Comparte esta noticia

La telemedicina y la inteligencia artificial se abren paso en las consultas de reumatología

DIARIOFARMA  |    08.04.2021 - 14:09

La Sociedad Catalana de Reumatología celebra su II Diada Reumatológica Digital para dar a conocer todos los estudios científicos y avances que en telemedicina e inteligencia artificial, que “hasta marzo de 2020 eran anecdóticos” y ahora “han venido para quedarse”.

La organización indica que cerca de 300 reumatólogos se darán cita mañana viernes en este evento organizado por la Sociedad Catalana de Reumatología (SCR) y la Fundación Academia de Ciencias Médicas y de la Salud de Cataluña y Balears.

Joan Miquel Nolla, presidente de la SCR asegura que en esta situación de pandemia, que obliga a reducir la presencialidad, más que nunca queremos estar al lado de nuestros pacientes”,  y por ello, todos los servicios de Reumatología están rediseñando sus procesos asistenciales con la finalidad de optimizar los contactos con los pacientes. “Se están aprovechando al máximo las posibilidades que brinda la telemedicina, se están definiendo nuevas guías de actuación clínica, se están explorando nuevas vías de comunicación con atención primaria y se está apostando decididamente por incorporar la experiencia del paciente a la toma de decisiones”.

Isabel Morales, reumatóloga del Hospital Universitario de Igualada, la telemedicina ha dado grandes pasos en las consultas de reumatología a raíz de la pandemia. “Hasta marzo de 2020 era anecdótica, pero ahora ya se ha instalado para quedarse definitivamente”.

“Las visitas telemáticas evitan desplazamientos innecesarios y pérdida de tiempo en la sala de espera, ahorran la necesidad de solicitar permisos laborales y mejoran la eficiencia de los servicios sanitarios”, asegura Morales, que, sin embargo reconoce que “las visitas presenciales seguirán siendo fundamentales porque permiten realizar la exploración física del paciente”. Lo ideal asegura es que “el reumatólogo y el paciente puedan consensuar qué tipo de visita prefieren realizar en cada momento”.

Morales es creadora de RheumaTest, una app pionera en España que evalúa de forma rápida, automática e innocua la inflamación de las articulaciones de las manos de pacientes con artritis reumatoide. “La inteligencia artificial ha ganado terreno y ha demostrado ser muy útil en medicina, especialmente en el análisis de imágenes médicas. Cuando la Sociedad Catalana de Reumatología me concedió una beca para desarrollar un proyecto de investigación pensé en buscar una aplicación que pudiera revolucionar la reumatología”, explica.

A día de hoy la app Rheumatest está disponible en varias farmacias en Cataluña. “Los pacientes pueden realizarse la prueba de forma gratuita. Después, comunican el resultado a su reumatólogo en las visitas telemáticas para que este pueda disponer de información adicional del grado de inflamación articular existente en ese momento y mejorar así el seguimiento a distancia”, asegura Morales. Se trata de una práctica aún poco extendida, pero que puede ir ganando terreno si se confirma su utilidad clínica.

Otro de los temas clave que se debatirán durante la diada será la importancia de incorporar la experiencia de los pacientes en la valoración de la enfermedad. “La percepción del paciente en su vivencia de la enfermedad es única y, por tanto, es una necesidad que debería incluirse en la toma de decisiones, de forma reglada en determinados aspectos, más allá de la entrevista habitual”, afirma Rosa María Morlà, reumatóloga del Hospital Universitario Clínico de Barcelona.

A las opiniones reportadas por los pacientes que refieren aspectos de la calidad de vida que pueden empeorar a raíz de la enfermedad se les llama PRO (Patient Reported Outcome). “Estos PRO deberían evaluarse en la asistencia diaria mediante el uso generalizado de cuestionarios de autocumplimentación, bien en formato papel como se hacía hasta ahora o ya en formatos acordes a la introducción de la telemedicina”, especifica esta reumatóloga. Estos cuestionarios, añade, “dan voz a los pacientes y permiten conocer aspectos colaterales de la propia enfermedad como la fatiga o la depresión. Esto será determinante para que el reumatólogo pueda enfocar mejor el problema y dirigir el tratamiento de una forma u otra”.

Morlà apuesta por avanzar hacia un nuevo marco asistencial de acuerdo con el cambio de paradigma en el modelo bio-psico-social de la medicina basado en el valor de calidad asistencial que se promueve a nivel institucional. “Todo ello comporta una medicina más centrada en el paciente con un papel más participativo en las tomas de decisión, estrategias, recomendaciones y tratamientos”.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments