Comparte esta noticia

¿Cómo ha sido la mortalidad en cada CCAA en las distintas olas de covid19?

CARLOS ARGANDA  |    15.04.2021 - 21:30

Mucho se habla, especialmente en corrillos políticos, de que la situación de Madrid en comparación con otras comunidades autónomas es mucho peor en la gestión de la covid-19 y, en especial, en el número de fallecidos. Pero ¿es eso cierto? La verdad es que, a la vista de los datos, una vez corregidos por el número de habitantes, la respuesta no es afirmativa. Madrid es la quinta comunidad autónoma en tasa de mortalidad por covid-19, con 221 fallecidos por cada 100.000 habitantes. Por delante están Castilla-La Mancha (284,8); Castilla y León (278,8); Aragón (256,6) y La Rioja (237). Además, cabe señalar que la mayoría de los fallecimientos en muchas de estas regiones se produjeron en la primera ola.

El foco de atención está situado en Madrid desde el principio, primero por su importancia y peso político, pero también por proponer medidas alternativas o, al menos, algo diferentes a las que la mayoría de las comunidades autónomas acordaba. Estas circunstancias han dado lugar a que se haya puesto la lupa en sus datos a lo largo de toda la pandemia.

Diariofarma ha realizado un análisis, a partir de los datos oficiales del Ministerio de Sanidad, por periodos para determinar la mortalidad en cada una de las olas. El primer tsunami, entre marzo y el 1 de junio de 2020; la segunda ola, entre el 2 de junio y el 9 de diciembre 2020; la tercera, entre el 10 de diciembre de 2020 y el 15 de marzo de 2021 y la cuarta, a partir del pasado 16 marzo.

La primera ola afectó de forma muy importante a la región madrileña, junto a otras como Castilla-La Mancha o La Rioja. En esta primera fase, Castilla-La Mancha alcanzó los 144 muertos por 100.000 habitantes; Madrid 130,4 y La Rioja 113,9. Los fallecidos en estos primeros meses de pandemia suponen el 59% del total en Madrid, el 51% de los fallecidos en Castilla-La Mancha y el 48,5 de los registrados en La Rioja. Por el contrario, hay regiones que casi no se vieron afectadas en los primeros compases del covid-19. Fue el caso de Canarias o Murcia, muy especialmente, donde se alcanzaron 7 y 9,9 fallecidos por 100.000 habitantes, respectivamente, en los tres primeros meses de pandemia. El caso de Murcia es significativo ya que ha registrado el 90,6% de sus fallecidos más allá de la primera ola.

En la segunda ola, las comunidades más afectadas fueron Aragón (120,5 fallecidos por 100.000 habitantes) y Castilla y León (116,1). Las menos afectadas, de nuevo Canarias (9,4) y Baleares (18,8). Madrid se situó en 41,39, por debajo de la media nacional que alcanzó los 42,3 fallecidos por 100.000 habitantes.

La tercera ola afectó especialmente a Castilla-La Mancha (90,8 fallecidos por 100.000 habitantes) y Comunidad Valenciana (89,3). De nuevo Canarias fue la que menos muertos registró, con 12,8 por 100.000 habitantes En esta ocasión, Madrid, con 43,34 también quedó por debajo de la media nacional que se cifró en 54 fallecidos por 100.000 habitantes.

Finalmente, desde el 16 de marzo, que es el valle entre la tercera y la posible cuarta ola de covid-19 en la que estamos ahora, la comunidad con mayor tasa de fallecidos es Cataluña, con 27,7 casos por 100.000 habitantes, seguida de lejos por Asturias, con 10. La más baja en esta ocasión no está siendo Canarias, sino Extremadura y Murcia (con 2,1 y 2,3 respectivamente). Madrid presenta 5,9 fallecidos por 100.000 habitantes, también por debajo de la media nacional que se encuentra actualmente en 8,93.

Impacto de la primera ola respecto al resto

En siete comunidades autónomas (Cantabria; Castilla-La Mancha; Cataluña; Madrid; Navarra; País Vasco y La Rioja) la primera ola fue la que sumó más fallecidos de toda la pandemia. Son todas las que sufrieron de manera importante el envite inicial del SARS-CoV2 en marzo de 2020. También para la media de toda España la primera ola fue la peor.

En Aragón, lo fue la segunda, al igual que en Asturias y Castilla y León. Por su parte, la tercera fue la peor en Andalucía; Baleares; Canarias; Comunidad Valenciana; Extremadura; Galicia y Murcia.

Si se elimina de la ecuación y del número de fallecidos los estragos causados por la primera ola, cuando el virus circuló sin control durante semanas hasta aquel 14 de marzo cuando se decretó el primer estado de alarma y el confinamiento total, la situación de la afectación de las comunidades autónomas cambia mucho. Canarias (25,5) y Baleares (49,7 muertos por 100.0000) serían las menos afectadas, mientras que las más golpeadas serían Castilla y León (198,6), Aragón (194) y Asturias (157,8).  La media nacional se encontraría en 105,3 y el caso de Madrid, con 90,7 muertos por 100.000 habitantes, estaría en la quinta posición, tras las islas, Cantabria (59,9) y Galicia (64,7).

Letalidad

El análisis de la letalidad de la pandemia es otro parámetro a analizar. Entendida como el porcentaje de fallecimientos respecto del total de casos, está muy relacionada con la fortaleza del sistema sanitario y su colapso. Si un sistema colapsa, si no tiene unidades de críticos disponibles, fallecerán más personas que si el sistema tiene mayor control.

Además, este indicador está muy condicionado por la capacidad de detectar nuevos casos de infección por SARS-CoV2. Por ese motivo, la realización o no de muchos test que saquen a la luz un mayor número de casos hará que el cociente varíe y afecte, por tanto a la letalidad.

Esta situación se ve claramente al analizar la letalidad en cada una de las olas. La primera de ellas alcanzó hasta un 11,3% de letalidad en toda España, con un máximo de 17,1% en Castilla-La Mancha o Extremadura y un mínimo, excluyendo Melilla (1,7%) y Ceuta (2,7%), del 6,4% en Canarias. La letalidad en Madrid, en este caso se cifró en el 12,6%, siendo la quinta comunidad autónoma con mayor fallecidos por caso. Lo que sucedió en esta primera ola es que no se identificaron un gran número de casos de covid-19, detectándose prácticamente solo los que terminaban en el hospital, es decir, los casos más graves.

En las siguientes olas, gracias a la extensión de la realización de test se ha detectado muchos más casos leves y, por tanto la letalidad ha bajado este ratio. Desde junio de 2020 la letalidad se ha situado para el total de España entre el 1,4% y el 2,3%, registrando un máximo del 5,7% en la cuarta ola en Cataluña y un 5,3% en Comunidad Valenciana.

Si se excluye la primera ola, la media nacional se sitúa en el 1,6%, con un máximo de 3,5% en Asturias, seguida de Castilla y León con un 2,4%. Madrid (1,04%) sería, solo por detrás de Baleares (1,01%), la segunda comunidad autónoma con una letalidad más baja.

A la vista de toda esta información, parece claro que el análisis de las cifras, junto con la evaluación de las medidas de control del virus implantadas en las distintas zonas geográfica en cada momento del tiempo debería ser objeto de un análisis independiente y alejado de los intereses políticos para determinar el modo de enfrentarse de la mejor manera al virus.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
4 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Asnas
Asnas
21 días

Muchas gracias por este excelente articulo. Coincide plenamente con lo vivido en mi persona en un hospital d e la CAM. Primera ola en la que todos nos veiamos desbordados y, aunque pueda parecer un argumento con carga politica, que lo es, consecuencia de la actitud que se adoptó, al menos negligente, en el inicio de la pandemia. Ademas, y en mi opinion, estos articulos serán imprescindibles cuando se quiera escribir lo que ahora llaman " el relato" delo sucedido.

Reverfons
Reverfons
23 días

Gracias por este artículo, no es sencillo encontrar determinados datos sobre la pandemia. Cerrar todo a cal y canto era la medida fácil y rápida para cualquier político, sin ninguna prueba al respecto se ha venido como la única solución para salvar vidas, y nadie va a estar en contra de salvar vidas, y para rematar es una medida que no obliga al político a hacer nada más, se implementa y a descansar. En cambio los datos demuestran que cerrar a cal y canto no salva más vidas, con lo que únicamente se arruina un país sin motivo, y desgraciadamente… Read more »

eduardo
eduardo
24 días

Las muertes suelen tener relación con el tipo de población, Si es envejecida y con poca densidad de población, lógicamente, la incidencia será mayor. Madrid es la comunidad con mayor incidencia de muerte por covid.

Ignacio
Ignacio
11 días
Reply to  eduardo

Madrid es la CCAA con mayor densidad de poblacion. Lo unico algo comparable en toda España es la PROVINCIA de Barcelona. Por poner un ejemplo, la densidad de poblacion de Aragon es 30 veces menos que la de Madrid. Coincido en que la negligencia del gobierno durante el mes de febrero, cuando ya se sabia que algo estaba pasando, salio muy cara y en Madrid especialmente.