Comparte esta noticia

La terapia antirretroviral ha evitado más de 300.000 muertes en España

DIARIOFARMA  |    21.11.2020 - 00:00

El uso de la terapia antirretroviral durante algo más de tres décadas en España ha contribuido de manera importante a la reducción de las muertes por SIDA. Además, ha ayudado a la disminución de nuevos casos diagnosticados de VIH y SIDA, proporcionando así importantes ahorros económicos para nuestro Sistema Nacional de Salud (SNS). Esta es una de las principales conclusiones que se desprenden del informe “Treinta y dos años de terapia antirretroviral para personas que viven con VIH en España: ¿Ha sido una intervención eficaz?” presentado en el Congreso ISPOR 2020 y cuyo investigador principal es el jefe de servicio de Farmacia del Hospital Universitario Son Espases de Palma de Mallorca, Pere Ventayol.

El poster presentado muestra que el Sistema Nacional de Salud invirtió 6.185 millones de euros en TAR a lo largo de 32 años consiguiendo evitar 323.651 muertes por SIDA, 500.129 casos de SIDA y 161.417 casos de VIH con un ahorro total de 41.997 millones de euros. Además, se estima que el beneficio neto (ahorro neto) asociado a estos resultados es de 35.812 millones de euros desde una perspectiva social y de 1.032 millones de euros desde una perspectiva del Servicio Nacional de Salud. De esta forma, se refleja que la terapia antirretroviral es una inversión rentable ya que arrojaría una relación beneficio/coste de 6,79 y 1,17 desde la perspectiva social y del SNS, respectivamente. Así, según afirma Ventayol, “generalmente la visión más simplista es considerar el enorme gasto presupuestario que supone la terapia antiviral. Hacer el ejercicio de asociarlo al beneficio obtenido es la forma adecuada de demostrar que no es un gasto, es una inversión”.

Además el estudio incluyó 2 objetivos secundarios, el primero evaluó la evolución de la eficiencia del TAR a lo largo de dicho periodo:“Para llevar a cabo este análisis, se dividieron estos 32 años en tres tramos de tiempo: 1987-1996, 1997-2007, y 2008-2018 con el objeto de diferenciar si estos periodos que se corresponden con la era preTARGA, TARGA y actual, caracterizadas por la existencia de distintas terapias disponibles y los resultados en salud obtenidos, permitían establecer una diferencia clara entre el  grado de inversión y los resultados en salud obtenidos ya que estos eran marcadamente diferentes”, añade el jefe de servicio de Farmacia del Hospital Universitario Son Espases.

Los resultados del otro objetivo secundario que analiza el impacto de los medicamentos para el VIH de Gilead Sciences, compañías que ha patrocinado el estudio, durante el periodo 2002 y 2018, (2002-2018), arrojan que habrían evitado un total de 97.257 muertes por SIDA, 150.438 casos de SIDA y 28.467 casos de infección por VIH con un beneficio neto de 8.361 millones de euros, el 26,2% del total (relación beneficio/coste de 3,2 desde una perspectiva social).

“El retorno alcanzado se obtiene estimando la relación existente entre la diferencia de costes de la inversión en TAR durante estos 32 años frente a no realizarla. Todo ello viendo la diferencia de beneficios conseguidos en evitar nuevos casos de VIH, SIDA y muertes asociadas a haber realizado la inversión frente a los ‘beneficios’ de no haberla hecho”, apunta Ventayol.

Si bien la introducción del primer tratamiento antirretroviral (TAR) en 1987 proporcionó a los pacientes un mejor control del VIH/SIDA, no se observó ningún impacto relevante en la progresión de la enfermedad y la reducción de la mortalidad hasta 1996 con la combinación de tres o más fármacos. Desde entonces, el TAR ha proporcionado mejoras significativas en los resultados sanitarios de las personas que viven con el VIH en España. Por ello, el objetivo de este estudio de estimar el importante impacto clínico y económico del tratamiento antirretroviral en España en un período de 32 años (1987-2018), que ha contado con el patrocinio de Gilead, ha mostrado que su uso ha limitado en gran medida la cantidad de muertes por SIDA, así como los nuevos casos de VIH y SIDA, a la vez que ha proporcionado un importante ahorro económico. “Este estudio ha permitido demostrar que el retorno que se ha producido tras la inversión en la terapia antiviral en este tiempo, concretamente 32 años, no solo ha sido un retorno económico, si no principalmente un beneficio en salud, convirtiéndose en una de las intervenciones más rentables para el Sistema Sanitario”, concluye Ventayol.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz