Comparte esta noticia

Aragón no apoya que las farmacias hagan pruebas de cribado de covid-19

Susana Gaspar, portavoz de Ciudadanos en las Cortes de Aragón.

OLGA VILANOVA  |    14.11.2020 - 19:47

La Comisión de Sanidad de las Cortes de Aragón ha rechazado que las farmacias comunitarias puedan realizar labores de rastreo en el ámbito de la pandemia de la covid-19. Esta era una de las propuestas realizadas en una Proposición No de Ley presentada por Ciudadanos que no ha contado con el apoyo mayoritario de los grupos. 

Por el contrario, otro apartado de la PNL, referente a la necesidad de “aprovechar el conocimiento y el contacto de los profesionales sanitarios de las farmacias comunitarias con la población para luchar contra la pandemia de la covid-19” sí que ha sido avalado por unanimidad. 

A pesar del reconocimiento unánime de todos los grupos parlamentarios en la Comisión de Sanidad respecto a la gran labor de los profesionales farmacéuticos y reconocer que desde el primer momento “han estado en primera línea de batalla” para luchar contra la pandemia, no han prosperado los dos primeros puntos de la PNL presentada por la formación naranja.

La PNL presentada por Ciudadanos recogía “el establecimiento de las acciones necesarias para que, en estas crisis de la covid-19, el departamento de Sanidad cuente con la red de farmacias comunitarias existente en Aragón en las labores de rastreo y control de la epidemia”, y en segundo lugar “adoptar con carácter urgente cuantas medidas sean necesarias para, en coordinación con la red de laboratorios clínicos, centros autorizados y el resto de equipos de atención primaria de nuestra comunidad autónoma, las farmacias puedan realizar cribados de covid-19, incluyendo PCR y test de antígenos, desarrollando cuantos protocolos específicos sean necesarios para mejorar el diagnóstico y detección de los contagios por covid-19.

El argumento de Ciudadanos era claro y así se recoge en la iniciativa ya que se “trataría, en ambos supuestos, de un refuerzo cualificado que podría contribuir de manera determinante a la eficacia de las políticas sanitarias puestas en marcha para el control de la pandemia”.

La portavoz del Grupo Parlamentario Ciudadanos, Susana Gaspar ha defendido su iniciativa y en su intervención dejó muy clara la necesidad de contar con los profesionales farmacéuticos. Y, en este sentido, recalcó que “ante situaciones excepcionales, hay que adoptar medidas excepcionales”.

Gaspar añadió que “desde el inicio de esta pandemia se ha puesto en valor la labor de los profesionales sanitarios, les han aplaudido y siempre se ha dicho que estaban haciendo una labor excelente”. Además, que “gracias a esto se estaba sosteniendo el sistema sanitario en Aragón”. “Sus farmacias han estado abiertas, y en muchas ocasiones han sido el principal enlace de la población con la sanidad, especialmente en el medio rural, municipios que han visto que su consultorio médico era cerrado o dejaban de tener actividad durante la primera parte de la pandemia, y el principal sanitario que quedaba de referencia era el farmacéutico del pueblo que si mantenía abierta la farmacia”, hizo hincapié Gaspar.

En este contexto y ante el colapso del sistema sanitario, la portavoz de Ciudadanos destacó que es importante la adopción de “medidas que ayuden a liberar de carga de trabajo a todos los centros de Atención Primaria, y es el momento que desde el Gobierno de Aragón se asumen esfuerzos extraordinarios, y se innove a la hora de dar soluciones”. 

Apoyo de PP y Vox

La propuesta solo fue avalada en su totalidad por el Partido Popular y Vox. El resto de partidos solo votaron favorablemente al último de los apartados. 

La portavoz del PP, Ana Martín, fue contundente en la defensa de los farmacéuticos frente a los grupos que apoyan al gobierno regional. “No pongan zancadillas, pongan soluciones”, reclamó. En este sentido, añadió que “es el momento de dejar de trasladar apoyo y dar más medios”, subrayó. 

Martín apoyó la iniciativa en su totalidad, aclarando al resto de los grupos parlamentarios que la propuesta recoge “establecer las acciones necesarias”, por ello hizo hincapié en que “hay dar soluciones y no problemas y es necesario que se cuente con la red farmacias”. Además, dejó claro que “si los problemas son legales, el gobierno puede regular mediante decreto y dada la situación legal excepcional, que se pueda contar con las farmacias”, y en este sentido, señaló que, al igual que han utilizado esta figura para regular otras acciones como el confinamiento de los ciudadanos, también se utilice para que los farmacéuticos puedan ofrecer más servicios a los ciudadanos en relación con la covid-19.

Por su parte, el portavoz de Vox, Santiago Morón, explicó que existe una saturación” del Sistema Nacional de Salud (SNS), entre otros motivos “por falta de previsión del Gobierno de Aragón y que ha provocado una falta de personal que cada día es más evidente”. En este sentido, Morón indicó que “no es un problema de falta de recursos económicos” sino que, según él, se trata de un “problema que radica en la falta de profesionales para poder contratar”. Por todo ello, el portavoz de Vox señaló que ve con buenos ojos el ofrecimiento de la farmacia comunitaria para colaborar en las labores de rastreo poblacional” e hizo hincapié en que “debemos aprovechar todos los recursos disponibles para afrontar esta pandemia”.

En su intervención Morón destacó “la labor de la red de farmacias en Aragón durante la pandemia, especialmente en el medio rural”. La cercanía de estos profesionales a los ciudadanos se ha cobrado el precio de profesionales contagiados con una incidencia mucho mayor que en la población en general, señaló. Todo ello, “ha contribuido a reconocer por parte de la ciudadanía de Aragón a la farmacia como una extensión del sistema sanitario”. 

Falta de normativa que habilite

Olvido Moratinos, portavoz del Grupo Parlamentario Socialista señaló que “lo prioritario durante la pandemia es la colaboración, el apoyo y la cohesión entre todos los actores y todos son importantes”. No obstante, este grupo no apoyó la iniciativa ya que  considera que “todos en su nivel de trabajo y lo que no podemos pretender ni consentir es que exista un enfrentamiento entre los propios profesionales”. Moratinos añadió que para poder apoyar una idea y plantear soluciones estas deben ser  “técnica y jurídicamente posibles” y, en este caso “la labor de las farmacias es una y la de los centros sanitarios es otra”.

El portavoz del  Grupo Parlamentario Mixto (AP Izquierda Unida de Aragón), Álvaro Sanz, portavoz, aseguró que “la farmacia no cuenta con los medios necesarios”. Además, quiso destacar su completa oposición respecto a la gestión del modelo, y en este sentido recalcó que “no cree que en una situación estructural lo primero que haya que hacer sea externalizar, cree que hay otras alternativas y que se puede optimizar lo existente”. 

Por su parte, Esther Peirat, portavoz del Grupo Parlamentario Aragonés, compartió el reconocimiento de los profesionales sanitarios, incluidos los farmacéuticos, pero “no considera que se aporten soluciones”. En este sentido señaló que “la realización de las pruebas de cribado en farmacias, puede ser efectivo, pero si no está bien planteado y con todos los profesionales coordinados puede llevar a más confusión”.

La portavoz del GP Chunta Aragonesista, Isabel Lasobras apuntó que la PNL presentada “no tiene respaldo legal para que la farmacia pueda sumar esfuerzos para el control de la pandemia”, y, aunque reconoce que “podrían realizar test”, existe un problema de legislación, ya que la normativa no se adapta a la necesidad de la covid. Lasobras señaló la existencia de unos supuestos “problemas técnicos” que pueden presentar las oficinas de farmacia para realizar las acciones que se contemplan en la PNL. A este respecto, destacó la necesidad de acceder a la historia clínica del paciente y, en este sentido, cuestionó la integración de profesionales sanitarios ajenos a salud en el proceso de diagnóstico.

Por último, en su intervención, la portavoz del GP Podemos Equo Aragón, Itxaso Cabrera, tampoco apoyó la iniciativa de Ciudadanos en su totalidad. Cabrera señaló que “la capilaridad de las farmacias les permite ser un elemento clave en esta pandemia, pero el trabajo de estos profesionales “no puede ser asumir competencias que no le corresponden, ni por ley, ni por medios ni por tiempo de su trabajo, que debe de estar en otras  cuestiones”.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz