Comparte esta noticia

Una apuesta pública por la ciencia que genere inversión privada, la receta de Asebio para la reconstrucción

Imagen de Ana Polanco en su comparecencia en la Comisión de Reconstrucción Económica y Social.

FRAN ROSA  |    08.06.2020 - 13:07

Ana Polanco, presidenta de la Asociación Española de Bioempresas (Asebio), compareció el pasado día 5 de junio ante el Grupo de Trabajo de Sanidad y Salud Pública de la Comisión para la Reconstrucción Económica y Social y reclamó algunas medidas para convertir a la ciencia y, dentro de ella, a la biotecnología, en uno de los pilares de la recuperación tras la pandemia. Su planteamiento parte de un aumento de fondos públicos para la I+D y que esa apuesta sirva de elemento tractor para la inversión privada, tanto de empresas nacionales como multinacionales. A partir de ahí, serán ambas esferas, la pública y la privada y por la vía de la colaboración, las que deberán encargarse, según Polanco, de que eso se traduzca en soluciones accesibles para dar respuesta a los nuevos retos sociodemográficos y medioambientales.

La presidenta de Asebio comenzó haciendo un repaso por la situación dramática generada por la Covid-19 a nivel de pérdidas humanas, para centrarse después en "la profunda crisis económica" que se prevé para los próximos meses, una "situación de emergencia" que requiere, a su juicio, "respuestas de gran consenso, en el que deben participar los principales actores del país, incluido el sector biotecnológico". Destacó de éste su aportación a la economía española (representa un 0,7% del PIB y genera unos 92.000 empleos, entre directos, indirectos e inducidos) y al desarrollo de tratamientos, vacunas y dispositivos de diagnóstico, a los que se suman avances con impacto en otros terrenos, como el medioambiental.

En su opinión, uno de los aspectos que se han puesto de manifiesto con esta situación es "la relevancia de la ciencia y la innovación para hacer frente a situaciones como la actual". De aquí en adelante, considera que representan un sector de actividad imprescindible para que que la salida de esta crisis sea "más sólida, más verde y más sostenible".

Pero, ¿cómo convertir a la ciencia y, concretamente, al sector biotecnológico en puntal de la recuperación? La presidenta de Asebio lo tiene claro: el primer paso sería incrementar el gasto público en I+D, pasando del 1,2% que dedica actualmente, a un 2%, con lo que España se situaría al nivel de un país vecino como Francia. Parte de esos fondos adicionales se deberían transferir al sector privado, opinó, a través de subvenciones, equilibrando la actual proporción de éstas con los préstamos, que parecen ser, según indicó Polanco, el mecanismo preferido por la Administración española para apoyar a estas empresas, en su mayoría pymes.

Otro aspecto que para ella, en representación del sector biotech, es fundamental es la dinamización de la colaboración entre universidad, hospitales y empresas, una colaboración que incluya "la innovación abierta entre los actores del ecosistema". Considera que, en paralelo, es vital desarrollar una "cultura del emprendimiento desde la escuela".

Todo esto debería quedar enmarcado, según propuso, en una Estrategia Española de Biotecnología y Ciencias de la Vida, que sirva, además, para "atraer inversiones" de compañías multinacionales, como la que ella representa (Polanco es directora de Market Access y Corporate Affairs de Merck en España), "y que se queden en el país". Esta afirmación la hizo en respuesta a una pregunta planteada por el diputado Guillermo Díaz, del Grupo Parlamentario Ciudadanos, sobre la capacidad de España para producir la vacuna contra Covid-19 cuando ésta llegue a desarrollarse. A día de hoy, con la capacidad productiva disponible, la responsable de Asebio mostró "dudas" de que eso fuera posible.

La diputada del Partido Popular, Ana Pastor, le preguntó también sobre su opinión sobre las posibilidades de mejorar el Plan Profarma como mecanismo para incentivar esa inversión de la industria en España. Polanco respondió afirmativamente y apostó, "ahora que se cumple el cuatrienio y habrá que renovarlo", porque todos los actores se sienten para "mejorar algunos aspectos y que pueda ser un verdadero incentivo" para que estas compañías "estén aquí y traigan investigación de calidad". La diputada popular también le preguntó por la posibilidad de mejorar el acceso a los tratamientos en España y la presidenta de Asebio hizo alusión a retrasos en relación con otros países, por el procedimiento basado en asignación de precio a nivel estatal y negociación posterior de las condiciones de acceso a nivel regional y hospitalario.

Preguntas sin responder

Otras preguntas no quedaron respondidas. Por ejemplo, la de la representante del Grupo Parlamentario Vasco, Josune Gorospe, que le preguntó por su opinión sobre el necesario equilibrio entre la protección de la propiedad industrial, en forma de patentes, y el derecho universal a la salud, y también sobre si se podrá garantizar un acceso universal a la vacuna, cuando se consiga. Tampoco quedó clara la posición de Polanco sobre cuestiones planteadas por Rosa Medel, de Unidas Podemos, en relación a si la inversión pública que hay detrás de muchas innovaciones biotecnológicas debería verse reflejadas en los precios y si considera que debería existir mayor transparencia en la forma en la que las compañías calculan los precios de los medicamentos. También le planteó la opción defendida por su grupo de desarrollar una industria pública, ante la que tampoco se pronunció.

La misma suerte corrió la portavoz del Grupo Socialista, Ana Prieto, que preguntó por la previsión de impacto presupuestario que podían tener las innovaciones del sector y pidió saber cuáles eran sus propuestas para garantizar la sostenibilidad del SNS, además de las prioridades del sector, entre otras.

Polanco si respondió a Antonio Salvá, diputado de VOX, que quiso saber si el Gobierno había contactado con Asebio para disponer de esas provisiones necesarias ante un eventual rebrote y qué le parecía a Polanco que se hubiera acudido a mercados internacionales en vez de adquirir las herramientas de diagnóstico que han ofrecido las empresas del sector. Polanco señaló, a este respecto, que el contacto ha sido fluido, desde la misma solicitud de consideración de sector esencial, que les fue concedida, y, tras mostrar su respeto a la decisión del Gobierno de comprar fuera, dio a entender que la capacidad del sector para abastecer de herramientas diagnósticas ha sido posterior, tras haber demostrado "gran capacidad de adaptación y flexibilidad" para reorientar su actividad.

lineagris-494

Síguenos en redes sociales



Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz