Comparte esta noticia

Sanidad ve la digitalización del SNS como la vía para mejorar resultados, ganar eficiencia y sostenibilidad

CARLOS ARGANDA  |    22.09.2020 - 10:03

La digitalización del sistema sanitario es una herramienta esencial para ganar en efectividad de las acciones preventivas y asistenciales, así como para mejorar la eficiencia, la sostenibilidad del SNS y la calidad y cantidad de vida de los ciudadanos. En esta idea coincidieron tanto el secretario general de Salud Digital, Información e Innovación del Ministerio de Sanidad, Alfredo González, como el director general de Salud Digital y Sistemas de Información del Sistema Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad, Juan Fernando Muñoz Montalvo, durante sus intervenciones en las XXVII Jornadas Nacionales de Innovación y Salud en Andalucía organizadas de manera semipresencial por la Sociedad Española de Informática de la Salud (SEIS) en Málaga.

González, que realizó la inauguración oficial de las jornadas puso de manifiesto que la transformación digital era visto como algo necesario por el Ministerio de Sanidad al inicio de la legislatura, pero la pandemia ha hecho que ahora se transforme en “una prioridad absoluta”. Por ese motivo, y en consonancia con las recomendaciones de la Comisión de Reconstrucción llevada a cabo en el Congreso de los Diputados, se ha impulsado esta disciplina con la creación de una secretaría de Estado de Salud Digital y la puesta en marcha de una estrategia de transformación en salud digital.

El secretario general se ha mostrado convencido de que las herramientas digitales van a “revolucionar la predicción, prevención y personalización del abordaje de las enfermedades para aumentar los años de vida en buena salud y el pronóstico y calidad de vida de las personas afectadas por una enfermedad”. Además, ha vinculado el desarrollo de la salud digital con el acceso universal, equitativo y de calidad a los servicios sanitarios. Según él, la aplicación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) al ámbito de la salud permitirá “contribuir a la sostenibilidad del sistema, la calidad del servicio y la seguridad del paciente”.

Big data e inteligencia artificial

Uno de los aspectos en los que más incidió González fue en la necesidad de disponer y tratar datos de salud. En este sentido señaló la importancia de contar con datos en el SNS y su interoperabilidad a nivel europeo. Tal y como dijo, contar con gran cantidad de datos permite utilizar “herramientas de inteligencia artificial y aprendizaje automático”.

Con él coincidió su director general, Juan Fernando Muñoz, que realizó la ponencia inaugural de las jornadas, quien puso el foco en el cambio de paradigma que supone el uso de las TIC para afrontar con garantías un futuro con más presión asistencial por el envejecimiento y la cronicidad. “Sin un cambio estructural, los sistemas de salud sufrirán para ser sostenibles y es ahí donde las tecnologías de la información pueden ayudar a abordar estos desafíos”. Según él, las nuevas tecnologías “ya no tan nuevas”, pueden ayudar de muchas maneras, como, por ejemplo: “experiencia del paciente y de los profesionales; ayudar al diagnóstico, al acceso a los servicios de salud, aumentar la productividad y la eficiencia de la prestación de la asistencia sanitaria”. Para conseguirlo, eso sí, reclamó más recursos materiales y humanos para esta disciplina, así como invertir en procesos.

Muñoz desgranó también algunos de los objetivos de debe tener la estrategia digital en materia sanitaria. Entre ellos, citó la cohesión y cooperación entre los servicios regionales en salud pública; el desarrollo de formas más eficaces de organización, la identificación de servicios complementarios entre diferentes comunidades autónomas o facilitar un cambio organizacional y nuevos roles dentro del sistema.

La covid-19 y las limitaciones de los sistemas de información

Por su parte, el presidente de SEIS, Luciano Sáez, quiso poner de manifiesto el deficiente desarrollo de las plataformas de información en el Sistema Nacional de Salud. “En estos meses se ha demostrado la carencia de sistemas de información eficientes que permitieran a los decisores tomar medidas con una información en tiempo real de lo que pasaba en el sistema sanitario”. Según él, los sistemas de información existentes “cumplían su función pero no estaban concebidos con una integración de los distintos escenarios de manera automatizada”. Por ese motivo, ha señalado que “la epidemia ha puesto de manifiesto la debilidad de los sistemas, la falta de inversión y renovación y falta de recursos humanos dedicados a una labor tan estratégica que afecta a decisores, profesionales y ciudadanos”.

No obstante, Sáez también ha sido positivo al destacar que con la pandemia “se ha puesto en funcionamiento y extendido rápidamente aplicaciones y sistemas de información que estaban preparados o en fase de implantación y han contado con una muy buena aceptación por profesionales y usuarios”. Según él, la necesidad de contar con estos sistemas, “ha supuesto una importante aceleración de la implantación de soluciones tecnológicas”.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz