Comparte esta noticia

El papel de farmacéutico es clave para aumentar las coberturas vacunales

Un momento de la mesa sobre el papel de la farmacia en vacunación.

OLGA VILANOVA  |    13.10.2020 - 21:15

El papel del farmacéutico en la recuperación de las coberturas de vacunación es una cuestión relevante en la forma de afrontar la vacunación frente a la gripe y su coexistencia con la covid-19. Prueba de ello, es la mesa titulada “Farmacia 24 horas. ¿En que podemos ayudar?. Papel del farmacéutico en la recuperación de las coberturas de vacunación” que inauguró las jornadas de Actualización de Vacunas IHP 2020 celebradas hace unos días.

El encuentro contó con la participación de la vocal de grupos de trabajo de la Asociación Española de Vacunología (AEV) y farmacéutica, Rosario Cáceres, la vocal de farmacia asistencial del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Sevilla y vicepresidenta en Andalucía de la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (Sefac),  María José de la Matta y la farmacéutica María José García de Salud Responde, entidad perteneciente a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía y que también forma parte del grupo de vacunas de inmunología dentro del proyecto Adjúntate del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Sevilla. 

Las conclusiones de la mesa han sido clave para destacar el papel del farmacéutico como esencial en el aumento de las coberturas vacunales. Según destacó Cáceres, el miedo, la desinformación y el confinamiento han provocado una disminución en las coberturas vacunales que amenaza con la aparición de brotes de enfermedades. Por ello, la pandemia ha permitido poner en valor la actuación de la farmacia y el consiguiente beneficio para el paciente. En cuanto a las vacunas, la farmacia ofrece cercanía física y emocional, amplio horario de apertura, custodia y dispensación y farmacovigilancia profesional y es una fuente de información fiable para la población. Además, los colegios profesionales son una vía de comunicación rápida, eficaz y útil para transmitir información desde las farmacias a la población, además de interceptar y eliminar bulos, así como derivar pacientes susceptibles de vacunar. 

Además, en la mesa se llegó a la conclusión de que la evidencia científica y las experiencias multidisciplinares demuestran que implicar al farmacéutico en la inmunización, ya sea como asesor, dispensador o administrador de la vacuna redunda en el aumento de cobertura vacunales. El proyecto ‘Baleares se vacuna’ es un claro ejemplo de ello.

La moderadora del evento, Rosario Cáceres destacó en su intervención que la propia inauguración de estas jornadas con una mesa de farmacia “es una señal más del papel, cada vez más relevante, que está tomando la farmacia en el ámbito de la vacunología, para unirse al resto de los profesionales sanitarios”. Además, destacó que es importante “hacer un esfuerzo entre todos para recuperar las coberturas” de todas las vacunas que han podido verse afectadas por la pandemia. La desinformación y no ser capaces de transmitir que se debe volver a los centros para vacunarse, junto con los problemas logísticos, es uno de los problemas que se deben abordar. 

Por su parte, María José de la Matta destacó que la farmacia comunitaria tiene mucho que aportar en esta materia. “La cercanía ayuda muchísimo a reeducar a la población respecto a las vacunas”, aseguró. Además, recalcó que los farmacéuticos cuentan con otra herramienta, la receta electrónica, que aporta una información muy relevante sobre el tratamiento farmacológico del paciente e indica a qué pacientes “podemos recomendar vacunarse”. En este sentido, explicó que los ciudadanos les piden consejo, no solo en relación con las vacunas pediátricas, sino también para “padres y adolescentes, mayores de 12 a 13 años”. 

En su intervención, María José García señaló que, con la llegada de la campaña de la gripe, se va a desatar más la demanda y la preocupación de la población. Por este motivo, la función de los farmacéuticos, ya que no tienen acceso al historial clínico, “deberían tener la opción de tramitar una cita” para la vacunación así como informar a los pacientes que prevean que son grupos de riesgo.

El encuentro también contó con la participación de otros expertos del ámbito farmacéutico, entre ellos, la directora de Innovación, Formación y Relaciones Institucionales del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF), Natividad Calvente que recalcó la capacidad que tiene la farmacia como establecimiento sanitario para realizar recomendaciones sanitarias. En este sentido, Calvente incidió en que “por la farmacia pasan 2,3 millones de personas diariamente” y que, el farmacéutico comunitario ha sido  considerado en el “95% de los casos como el profesional sanitario más cercano y como la fuente más fiable que tenía la población a mano durante la crisis”.

Según Calvente la educación sanitaria que se realiza desde la farmacia en patologías como la gripe es esencial. Además, es fundamental las recomendaciones sanitarias que se difunden desde la farmacia de forma coordinada con los organismos públicos. Para la representante del CGCOF, es necesario “mejorar y pensar la manera de establecer alianzas con las administraciones, donde todos ganemos, donde sea una actividad sinérgica entre los dos para seguir avanzando en temas de vacunación”.

Integración de la farmacia

También intervino María del Carmen Magro, farmacéutica comunitaria y miembro del grupo de enfermedades infecciosas e inmunología de Sefac. Esta farmacéutica quiso puntualizar en primer lugar que “sobre todo al principio se interpretó mal lo que buscaba el farmacéutico comunitario con la vacunación en farmacia”. En este sentido, aclaró que “nuestra idea principal era centrarnos en vacunas como la gripe, y en la campaña antigripal”. Esta experta mostró su orgullo por la “gran cobertura” lograda por enfermería en materia de vacunación infantil. Magro señaló que la idea ha sido que “el sistema de farmacia integrado en el SNS, pueda realizar la vacunación del adulto y frente a la gripe, en la actualidad”.

A este respecto, Magro aportó de manera exhaustiva los datos de diferentes países, como EEUU, Nueva Zelanda, Canadá, Sudáfrica etc. donde la vacunación realizada por profesionales farmacéuticos está demostrando que aumenta las coberturas de vacunación. Igualmente, hizo referencia a países de nuestro entorno, como Reino Unido, Francia, Irlanda, Dinamarca  y Portugal, en los que los datos dejan patente que la colaboración del farmacéutico está siendo clave. Esta experta destacó que el número de vacunados en farmacia se encuentra aproximadamente en 5,5  millones de personas, por lo que es un dato relevante que debe tenerse en cuenta.

Por último, Magro puso en valora a la farmacia como “otro punto de vacunación más”, al tiempo que señaló que no quieren “competir con otros profesionales sanitarios”, y que valoran “completamente la profesionalidad de enfermería”.

La mesa ha contado con la intervención de Ángeles Ruiz, farmacéutica de Baleares, creadora del proyecto ‘Baleares se vacuna’. Esta farmacéutica explicó el desarrollo del proyecto y el éxito del mismo. Ruiz señaló que la labor del farmacéutico en este proyecto se enfocó a la captación activa de pacientes, y aunque no pueden, al día de hoy, aportar los datos su impresión ha sido “muy positiva”. Esta farmacéutica recalcó la importancia de la información que transmite el farmacéutico, ya sea detrás del mostrador o en las redes sociales. 

Vacuna de la covid-19

Para finalizar, Raquel Carnero, farmacéutica experta en registro de medicamentos abordó la situación actual y los avances existentes respecto a la vacuna frente a la covid-19. Carnero destacó que, de manera excepcional, se han recortado los plazos para la autorización de la comercialización de las vacunas frente al SARS-CoV2 y que el reclutamiento a nivel mundial está siendo “vertiginoso”. El único grupo donde no se espera reclutamiento es respecto a la población infantil. 

Carnero hizo hincapié en que “la respuesta inmunitaria de una vacuna debe ser duradera en el tiempo. Por ello, para que se autorice una vacuna debe contar con la suficiente seguridad para que los evaluadores ,tengan una confianza razonable en el perfil de efectos adversos.

Por último, Carnero explicó que esta primera generación de vacunas está orientada a la protección frente a la enfermedad, y seguramente reduzcan los casos de infección y la gravedad de los mismos. No obstante, aún es pronto para asegurar que también puedan llegar a frenar la transmisión, explicó. Seguramente en el futuro se apueste por otras estrategias de investigación que busquen otras dianas antigénicas u otros mecanismos de estimulación y control del sistema inmune para frenar la pandemia, subrayó.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz