Comparte esta noticia

EEUU promueve una alianza de empresas e instituciones para la I+D farmacéutica frente a Covid-19

Francis S. Collins, director del NIH.

FRAN ROSA  |    21.04.2020 - 13:07

El Instituto Nacional de Salud (NIH por sus siglas en inglés) y su Fundación está promoviendo el trabajo conjunto de una docena de compañías biofarmacéuticas innovadoras, los centros para el control y prevención de enfermedades, así como las agencias americana y europea de medicamentos (FDA y EMA), entre otras instituciones, con el fin de desarrollar una estrategia de investigación coordinada para dar respuesta a Covid-19.

La alianza, bautizada como 'Agilizar las intervenciones terapéuticas y las vacunas frente a Covid-19 (Activ)', desarrollará, según el NIH, un marco de trabajo colaborativo para priorizar el desarrollo de vacunas y candidatos a tratamiento, evitando la duplicación de ensayos clínicos, coordinando los procesos regulatorios y aprovechando los activos de todos sus socios.

Recuerdan, a este respecto, que actualmente la comunidad científica está trabajando en más de 100 proyectos de investigación con tratamientos y herramientas preventivas y, de hecho, la intención de Activ es servir de guía para priorizar los más prometedores y conectar redes de ensayos para probar tratamientos nuevos y reposicionados de la forma más ágil y eficiente posible.

Cada una de las partes, la institucional y la privada, pondrán su infraestructura, su expertise y la financiación necesaria para acometer esta labor, explican. En el caso de los laboratorios (Johnson & Johnson y Pfizer son algunos de ellos), pondrán a disposición de la alianza algunos compuestos, algunos de los cuales ya han superado algunas fases previas de investigación. "Todo el trabajo estará supervisado por un comité compuesto por responsables del NIH, la FDA y los departamentos médicos de las compañías", añaden.

En cuanto a las áreas de trabajo prioritarias para la alianza, destacan, en primer lugar, la estandarización y puesta en común de los métodos de evaluación preclínica en un foro abierto que permita la comparación y la validación; la priorización y aceleración de la evaluación clínica de los candidatos terapéuticos con mayor potencial a corto plazo; la maximización de la capacidad y efectividad de los ensayos clínicos y el avance en el desarrollo de una vacuna.

Desconfianza hacia la OMS

La formación de esta alianza se anunció el pasado 17 de abril, un mes después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) pusiera en marcha el proyecto 'Solidarity', un ensayo clínico internacional que tiene por objeto generar evidencia sobre posibles tratamientos contra la Covid-19. En total, se estarían estudiando cuatro opciones de tratamiento: redemsivir, hidroxicloroquina, lopinavir/ritonavir y esta misma combinación más interferón. Según la OMS, en torno a 100 países estarían trabajando juntos en él.

Días antes, el presidente del Gobierno estadounidense, Donald Trump, anunciaba la orden de "detener la financiación a la OMS" por parte de su país, hasta que concluya la evaluación que están realizando "de su mala gestión y su contribución a la expansión del coronavirus". No hay información sobre la continuidad de los hospitales del país norteamericano en Solidarity, aunque se da por hecho.

Trump aseguró, durante esa comparecencia pública, que "los ciudadanos americanos proporcionan entre 400 y 500 millones al año a la OMS, mientras que China aporta 40 millones, incluso menos". Y añadió: "Como una de las partes que más contribuyen a la OMS estamos obligados a insistir en la evaluación de algunas de las decisiones desastrosas de la OMS, como la de oponerse a las restricciones a viajes desde China, aunque afortunadamente no nos convencieron y pudimos salvar miles de vidas".

lineagris-494

Síguenos en redes sociales



Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz