Comparte esta noticia

Covid-19: la OMS abre un hilo de esperanza con la dexametasona y cierra otro con la hidroxicloroquina

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS)

FRAN ROSA  |    18.06.2020 - 16:03

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha emitido dos posicionamientos en los dos últimos días que han servido para que emerjan las esperanzas con respecto a los posibles beneficios de dexametasona en pacientes con Covid-19 y decaigan las relativas al uso de hidroxicloroquina.

Así, el pasado 16 de junio daba la bienvenida a los resultados preliminares de un estudio liderado por la Universidad de Oxford con dexametasona, que mostrarían que el uso de este corticoide usado en procesos inflamatorios podría reducir la mortalidad en pacientes con Covid-19 en estado agravado y que requieran ventilación mecánica, y también, aunque en menor medida, en los que necesitan oxígeno. En cambio, aquellos en los que su estado de salud no ha empeorado tanto no se beneficiarían de esta opción terapéutica.

Los resultados, procedentes del estudio Recovery, fueron anunciados a través de una nota de prensa, en la que se dan detalles del ensayo, con aleatorización del tratamiento: a 2.104 pacientes se les administró este fármaco y a otros 4.321 pacientes el tratamiento estándar. Los autores defienden que, sobre la base de los resultados obtenidos, "se podría evitar la muerte a uno de cada ocho pacientes que requieran ventilación, y a uno de cada 25 que precisen de oxígeno". Los detalles completos del estudio, no obstante, aún no se han publicado.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, mostró su satisfacción con la noticia, ya que, de confirmarse estos datos preliminares, sería "el primer tratamiento que ha demostrado una reducción de la mortalidad en pacientes con Covid-19".

Un día después, el 17 de junio, la OMS confirmaba la detención (esta vez parece definitiva) del brazo con hidroxicloroquina dentro del ensayo Solidarity. Según se indica en la web del organismo, "el Grupo Ejecutivo y los investigadores principales han tomado la decisión basándose en la evidencia generada a través de Solidarity, del ensayo Recovery y una revisión del Grupo Cochrane". Afirman, en este sentido, que tanto los datos de Solidarity como los de Recovery confirmarían que el uso de hidroxicloroquina no ofrece resultados en reducción de mortalidad.

La detención del brazo del ensayo implica que no se reclutará a más pacientes para administrarles hidroxicloroquina dentro de Solidarity. Aquellos en los que el tratamiento está aún en curso podrán continuarlo o detenerlo, decisión que quedará en manos del médico supervisor. También dejan la puerta abierta al uso y evaluación de este fármaco en profilaxis pre y postexposición.

lineagris-494

Síguenos en redes sociales



Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz