Comparte esta noticia

“Hay que adaptar el SPR a las necesidades actuales y adecuarlo al interés que tiene para el SNS”

JOSÉ MARÍA LÓPEZ ALEMANY  |    17.12.2020 - 16:59

Segunda parte de la entrevista que la directora general de Cartera Común de Servicios del SNS y Farmacia, Patricia Lacruz, ha concedido a Diariofarma para analizar diferentes cuestiones de actualidad sobre su departamento, como el ‘Plan de Acción para fomentar la utilización de los medicamentos genéricos y biosimilares en el SNS’ o las medidas incluidas en los Presupuestos Generales del Estado.

Pregunta. Como sabrá, en Andalucía se ha hecho una modificación de la normativa de las subastas, ¿Cómo lo valora?

Respuesta. Las competencias en el marco de la prestación farmacéutica están plenamente definidas y el desarrollo de iniciativas como las subastas compete a los compañeros de las comunidades autónomas, a quienes respeto.

P. Aeseg planteó a la Junta de Andalucía esperar a la aprobación del plan de genéricos y biosimilares. ¿Hay fecha para ese plan?

R. Estamos esperando al momento oportuno, que actualmente no lo es, para presentarlo al Consejo Interterritorial.

P. En los borradores que se manejaron había medidas muy concretas, como el clawback. ¿Se han reformulado?

R. Esa medida se mantiene tal y como estaba en los borradores.

P. ¿Y los precios más bajos con descuento?

R. Se mantiene porque supone una competencia por debajo del precio de referencia.

P. También se establecía la posibilidad de crear conjuntos por ATC4, pero en la Ley de Presupuestos para 2021 se ha incluido una modificación de la Ley de Garantías para que los conjuntos se creen por ATC5. ¿Eso significa que decae la intención de crearlos por ATC4?

R. Hago una aclaración. En el marco del plan se hablaba de que los conjuntos se crearían por ATC5 y que en ciertos casos y cumpliendo unos requerimientos se pudieran formar por ATC4. Esto se mantiene. Lo que difiere es la forma en la que se lleva a cabo.

“El clawback, los precios más bajos con descuento o la creación de algunos grupos por ATC4 se mantienen tal cual estaban en los borradores”


“Estamos pensando en hacer una modificación al real decreto que establece el índice corrector de márgenes (…) se puede modificar el propio índice, los requisitos para acceder o en la cuantía máxima”


“La modalidad de dispensación no presencial ha venido para quedarse y es beneficioso para la atención a los pacientes, queremos consolidarlo en el marco normativo”

P. ¿Pero entonces, la modificación con la Ley de Presupuestos?

R. Esa modificación viene justificada porque la Orden de Precios de Referencia es de alta litigiosidad. Desde 2014 el criterio ha sido la formación de conjuntos por ATC5, lo que se ha avalado con informes periciales científicos que se han presentado en los distintos recursos del ámbito contencioso. A finales del año pasado hubo una sentencia en la que un tribunal consideró el informe pericial y lo descartó como válido para justificar la formación de conjuntos por ATC5. Eso nos llevó a la urgencia por la que hay que modificar eso, y que se haya hecho por la Ley de Presupuestos. El resto de las cuestiones que se plantean en el plan de genéricos y biosimilares tiene que tener una tramitación ordinaria para que se cumplan todas las etapas preceptivas.


P. ¿Entonces sí que se pondrán en marcha los conjuntos por ATC-4?

R. Sí. Es pretensión nuestra que para cierto grupo de medicamentos y en función de criterios específicos se decida aplicar el ATC4. Como he dicho no nos parecía que se pudiera hacer por la Ley de Presupuestos, creemos que hay que hacerlo con una tramitación ordinaria.

P. ¿Lo que sí habría que hacer es una modificación del Real Decreto de Precios de Referencia?

R. No soy experta en técnica jurídica, pero si en la Ley ya dice que hay que formar el conjunto por ATC5, no sería estrictamente necesaria su modificación. No obstante, sí que estamos trabajando con el Comité Asesor para la Financiación de la Prestación Farmacéutica (CAPF), en un análisis exhaustivo del Sistema de Precios de Referencia para ajustarlo a las necesidades actuales y adecuarlo al interés que tiene para el SNS. La revisión del SPR está en agenda y podrá derivar en modificaciones de la ley o del real decreto.

P. También en relación con la Ley de Presupuestos, se recogen una serie de medidas, como el “desarrollo de medidas para fortalecer la farmacia rural”. ¿A qué se refiere?

R. Es un tema que hemos tratado en la Comisión Permanente de Farmacia (CPF) y está en agenda. Queremos realizar una actuación que permita el fortalecimiento de la farmacia rural y también para evitar la despoblación manteniendo estructuras sanitarias. Estamos pensando en hacer una modificación al real decreto que establece el índice corrector de márgenes. Lo trataremos próximamente en la CPF y haremos una reflexión conjunta ya que se puede modificar el propio índice, los requisitos para acceder o en la cuantía máxima. Además, las propias comunidades autónomas podrían desarrollar actuaciones con este mismo objetivo.

P. También en los presupuestos se indica que se “desarrollarán medidas para facilitar el acercamiento de los medicamentos de dispensación hospitalaria a las personas que viven en el ámbito rural”… ¿Está pensando en telefarmacia?

R. Hablamos de algo que ya es una realidad. En el marco de la pandemia ya se recogió en la normativa mediante el decreto de nueva normalidad. En él se establece la modalidad de dispensación no presencial. Esto, que ha venido para quedarse y es beneficioso para la atención a los pacientes, queremos consolidarlo en el marco normativo ya que actualmente se encuentra en una disposición adicional y por tanto tiene una caducidad. Se hará en trámite ordinario.

P. También se habla en los presupuestos de la segunda fase de Valtermed, con la integración de los sistemas de historia clínica de las diferentes CCAA. ¿Con ello se podrá extender el uso de Valtermed a muchos más medicamentos e iniciar la revisión de la efectividad de los mismos en vida real?

R. La integración ya está en fase avanzada tanto en relación con cargas masivas de información como con la integración en los sistemas de información. Esto depende del estado inicial de cada comunidad autónoma.

P. ¿Y se hará por fases?

R. Sí, la integración tiene pasos. Lo primero que se hará será la de datos administrativos del paciente; luego serán los datos que suelen ser comunes en los protocolos farmacoclínicos. Finalmente será la información específica de los diferentes protocolos. Todo esto facilitará el registro y también servirá para incorporar más medicamentos con incertidumbre, no me cabe ninguna duda. En el marco de la colaboración que tenemos con las sociedades científicas estamos identificando medicamentos que podrían ser objeto de esta cuestión más allá de los que ya tengamos identificados en la Comisión Permanente de Farmacia y la Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos (CIPM).

P. Pasamos a otros asuntos. ¿Cómo valora las propuestas que se incluyen en el último Spending Review de la AIReF?

R. Este informe, y también el primero, los tenemos muy en cuenta por la evaluación del gasto público que realizan. Algunas de las propuestas ya se estaban desarrollando o incluso totalmente ejecutadas. La línea es bastante cercana en materia de optimizar la política farmacéutica.

P. Durante la intervención que realizó en septiembre en el ámbito del XX edición del Encuentro de la Industria Farmacéutica Española, dentro de los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), anunció la puesta en marcha, “de forma obligada, de medidas contundentes que hagan sostenible el acceso a los medicamentos para los financiadores y asequible para los pagadores”. ¿Puedes dar algún detalle?

R. A nadie se les escapa, por ejemplo, el beneficio que pueden tener las terapias avanzadas, pero también su precio. Esto nos lleva a que el SNS debe emprender medidas de forma proactiva para que pueda incorporar tecnologías que aportan un beneficio clínico incremental o están destinados a necesidades no cubiertas. Una incorporación de nuevos medicamentos sostenible. En este ámbito se enmarcan los acuerdos de pago por resultados. Las medidas tienen que ser con una aceptación entre partes y no solo bilateralmente entre el laboratorio y el financiador, también entra la figura del pagador. Hay que avanzar en un marco de actuaciones que permita incorporar nuevos medicamentos sin poner en riesgo el sistema sanitario. También aquí incluiríamos cualquier actuación que hagamos con este objetivo, como por ejemplo el nuevo sistema de precios de referencia. Tenemos que ser proactivos ya que no podemos no hacer nada. Vienen nuevos medicamentos de alto impacto, que esperamos que aporten un beneficio clínico muy importantes y, sí o sí como Sistema Nacional de Salud en un país con uno de los mejores sistemas, tenemos que incluirlos en nuestra prestación farmacéutica. Para hacerlo, tenemos que buscar no solo la fórmula sino también la metodología para que presupuestariamente tengan cabida.

P. Las medidas que has mencionado son, más o menos, ‘quirúrgicas’… ¿no se contemplan medidas de brocha gorda, como las bajadas lineales de precios de otros tiempos?

R. Desde luego, no es esa la intención. Queremos que sean medidas proactivas, justas y que faciliten la incorporación de nuevos medicamentos que aporten valor y que aquellos que no aporten no estén en el sistema.

P. ¿En qué situación está el acuerdo con Farmaindustria para el control del gasto farmacéutico?

R. Estamos trabajando de forma interna con Hacienda. Nuestro propósito es encontrar un punto de encuentro no solo con Farmaindustria sino con el resto del sector.

P. Entonces, antes del 31 de diciembre no estará...

R. No, no estará.

P. ¿Y 2020 quedará excluido?

R. Tenemos que ver si puede haber alguna actuación retroactiva. Tenemos que trabajar en esta cuestión.

P. Por último, en la comisión de reconstrucción se cuestionó la financiación de formación médica y apoyo a asociaciones de pacientes por parte de la industria farmacéutica. ¿Está en marcha alguna medida en esta línea?

R. Yo lo valoro de forma positiva, pero todo tiene una transición y diálogo. Requiere tiempo, encontrar una vía alternativa que satisfaga las necesidades de sociedades científicas y asociaciones de pacientes. Si queremos que estos órganos sean independientes y ellos mismos seguro que también aspiran a ello, hay que encontrar la fórmula para satisfacer sus necesidades y lograr esa independencia. Es un reto de largo recorrido.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz