Comparte esta noticia

Contratos anticipados de compra, la respuesta de la economía al reto de las vacunas contra el covid-19

Félix Lobo y César Hernández

DIARIOFARMA  |    07.09.2020 - 20:11

El desarrollo de vacunas eficaces frente al covid-19 ha lanzado a gran parte de compañías farmacéuticas del mundo a diseñar sus proyectos de desarrollo con el objetivo de obtener un producto eficaz que libre al mundo de esta pandemia. No obstante, la misión no está exenta de riesgos ni de grandes opciones de fracaso, por lo que la incertidumbre existente es muy relevante. Para dar respuesta a la situación, desde la economía se ha puesto encina de la mesa una propuesta que permite ofrecer garantías a desarrolladores y gobiernos: los contratos anticipados de compra. Detrás de esta metodología se encuentra un economista que logró, por otras materias, el Nobel de Economía el año pasado: Michael Kremer.

Estos procedimientos, que han sido utilizados por la Comisión Europea en la compra de la vacuna desarrollada por AstraZeneca y Oxford, fueron explicados por el catedrático emérito de Economía Félix Lobo durante una mesa que ha tenido lugar en la XX edición del Encuentro de la Industria Farmacéutica Española, dentro de los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), bajo el título ‘El papel de la industria farmacéutica ante la pandemia del SARS-CoV-2’.

Lobo recordó que este tipo de contratos permiten a las compañías que desarrollan los medicamentos, especialmente en un entorno de incertidumbre y competencia, asegurar que si se cumplen los requisitos firmados con antelación, tendrán un comprador. Por su parte, la administración se asegura las condiciones de compra para un producto que cumple con las especificaciones firmadas. Según Lobo estos CAC han permitido “dar respuesta” a una problemática que hace unos meses estaba encima de la mesa en relación con el posible desarrollo monopolístico de la vacuna del covid-19 y una previsible puja al alza por parte de los países que necesitan comprar la vacuna cuanto antes. Para este economista el resultado es doble: una reducción de costes de cara al comprador y crear una demanda solvente para el desarrollado. Así, “el productor tiene asegurada la compra y los países tienen asegurado el producto, se reduce la incertidumbre para las dos partes”, explicó Lobo.

Junto a este economista, participó el jefe del Departamento de Medicamentos de Uso Humano de la Agencia Española de Medicamentos (Aemps), César Hernández, quien coincidió con Lobo en que afrontar el desarrollo y acceso a la vacuna del covid-19 no se puede “resolver solo como país”, sino que tiene que se una acción conjunta, como se ha hecho en la Unión Europea.

El responsable de la Aemps explicó que con los distintos CAC que se van a firmar se está construyendo “un portfolio de vacunas sin saber cuáles son las mejores. La idea no es comprar las dosis a necesitar, sino comprar un portfolio amplio y si se cumplen hitos se sigue adelante”. Además, señaló que lo normal es que vayan apareciendo cada vez vacunas “mejores” que vayan sustituyendo a las más precoces.

En relación con el uso de estos procedimientos en otros medicamentos, Lobo confirmó que se podrían utilizar para las situaciones en las que haya incertidumbre en su desarrollo. Por su parte Hernández apuntó que los antibióticos podrían ser un ámbito en el que podría utilizarse perfectamente.

Trabajo de la Aemps

Hernández, que narró las acciones que ha estado realizando la Aemps durante los meses de la pandemia, desgranó también algunas de sus vivencias y sensaciones a lo largo de los duros meses de marzo, abril y mayo. A este respecto, hizo un repaso por las tareas de asesoría de investigación en materia covid, pero también por las tareas ordinarias que se debían seguir realizando.

En materia de vacunas, explicó que la Aemps ha trabajado en cinco líneas principales: Investigación española de vacunas; acceso a la vacuna cuando se necesite; definir las necesidades y escenarios; promover capacidad de fabricación y construir alianzas internacionales. Evitar que llegar primero a la vacuna se convirtiera en una carrera era importante ya que, según él “iría en detrimento del resultado”.

Al final, el esfuerzo tendrá su recompensa ya que Hernández se mostró convencido de que más pronto que tarde “vamos a tener un portfolio de vacunas utilizables” frente al covid. Según él, entre finales de año y a lo largo de 2021 el mundo dispondrá de las cantidades necesarias para hacer frente a la enfermedad, pese a que hay que dar el tiempo necesario a cada proceso: “La investigación es un plato que necesita un cocinado lento. También en vacunas. Se pueden reducir los tiempos, pero no se van a bajar las exigencias”, aseguró.

Lecciones de futuro

Al final del debate, el moderador de la mesa preguntó a los dos participantes por las conclusiones más relevantes para el futuro en la materia abordada. Para Lobo, la cooperación internacional es la clave, al tiempo que quiso resaltar el papel de la investigación, también en economía, para dar respuesta a los problemas: “No tendríamos tan avanzadas las vacunas y mecanismos de organización de mercado si no hubiéramos tenido las labores de investigación de Kremer y otros muchos que han hecho una investigación”, señaló.

Por su parte, Hernández reclamó ser “ambiciosos”. Según él hay que ir a por las cosas que se necesitan. Por otro lado, también apostó por la cooperación y por la importancia de “tener capacidad de influir como país” en la toma de decisiones. Además, y de cara a la posibilidad de una futura pandemia, consideró necesario “tener capacidad de reacción para virar y generar reacciones de forma rápida”. Según él, es importante disponer de “una estructura preparada para que desde el primer momento de alerta se esté preparado para actuar”.

lineagris-494

Síguenos en redes sociales



Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz