Comparte esta noticia

Los gestores sanitarios ven necesario “abrir la mente y pensar distinto”

F. SAN ROMÁN  |    16.11.2020 - 18:47

Los gestores de los centros no deben quedarse al margen de la renovación que el sistema sanitario necesita para recuperar su nivel tras superar la pandemia de Covid-19. El nuevo documento de la Fundación Economía y Salud, ‘106 medidas que mejoran el sector de la salud en España tras la pandemia de Covid-19’ indica también que la gestión debe asumir cambios en su forma de organizar el sistema sanitario.

José Soto, Gerente del Hospital San Carlos, Andrés Iñiguez, jefe Cardiología del Hospital Álvaro Cunqueiro, en representación de  la Federación de Asociaciones Científico Medicas de España (FACME) y Federico Plaza, director de Corporate Affairs en Roche España, debatieron ayer sobre los cambios en la gestión que deben asumir los diferentes sectores sanitarios.

Soto asume que la gerencia hospitalaria “debe abrir la mente y pensar distinto” y trabajar por una integración de niveles y de procesos. El responsable de la gerencia del Hospital San Carlos considera que el camino va hacia una estructura única, en la que lo sociosanitario “tiene que quedar integrado en la estructura sanitaria y en la que tenemos que buscar nuevas formas de actividad asistencial”.

El domicilio es también un lugar de actividad asistencial, como ha quedado demostrado en esta pandemia, asegura Soto. “Si hemos sido capaces de operar en carpas, ¿por qué no vamos a ser capaces de operar en domicilios?”, se pregunta este experto para quien la reducción del tamaño de los hospitales es también una cuestión que debe ser analizada.

De la misma manera, para Soto se debe caminar en la integración de lo público y lo privado, “no existe enfermedad pública o privada”, asegura.

Por su parte, Andrés Iñiguez aboga por la participación del profesional sanitario en la toma de decisiones de un sistema sanitario que “debe estar bien financiado, superar el cortoplacismo y atender a la evolución misma de la población y de los avances de la sanidad”.

La transformación del sistema debe plantearse, apuntaba, en un escenario que contemple a largo plazo la evolución de la prevención, la educación y la cronicidad. Reclama un Plan Nacional de Salud, que base sus decisiones en la evidencia científica y en análisis de coste efectividad.

Igualmente solicita un “cambio radical” en la evaluación de la competencia profesional, que evite la fragmentación territorial y que el paciente sea también gestor de su salud.

Para ello, considera fundamental “favorecer la autonomía de la gestión” y al igual que la mayoría de los ponentes opina que la financiación debe asignarse por resultados que debe establecerse a través de un denominado Observatorio de Resultados, que esté participado por las sociedades científicas, “que son las depositarias del saber científico” y con el que cooperen las administraciones.

Federico Plaza aportó la visión de la gestión en el mundo de la farmacia partiendo de la premisa de que el actual sistema está muy tensionado. La calidad asistencial, a juicio de este experto “está muy resentida” y debe asumir un cambio de forma de funcionar tanto en la financiación como en la atención a la cronicidad y el envejecimiento.

Plaza propone que la financiación del sistema y la asignación de recursos se realice teniendo en cuenta el envejecimiento y la cronicidad y que mantenga una unidad de acción con los avances terapéuticos.

Plaza criticó un sistema que se financia sobre la recaudación de impuestos y que no tiene en consideración los ciclos de la salud y la enfermedad y los avances terapéuticos.

Para el mundo de la farmacia, apostillaba, es fundamental las oportunidades de la digitalización para acortar plazos que permiten que los medicamentos lleguen antes a los ciudadanos  y reducir costes, lo que redunda en la sostenibilidad del sistema sanitario.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz