Comparte esta noticia

Conclusiones del IX Congreso Nacional de Farmacéuticos Comunitarios

DIARIOFARMA  |    22.10.2020 - 19:32
  1. El farmacéutico comunitario debe aprovechar las oportunidades que le ofrecen las nuevas tecnologías para renovarse, ofrecer servicios sanitarios digitales basados en la evidencia y en la mejorar de la experiencia de usuario de los pacientes.
  2. Los partidos políticos reconocen el importante rol sanitario de los farmacéuticos comunitarios, especialmente durante la pandemia. No obstante, desconocen todavía gran parte del potencial asistencial de las farmacias comunitarias y solicitan un mayor entendimiento interprofesional para avanzar con cambios normativos.
  3. Es necesario aumentar la tasa de vacunación frente a la gripe, especialmente durante la pandemia. Para ello, la farmacia comunitaria debería ser un punto de vacunación que complemente la labor de los centros de salud, al igual que ocurre en varios países de nuestro entorno.
  4. La pandemia de COVID-19 ha evidenciado la necesidad de mayor acceso a los medicamentos y la existencia de una demanda por parte de los pacientes más vulnerables para un mayor desarrollo de los servicios vinculados a la atención farmacéutica domiciliaria. La farmacia comunitaria también puede apoyar en facilitar el acceso de los medicamentos DH.
  5. Nadie estaba preparado para la pandemia de COVID-19. Sin embargo, hay que aprender de los errores y centrar los esfuerzos en las áreas de mejora, entre las que debería encontrarse un mayor aprovechamiento de la labor asistencial de los farmacéuticos comunitarios en coordinación con atención primaria.
  6. Es necesario estandarizar las intervenciones en el proceso del cuidado integral continuado. Son necesarios cuidados y diagnósticos que nos permitan una intervención precoz y un seguimiento de los pacientes frágiles. La farmacia comunitaria es un escenario perfecto y el farmacéutico comunitario puede y debe hacerlo. Tras décadas intentando vivir más ha llegado el momento de vivir mejor. 
  7. El rol del farmacéutico comunitario como agente de salud en la cesación tabáquica es de gran importancia, integrado y coordinado en un equipo muldisciplinar. Aunque inicialmente la pandemia de COVID-19 dificultó los intentos de dejar de fumar de algunos pacientes, la financiación de algunos tratamientos contra el tabaquismo ha favorecido la prestación de este servicio.
  8. La indicación farmacéutica es un servicio aportado por la farmacia comunitaria que puede ser fundamental, no solo para resolver un gran porcentaje de las consultas en síntomas menores, sino para mejorar la sostenibilidad del SNS descargando a los centros de salud. Proyectos como ‘INDICA+PRO’ ha evidenciado ya el impacto y utilidad de este servicio.
  9. La ‘recertificación profesional’, aunque sea un término que no figura en la legislación vigente, es entendida como la evaluación periódica de las competencias profesionales (conocimiento, habilidades y actitudes) y es necesaria para garantizar la correcta atención a los pacientes. Colegios y sociedades científicas deben colaborar en la definición de un mapa competencial y el Consejo Interterritorial del SNS regular la evaluación de las competencias.
  10. Es imprescindible desarrollar entre todos los agentes del sector de la farmacia comunitaria (colegios, sociedades científicas, asociaciones profesionales, sindicales…) una carrera profesional que permita reconocer las competencias y aspiraciones profesionales adquiridas a lo largo del ejercicio de la práctica farmacéutica.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz