Comparte esta noticia

La FIP plasma en un informe el compromiso de los farmacéuticos con el refuerzo de la Atención Primaria

Imagen de la firma del Compromiso de Ankara.

FRAN ROSA  |    27.10.2020 - 18:07

La Federación Internacional de Farmacéuticos (FIP) ha editado un informe titulado 'Brindar cuidados en Atención Primaria. El siguiente paso para los farmacéuticos', coincidiendo con el segundo aniversario de la Declaración de Astana, con la que la Organización Mundial de la Salud (OMS) forjó el compromiso de reforzar los sistemas sanitarios, especialmente en el ámbito de la Atención Primaria, para garantizar una cobertura universal de calidad.

En aras de poder contribuir a ese objetivo, la FIP habría organizado un ciclo de conferencias en 2019, el cual tuvo su parada más destacada en Ankara, Turquía, donde farmacéuticos y organizaciones profesionales de la región coincidieron en la necesidad de comprometerse con el cumplimiento de los objetivos de Astana. Al final de aquella conferencia, en torno a 800 farmacéuticos de 35 países firmaron el Compromiso de Ankara para la Acción en Atención Primaria, "una respuesta a la Declaración de Astana orientada a anticipar y brindar los avances en farmacia para mejorar la Atención Primaria".

Ahora, con este informe se traza la hoja de ruta para que el compromiso se haga efectivo en los distintos países. Entre las prioridades establecidas en el informe están el reforzamiento de los sistemas de provisión de asistencia primaria, en un momento en el costes de la atención se están incrementando, en parte, debido al envejecimiento de la población, la cronicidad y las demandas crecientes de los pacientes.

"Los farmacéuticos suponen un dique de contención para el sistema de Atención Primaria, asumiendo nuevos roles y responsabilidades cada día, pero para aprovechar todo su potencial es necesario adoptar las políticas y regulaciones que den respaldo a esa contribución", señalan.

Potencial en el abordaje de la cronicidad

Concretamente, en el informe se hace referencia al potencial de los farmacéuticos en el abordaje de la cronicidad, gracias a su contribución a la adherencia de los pacientes a sus tratamientos, así como ofreciéndoles la información adecuada. No obstante, "hay veces en las que no existe la base legal" para avalar dichas prácticas.

El documento también establece la responsabilidad de los farmacéuticos de capacitarse y permanecer abiertos para favorecer la implantación de herramientas tecnológicas que puedan mejorar la asistencia, así como de formarse para poder dar una respuesta adecuada a las necesidades de la población.

La FIP también alude en su informe a la farmacia como punto de vacunación y llama a considerar a los farmacéuticos comunitarios "como recursos útiles para la promoción de la salud y la prevención, dado que son los establecimientos más accesibles para la población". Esta labor debería ir acompañada, según indica el documento, de "una adecuada remuneración" que haga que toda esa contribución sea sostenible.

El informe también incluye una encuesta sobre la implementación de la Declaración de Ankara, para identificar las prioridades nacionales y, de acuerdo a las mismas, las mejores estrategias de implementación de estas líneas de acción. También incorpora declaraciones de Tifenn Humbert, representante de la OMS en Europa, quien calificó como "crucial" la "expansión de los roles y funciones de los farmacéuticos comunitarios para dar soporte a la Atención Primaria.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

cabecera_farmacia_asistencial_small

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz