Comparte esta noticia

¿A qué se debe la diferencia en el uso de recursos sanitarios ante el covid-19? ¿Es por la notificación o hay más?

CARLOS ARGANDA  |    30.03.2020 - 19:27

La presión sobre los recursos sanitarios, en función del número de casos oficiales, es muy diferente entre las distintas comunidades autónomas.

Las diferencias son tan grandes y en diversas situaciones que se deberían notificar por distintos organismos que no es posible llegar a la conclusión de que se deban solo a problemas metodológicos de notificación. Así se desprende de un análisis realizado por Diariofarma a partir de los datos oficiales suministrados diariamente por el Ministerio de Sanidad.

Está claro que hay un problema de notificación y de identificación, especialmente de los casos más leves que pasan desapercibidos e incluso de metodología. Pero las diferencias observadas, en uso de recursos como hospitalización e ingresos en UCI no deberían explicarse por estos problemas de burocracia.

De este modo, por ejemplo, cabe señalar que mientras que el 72,8% de los casos oficiales (16.157) han requerido de hospitalización en Cataluña (11.769); en Extremadura la hospitalización solo ha tenido lugar en el 22,6% de los 1.560 casos, es decir, 353. La primera triplica a la segunda en ingresos sin que la letalidad tenga tanta diferencia: 8,7% en Cataluña y 6,8% en Extremadura.

Necesidad de ingreso en UCI

Esta misma diferencia se puede ver también en el ingreso en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Según los datos oficiales, copilados por Sanidad han requerido UCI un total de 5.231 personas, un 6,1% de los casos. Pero en este caso, al igual que en el anterior se observan grandes diferencias entre comunidades autónomas. Hasta el 9,4% de los casos registrados en Cataluña requieren de ingreso en UCI. Otras regiones como Baleares (8%) o Aragón (7,5%) también presentan cifras elevadas. No obstante, en La Rioja el 2,5% de los casos o en Extremadura solo el 2,8% son tan graves que requieren de UCI. La media de España se sitúa en el 6,1%.

A la vista de estas cifras podríamos pensar que existe principalmente un problema de identificación y notificación del número de casos en cada comunidad autónoma ya que no parece lógico que esta diferente atención tenga lugar en las distintas comunidades autónomas. No obstante, también se observan diferencias en las cifras que deberían tener menos dependencia de la identificación, como puede ser el porcentaje de pacientes hospitalizados que requieren de una UCI o el número de fallecidos que han requerido hospitalización o UCI. Por lo que es difícil de determinar los motivos de esta dispersión, algo que sin duda habrá que estudiar detenidamente cuando la urgencia lo permita.

Así, en Baleares, el 22,7% de los hospitalizados han requierido de una UCI o el 21,9% de los residentes en Murcia. Estas cifras casi triplican a las registradas en Andalucía (8,1%); La Rioja (8,3%); País Vasco (8,5%), Cantabria o Castilla-La Mancha (9,6%).

Lo mismo se puede decir de los fallecidos. Cabe señalar que los fallecidos en Extremadura suponen el 30% de los que han requerido de hospitalización, mientras que en Cantabria, suponen solo el 5,6%. Obviamente, estos datos se ven condicionados también por la mortalidad que se produce en centros ajenos a los sanitarios, como pueden ser las residencias de ancianos, que en algunos casos han tenido una importante incidencia.

Pacientes curados

Por último, y como nota positiva, podemos hablar del número de pacientes curados, 16.780, lo que supone el 19,7% de los casos.

Además, esta cifra supone el 11,2% de los que han requerido de hospitalización. Las diferentes cifras de curación en las distintas comunidades autónomas puede dar una idea de cómo va avanzando la enfermedad. Las regiones en las que hay más porcentaje de curados sobre los casos se supone que tienen la enfermedad más avanzada: Madrid, País Vasco, Cataluña y La Rioja, con cifras entre el 25 y el 35%. Por el contrario, comunidades como Murcia, Cantabria, Canarias, Andalucía, Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha o Galicia presentan cifras de curados sobre casos inferior al 5%, lo que hace suponer que aún está en momentos precoces la situación de la epidemia.

Si se relaciona esta tasa de curados con la ocupación de las UCI, se puede observar que la situación en Murcia o Canarias puede empeorar en los próximos días ya que tienen actualmente una elevada ocupación de casos de Covid-19 en UCI y, mantienen un elevado porcentaje de casos activos.

Otras comunidades como Madrid, Cataluña, Castilla-La Mancha, Castilla y León, País Vasco, Navarra, Aragón y La Rioja tienen como problema la saturación de sus UCI, muy por encima de su número habitual, por lo que, si se incrementa la necesidad de utilización, habría un problema de disponibilidad cuya única solución sería el traslado de pacientes y/o equipos entre comunidades autónomas.

lineagris-494

Síguenos en redes sociales



Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz