Comparte esta noticia

“Se cambia el protocolo del Covid-19 según el fármaco que haya en stock”

Servicio de Farmacia Hospitalaria

Servicio de Farmacia Hospitalaria.

CARLOS ARGANDA  |    27.03.2020 - 15:31

La situación se está volviendo insostenible en los hospitales. Pese a que la Agencia Española de Medicamentos (Aemps) asegura que no hay problemas “por ahora” en medicamentos críticos para su uso frente al Covid-19, desde algunos servicios de Farmacia se señala que ya hoy hay problemas y muy graves.

Este es el caso, entre otros, de la azitromicina intravenosa, que durante los últimos días se había estado intercambiando entre hospitales, pero hoy “ya no hay”, explica a Diariofarma un jefe de Servicio de un Servicio de Farmacia Hospitalaria (SFH) que prefiere permanecer en el anonimato. Se está “intentando sobrevivir en una situación que va a explotar”.

Este farmacéutico ha asegurado que esa falta de este antibiótico para el que, en combinación con cloroquina, hay evidencia de éxito en el tratamiento de las neumonías bilaterales provocadas por el Covid-19, ha hecho que se estén cambiando los protocolos para abordar este cuadro. De azitromicina intravenosa se está pasando a utilizar formas orales que se administran vía nasogástrica. Este cambio de vía de administración provoca “dudas sobre su biodisponibilidad” y, por tanto, su efecto. A esto hay que añadir que no existen envases clínicos de azitromicina oral, por lo que se tiene que trabajar con envases habituales que contienen las dosis de tres en tres, afectando al trabajo de los equipos. También denuncia que, incluso se esté sustituyendo este antibiótico por otros para los que “no existe evidencia”, como la claritromicina.

“Hemos tenido que cambiar todos los protocolos a la azitromicina oral e incluso sin que haya ninguna experiencia”, como es el caso de otros fármacos como la claritromicina, explica este farmacéutico. “Se cambia el protocolo en función del medicamento del que hay existencias para seguir cumpliendo con el protocolo”, denuncia. Es el caso de Kaletra (lopinavir/ritonavir), “que se está quitando de los protocolos porque no hay medicamento disponible” y actualmente muy pocos pacientes están ya con ese tratamiento.

También señala que la reducción de stock en otros medicamentos utilizados en esta crisis, como el tocilizumab, que se ha reducido el número de dosis a utilizar para poder ser extendido su uso a más pacientes.

Sin evidencia

Por todos estos motivos, este especialista denuncia que se estén modificando los protocolos de abordaje de Covid-19 en las UCI para adaptarlos a los medicamentos disponibles y no en función de la evidencia mostrada. “Está todo el mundo intentando ocultar porque todo lo que está pasando es muy jodido, pero no podemos ponernos vendas en los ojos”. Según este farmacéutico “no se trata de culpar a nadie porque esto es un problema global, pero lo que no se puede decir es que todo está bien, ya que entonces no se tomarán medidas”.

Otro fármaco en falta es el relajante muscular cisatracurio, cuyo stock “no cubre enteramente la demanda creciente”, tal y como reconoce la propia Aemps en una nota sobre recomendaciones para la gestión de medicamentos de uso habitual en las unidades de cuidados intensivos. La agencia señala que el uso de este medicamento se priorizará “para procedimientos en cuidados intensivos en pacientes que presenten deterioro de la función renal o de la función hepática”.

Ley del silencio

“Estamos repartiendo la miseria, pero la miseria se acaba”, denuncia este farmacéutico que además señala que desde la administración “no te dejan decir la palabra desabastecimiento” puesto que hay notas internas en algunas comunidades autónomas para que los profesionales no expongan la situación real que se está viviendo en los hospitales. “Parece que decir la verdad es generar alerta, pero si no se hubiera denunciado el tema de los Equipos de Protección Individual (EPI) estaríamos contagiados”, señala.

Este farmacéutico ha querido denunciar la situación con el objetivo de ayudar al SNS y, especialmente a los pacientes que están sufriendo en sus carnes el Covid-19. “Hay dos formas de ver esto, esperar a que esto escampe y luego criticamos o vamos a decir cuál es la situación real para que se pongan las pilas”, zanja.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz