Comparte esta noticia

Sanidad planea mantener la puerta abierta a la dispensación no presencial de los medicamentos

Salvador Illa, ministro de Sanidad.

FRAN ROSA  |    13.07.2020 - 18:08

El Ministerio de Sanidad ha anunciado el envío a las comunidades autónomas del borrador del 'Plan respuesta temprana en un escenario de control de la pandemia por Covid-19', que incluye medidas para hacer frente al escenario actual y a los que puedan producirse en un futuro en relación con la pandemia. Sanidad asegura que el documento está abierto a las aportaciones de las CCAA, paso previo a su aprobación definitiva en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS).

Entre las medidas, para las que, según Sanidad, se ha tratado de respetar siempre el marco competencial, incluyen las encaminadas a garantizar "la dispensación de medicamentos en modalidad no presencial, garantizando la óptima atención con la entrega, si procede, de los medicamentos en centros sanitarios o en establecimientos sanitarios autorizados para la dispensación de medicamentos próximos al domicilio del paciente, o en su propio domicilio". El nuevo documento mantiene la puerta abierta, por tanto, a la telefarmacia con entrega a domicilio desde los hospitales, o con entrega a través de los centros de salud y las oficinas de farmacia.

Otro aspecto del borrador que afecta a los medicamentos es el referido a la configuración de una reserva de los principios activos que se consideran "necesarios" para el manejo clínico de la Covid-19. Estos son aquellos "cuyo consumo en las semanas de mayor ocupación hospitalria y de unidades de UCI llegó al límite de lo que las plantas de fabricación en España podían proporcionar".

Del análisis de los datos habrían concluido la necesidad de incluir a cisatracurio, mdazolam, propofol y dexmedetomidina en esa lista, y el objetivo es generar un stock "que solo se utilizaría en el caso de que el canal de suministro farmacéutico regular no pudiera abastecer la demanda hospitalaria".

Dicho stock debería servir para cubrir el tratamiento de pacientes críticos intubados con una ocupación de 2,5 veces las camas de UCI habituales durante siete días, y asumiendo que el 75% de los pacientes requieren ventilación mecánica. Con esas premisas, consideran que la reserva debería estar constituida por 45 kilos de sustancia activa de cisatracurio ("ya disponle", según Sanidad), 13.984 gramos de midazolam, 125.740 gramos de propofol y 60 gramos de dexmedetomidina.

Además de con los medicamentos, se han realizado algunos cálculos para determinar la reserva necesaria de materiales de protección, técnicas diagnósticas y equipos de ventilación mecánica, de modo que se puedan evitar situaciones como la vividas en la primera ola de la pandemia en medio de un mercado tensionado.

En cuanto a los tratamientos para la Covid-19, Sanidad indica que, más allá de los ensayos clínicos en marcha (95 autorizados por la Aemps) y la autorización condicional otorgada a remdesivir por la Comisión Europea, "sigue sin existir, de momento, evidencia científica suficiente para recomendar un tratamiento específico".

Las vacunas para prevenir Covid-19

También alude el documento a las vacunas para prevenir la Covid-19. A este respecto, en el Plan se estima que las primeras estarán autorizadas "a lo largo de 2021", aunque, matizan, "aún es pronto para conocer la eficacia y la seguridad" de las mismas.

Para cuando existan las primeras dosis disponibles, abogan por una utilización basada en "los datos disponibles de eficacia y seguridad, así como las características epidemiológicas", así como el perfil de vulnerabilidad de los candidatos. También hay alusiones a la participación de España en los mecanismos europeos para la adquisición de éstas.

También en relación con las vacunas, y dada la situación de "eventual coincidencia" que podría darse entre la segunda oleada de la Covid-19 y la epidemia de la gripe, Sanidad considera "prioritario" prevenir el impacto de esta última en este otoño-invierno "aumentando su cobertura de vacunación", especialmente en las personas con mayor riesgo de sufrir complicaciones. Concretamente, los objetivos para la próxima campaña pasan por alcanzar o superar el 75% de la cobertura en mayores de 65 años y entre el personal sanitario y sociosanitario, y el 60% en embarazadas y otra población de riesgo. Para este refuerzo de la cobertura, se ha procedido a la compra extraordinaria de 5,2 millones de dosis para completar las adquiridas mediante el acuerdo marco anual.

lineagris-494

Síguenos en redes sociales



Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz