progresivamente. Sobre el trabajo de Pita Barros, mostró el análisis que indica que el empleo del precio como criterio único puede asociarse con espirales de precios a la baja y reducción del número de competidores, lo cual impulsa la tendencia inversa. 

Pedro Pita participó vía online y su estudio fue presentado por el economista Jorge Mestre.

El estudio elaborado por Pita plantea los riesgos sanitarios y económicos de buscar ahorros en cada uno de los acuerdos marco convocados. Basado en el caso real de lo sucedido en Portugal en 2017, cuando quedó desierto un concurso de vacunas por haber bajado demasiado el precio de licitación, el estudio analiza sus consecuencias posteriores.

“Se puede dividir el mercado para mantener competidores y confiar en el proveedor que aporta el lote de mayor tamaño”, explicaba. Además, las opciones admiten adjudicación de lotes en proporciones muy diferentes en función de las circunstancias.

Los criterios para adquirir vacunas en España

Partiendo de la base de que la licitación pública tiene como objeto satisfacer una necesidad de la población, principio que recordaba Boi Ruiz, de la Universidad Internacional de Cataluña y director de Know How Advisers, se trató también en el encuentro la cuestión de los criterios para la adquisición de vacunas en España. En esa segunda mesa Inmaculada Cuesta, secretaria de la Asociación Española de Enfermería y Vacunas; Agustín Rivero, ex director general de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia y Pilar Arrazola, jefe de Servicio de Medicina Preventiva del Hospital Universitario 12 de Octubre, pusieron de manifiesto el excesivo peso que se concede al precio de las vacunas a la hora de adoptar decisiones en nuestro país.

En esta parte de la jornada se subrayó que la actual ponderación entre precio y características técnicas debería invertirse a favor de las segundas.

Participantes en la primera mesa redonda de la jornada.

Entre otras, se mencionaron las características que facilitan la administración de las vacunas -y por tanto la cobertura de la población- y el valor de estas terapias para proteger la salud. Por ese motivo se sugirió que sería importante analizar todo el proceso teniendo en cuenta el resultado final: la protección que proporcionan después de haber sido administradas, para su correcta evaluación.

Además, la evaluación de los resultados en salud permitiría comparar las estrategias (que son diferentes en las comunidades autónomas) y optar por las más eficaces, apuntaba Agustín Rivero, ex director general de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia.

Otros criterios olvidados, que en la sesión se calificaron como imprescindibles, fueron el impacto poblacional, la efectividad de la vacuna y la protección cruzada. 

Los retos en la planificación

En la sesión sobre planificación y realidad en los contratos se puso de relieve que en la contratación de vacunas la comunicación con profesionales especializados en aspectos económicos de la contratación complica en ocasiones la tarea de hacerles comprender las particularidades de este producto. 

Correspondía a Inmaculada Tomás, jefe de Servicio de Contratación del Servicio Gallego de Salud; Rosario Forján, presidenta de la Asociación Letrados de Administración Sanitaria de Andalucía; Rosa Sancho, subdirectora de Salud Pública de Guipúzcoa y José María de la Higuera, coordinador de la Estrategia de Compra Pública de Innovación del Servicio Andaluz de Salud, ofrecer sus reflexiones sobre la planificación y la realidad en los contratos. Moderó esta parte del encuentro Esmeralda Martos, responsable del Departamento Jurídico de Tesera de Hospitalidad

Los ponentes se mostraron de acuerdo en la necesidad de innovar en la compra pública, aunque no siempre sea para adquirir innovación, sino para perfeccionar el proceso en sí.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz