Comparte esta noticia

ENE-Covid: los datos de la cuarta ronda permitirán adaptaciones de la estrategia diagnóstica y de vacunación

Alfredo González y Raquel Yotti.

CARLOS ARGANDA  |    10.11.2020 - 09:08

La cuarta ronda del estudio nacional de seroprevalencia, ENE-Covid, que está siendo impulsado por los ministerios de Sanidad y de Ciencia e Innovación a través del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), tiene varios objetivos más allá del propio de establecer la prevalencia de covid en la sociedad española, así como la estimación del número de personas que han tenido contacto con el SARS-CoV-2.

Durante la presentación de los datos de la cuarta ronda del estudio, que se ha iniciado esta semana, la directora del ISC-III, Raquel Yotti, explicó que ENE-Covid va a ser utilziado para “ajustar las estrategias diagnósticas, establecer modelos predictivos y estrategias de vacunación”. Además, se podrá determinar la duración de la inmunidad al realizar un seguimiento de la misma cohorte que en las tres rondas previas, de modo que se podrá determinar el título de anticuerpos en aquellos individuos que en rondas previas tuvieran presencia de los mismos.

A este respecto, desde el ISC-III explican que al conocer la duración de los anticuerpos y si son detectables “será importante para la estrategia de vacunación, para valorar también la carga de enfermedad en distintos grupos poblacionales”. Tal y como indican, hay estudios previos que indican que “la pérdida de anticuerpos puede relacionarse con la gravedad de la enfermedad, y podría haber un factor de edad implicado en ello, pero aún no lo sabemos ni se ha confirmado”. Por ese motivo, confían en “analizarlo con los nuevos datos del estudio”. En todo caso, desde el ISC-III quieren dejar claro que no se puede deducir que ante una pérdida de anticuerpos una posible vacuna vaya a dejar de funcionar o vaya a durar menos su efecto: “eso no es así, hay otros factores de inmunidad que influyen y hay diferentes mecanismos implicados”.

Capacidad de detección de casos

En la presentación de la cuarta ronda también participó el secretario general de Salud Digital, Información e Innovación del Sistema Nacional de Salud, Alfredo González, quien señaló que, con los datos recopilados, además de “actualizar el mapa epidemiológico”, se podrá determinar la “capacidad de detección de los servicios de Salud Pública”. De este modo, según Yotti, será posible determinar “cuantos infectados están quedando sin diagnosticar”.

Según explicó González, el contacto con los participantes se ha iniciado ya y el trabajo de campo se producirá en las próximas semanas, de modo que sea posible ofrecer datos preliminares a mediados de diciembre.

Las anteriores rondas del estudio arrojaron una prevalencia nacional de en torno al 5%, aunque con marcadas diferencias geográficas que señalaban prevalencias del 2-3% en algunas provincias y superiores al 10% en otras. A lo largo de las tres rondas anteriores han participado más de 68.000 personas, se han realizado cerca de 200.000 test rápidos de diagnóstico y se han recogido cerca de 175.000 muestras de sangre.

En esta nueva ronda, además de los cuestionarios epidemiológicos, se utilizarán principalmente los test de anticuerpos y solo se extraerá sangre a los individuos que presentaron anticuerpos en alguna de las rondas iniciales, así como a una muestra aleatoria del 15% de los participantes.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz