Comparte esta noticia

"Con la entrega de DH en farmacias hemos visto que, colaborando, podemos dar un servicio muy bueno"

Xavier Casas, nuevo presidente de Fedefarma.

FRAN ROSA  |    14.10.2020 - 18:56

Xavier Casas, nuevo presidente de Fedefarma, ha concedido una entrevista a Diariofarma para hablar de su designación, tras un proceso electoral en el que encabezó la única lista de presentada, en un momento especialmente delicado. Es consciente de que los efectos de la crisis económica comenzarán a notarse en cuanto se consiga controlar la pandemia y de que el sector no va a escapar a esos efectos. Igualmente, ve imparable el cambio en el modelo sanitario, y espera que la farmacia pueda ganar protagonismo con el apoyo de su inseparable aliada: la distribución farmacéutica.

Pregunta. ¿Qué siente al haber sido designado para el cargo de presidente de la cooperativa a la que lleva vinculado los últimos 12 años?

Respuesta. Se trata de una responsabilidad que asumo con orgullo. Se trata de una entidad con 92 años de historia, y eso tiene un peso. Vicenç (en referencia al presidente saliente, Vicenç Calduch) deja una cooperativa saneada, bien capitalizada y moderna, orientada a la innovación y la digitalización. He tenido la suerte de gozar de su apoyo en todos estos años, por lo que no me resulta extraño este puesto.

P. ¿Qué se va a mantener, de lo que se venía haciendo hasta ahora, y qué va a cambiar?

R. La idea es seguir en la misma línea, que viene marchada por el Plan Estratégico que diseñamos hace tres años y que estará vigente hasta 2021, cuando tendremos que diseñar el siguiente.

P. ¿Cuáles eran las líneas estratégicas definidas en ese Plan y qué acciones se han derivado de ellas?

R. El eje principal era el de poner al socio en el centro de todas las decisiones, para dar respuesta a todas sus necesidades. A partir de ahí, definimos tres líneas: la primera, dar solución a las necesidades de digitalización que presentaban las farmacias. En este sentido, hemos querido dar un enfoque distinto al e-commerce, de la mano con Unnefar, para posicionarnos en un segmento dominado por grandes operadores multinacionales. Por eso lanzamos Farma Office, que no es una web de e-commerce convencional, sino que sirve al posicionamiento de la farmacia hacia su cliente, de modo que este tenga sensación de omnicanalidad. Farma Office Go es la solución básica para todos los socios, e incluye una aplicación de videoconferencias para tratar con los pacientes, permite los encargos de parafarmacia, realizar promociones (las que se derivan de la tarjeta de fidelización, Farmapremium, y las suyas propias). Además, hemos desarrollado CanalFarmaciaOnline.com, que se basa en el desarrollo de contenidos con venta asociada.

P. ¿Qué otras líneas incluía el Plan?

R. La segunda pasa por la adaptación al futuro en materia logística, que se traduce en un nuevo almacén que vamos a inaugurar el año que viene y que dará respuesta a las necesidades de los próximos 10-15 años. Con eso mejoraremos el servicio logístico. Y la tercera tiene que ver con la colaboración con cooperativas con las que compartimos valores. Un ejemplo de ello es el proyecto Farmapremium, que compartimos con Unnefar y Bidafarma. Éstas son cooperativas con las que tenemos valores comunes.   

P. Hasta aquí hemos hablado de las líneas estratégicas y de acción que se van a mantener. Pero, ¿hay algún cambio que quiera introducir como nuevo presidente de Fedefarma?

R. Más que cambiar, pienso que se nos van a presentar retos que nos obligarán a ir eligiendo unos caminos u otros. La situación sanitaria que vivimos nos está ayudando a mirar las cosas de otras maneras. Estamos en una crisis, de la que se van a derivar cambios, por lo que es complicado ahora mirar a largo plazo. Venimos de tomar decisiones en 24 horas. Esperamos que la crisis, en términos económicos, verá la luz. Para entonces, la sociedad habrá cambiado y el sistema sanitario va a tener que cambiar también. Habrá que gestionar de otras maneras. Todo eso va a terminar afectándonos y tendremos que adaptarnos a todo eso.

P. La cooperativa que preside ha afianzado en los últimos años su liderazdo en Cataluña y Castellón, principalmente. ¿Quiénes son sus principales competidores en estas zonas y qué aspectos cree que han marcado la diferencia a favor de Fedefarma?

R. Hace unos años éramos la segunda en Cataluña, tras Alliance. Pero con la política estratégica que diseñamos, con la reestructuración y la modernización de la cooperativa, hemos conseguido enfocarnos más en el socio y dar respuesta a sus necesidades comerciales y de servicios. El mercado ha valorado positivamente esa transformación. Ahora en Cataluña somos líderes, por delante de Alliance y Cofares. También en Castellón. Además, vamos a modificar nuestro almacén de Valencia para seguir creciendo también ahí. No tenemos objetivos expansionistas, pero sí de crecer orgánicamente en los mercados en los que estamos.

P. En su día, se habló de conversaciones con Unnefar y Hefame para formar un tercer gran grupo cooperativo a nivel nacional, junto al de Bidafarma y Cofares. ¿Por qué no cuajaron?

R. Hemos conversado con Hefame y Unnefar, y también con Bidafarma. Bidafarma optó por una fusión clásica, para crear una cooperativa más grande. Unnefar, por afianzar la cooperativa de segundo grado. Nosotros somos celosos de nuestra situación. Estamos abiertos a acuerdos, pero pensamos, y en estos estamos más de acuerdo con los del norte (en referencia a Unnefar), que es importante mantener la cercanía y la raíz. Estamos abiertos a acuerdos que sumen, pero a una fusión pura, no.

P. ¿Piensa usted que Fedefarma es más fuerte independiente que integrada en un gran grupo?

R. Sí. No tenemos la necesidad financiera, porque estamos bien capitalizados. No sentimos esa necesidad. Y, además, queremos mantener nuestra esencia, nuestra raíz con el territorio donde estamos: Cataluña y Valencia, principalmente. Se me hace difícil la fusión con ningún otro operador. Creo que perderíamos parte de nuestro contacto con el socio de nuestro territorio primigenio, fundacional.

P. Lo que sí han anunciado son colaboraciones con Unnefar en el ámbito tecnológico. ¿Se pueden esperar más acuerdos de este tipo en los próximos años?

R. Nuestra intención es continuar con estos proyectos, y otros que puedan ir surgiendo. En todo aquello donde la unión nos sume y facilite la vida al socio, estamos encantados de sentarnos, con Unnefar, con Bidafarma... Ya hay algunos proyectos conjuntos en los que nos sentimos cómodos participando, como Farmapremium, Acofarma…

P. Lo más cercano a una fusión ha sido el acuerdo con Xarxafarma. ¿En qué se ha traducido en la práctica?

R. Hay que recordar que Xarxafarma nació en en el seno de Fedefarma, en un momento en el que había un grupo de farmacias que apostaban por soluciones avanzadas en retail y la cooperativa no podía satisfacer sus necesidades. Vimos y vieron la necesidad de ir de la mano de un distribuidor para prestar sus servicios, y lo natural era que volvieran a casa. La mayoría son socios, somos amigos, conocidos, hemos estudiado juntos en la Universidad... Somos la misma gente y tenemos en mente lo mismo. Xarxafarma seguirá funcionando. Hemos entrado en el accionariado, pero la idea es que sigan con sus proyectos. Nosotros les ofrecemos nuestro bagaje para que puedan ofrecer una solución más completa.

P. Se me hace inevitable preguntarle por la pandemia. ¿Cómo valora la respuesta que ha dado la distribución?

R. En marzo, nos encontramos en una situación muy delicada, de pánico en la sociedad, con acumulación de productos que generó una demanda muy elevada. Nos obligó a cambiar procesos en los almacenes, hacer una gestión orientada a cada 24 horas para adaptarnos a las necesidades de las farmacias. Luego vino el pico de demanda de productos para la covid, productos que no estaban disponibles en el mercado. Cuando empezó a abrirse, tuvimos que tratar con laboratorios con los que no habíamos trabajado, utilizar canales que no habíamos utilizado… Tuvimos que cambiar procedimientos de forma ágil. Al principio, todo estaba dominado por la escasez. Cuando recibimos las primeras existencias, atendimos a nuestro compromiso social, y las primeras mascarillas se las enviamos a las farmacias, fueran socias o no, de las zonas más afectadas. Luego fuimos normalizando la distribución, hasta que los problemas se han disuelto. Hemos tratado de mantener la equidad en todo momento.

P. ¿Cómo ha sido la relación con las farmacias en estos tiempos tan convulsos?

R. Hemos intentado darles soluciones siempre que hemos podido. Hemos intentado siempre mantener la fidelidad a las farmacias socias, pero también la equidad. La valoración que hacen los socios es que están contentos.

P. Han colaborado en programas de intervención inéditos, como el de la entrega de medicamentos hospitalarios. ¿Cómo ha sido eso?

R. En Cataluña, se trata de un servicio que sigue activo y está creciendo. Había comenzado a aplicarse antes de la pandemia en el Servicio de Farmacia del Hospital del Mar, pero la llegada de la covid-19 nos obligó a replantearlo. Para acercar los medicamentos a las farmacias, participamos, además de los hospitales y las farmacias, los colegios de farmacéuticos y nosotros. Teníamos el proyecto en mente y en 24 horas lo pusimos en marcha. Ha ido creciendo y pensamos que está muy bien valorado, por el hecho de evitar que los pacientes tengan que ir a los hospitales innecesariamente. Creo que se ha visto que cuando hay colaboración entre la Farmacia de hospital, la comunitaria, el COF y la distribución, podemos dar un servicio muy bueno. En esta situación de pandemia ha servido para aligerar la presión asistencial en los centros hospitalarios.  

P. ¿Es de los que piensa que se ha menospreciado a las farmacias?

R. Más bien diría que ha habido administraciones con las que la comunicación no ha sido lo suficientemente fluida, como puede ser el Ministerio. Pero en Cataluña el nivel de comunicación ha sido muy elevado. Aquí nos hemos encontrado con las puertas abiertas para la colaborar en nuevos proyectos y pensamos que se puede ir más allá.

P. ¿Piensa que el SNS debería apoyarse más en la farmacia desde un punto de vista asistencial? En caso afirmativo, ¿para qué actividades?

R. El SNS tiene 22.000 centros sanitarios subutilizados. Tenemos una formación sanitaria de cinco años y en esta situación podemos hacer muchas cosas. En mi pueblo, por ejemplo, los médicos nos han pedido que les llevamos el control de parámetros de salud, como el colesterol o el azúcar, para aliviar la presión asistencial. La Administración lo paró. Son proyectos por los que, debido la situación de pandemia, no pedimos ni remuneración, sino simplemente poder colaborar para aliviar la situación. Ya veremos después qué sentido tienen los distintos proyectos, porque el modelo de atención sanitaria tendrá que cambiar, ya que la respuesta del sistema sanitario no ha sido la mejor. Los médicos también nos piden colaboración para la vacunación de la gripe. No entiendo cómo se hace en pabellones, y no en un centro sanitario, al que pueden venir incluso las enfermeras para no tener que ir a los centros de salud.

P. Visto el repaso que ha hecho a la situación general de la sanidad y del sector, ¿cómo se imagina el futuro de la distribución?

R. Tenemos que ahondar en la excelencia logística, en término de tiempos de entrega. Es nuestra razón de ser y lo primero que nos exige la farmacia. Una vez conseguido eso, que más o menos lo hacemos todos, lo que nos va a permitir distinguirnos es la aportación de soluciones en términos de producto y servicio, así como los valores con los que intentamos representar a la farmacia. La farmacia escogerá en función de estos tres parámetros. El primero más o menos ya lo cumplimos bien todos.   

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz