Comparte esta noticia

Madrid se plantea cerrar centros de vacunación masiva “por falta de dosis”

Antonio Zapatero, viceconsejero de Asistencia Sanitaria y Salud Pública de la Comunidad de Madrid y Elena Andradas, directora general de Salud Pública.

CARLOS ARGANDA  |    16.04.2021 - 11:58

Madrid tiene aseguradas para la semana que viene un total de 150.000 nuevas vacunas. Esto supone poco más del 55% de las que está administrando la comunidad autónoma en las últimas semanas. Por ese motivo, el viceconsejero de Salud Pública y Plan covid-19 de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, ha asegurado que podrían tener que cerrar los centros de vacunación masiva durante un tiempo. “Si no recibimos más nos tendremos que plantear el cierre de los puntos de vacunación masiva”, ha indicado a lo largo de la rueda de prensa que ofrece los viernes.

Zapatero ha criticado que a primera hora de la mañana de este viernes solo tenga confirmación de la llegada de 150.000 dosis de Pfizer, lo que hace necesario rediseñar el plan de vacunación para la semana. Estas dosis se sumarían a las 100.000 de Pfizer, 29.000 de Moderna y 3.000 de AstraZeneca, que la comunidad tiene en stock (una vez descontadas las que están programadas para el próximo lunes y martes), tal y como ha explicado la directora general de Salud Pública de Madrid, Elena Andradas.

El viceconsejero de Sanidad ha vuelto a reiterar que desconocen el criterio de reparto que utiliza el Ministerio de Sanidad con las vacunas de ARNm (Pfizer y Moderna), al tiempo que ha confirmado que el consejero, Enrique Ruiz Escudero, ha reclamado en diversas ocasiones cambios ya que Madrid ha recibido hasta el momento 197 dosis por cada 1.000 habitantes, mientras que Asturias ha contado con 231 dosis por 1.000 habitantes.

En relación con el uso de las vacunas disponibles, Zapatero ha expuesto la propuesta planteada por Ruiz Escudero a lo largo del pasado Consejo Interterritorial del SNS (CISNS) que consistía en ampliar los plazos entre dosis con el objetivo de inmunizar, aunque sea parcialmente, a más personas. “Si no podemos contar con más vacunas tenemos que inmunizar a más gente con las vacunas que tenemos”, ha explicado. La propuesta sería llevar la administración de la segunda dosis de las vacunas de ARNm a 42 días en vez de los 21 actuales.

Además, y al respecto de las decisiones a tomar en relación con la vacuna de AstraZeneca, el viceconsejero madrileño ha vuelto a reiterar que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) no ha realizado ninguna restricción por edad de dicha vacuna y también ha explicado que según una evaluación realizada por el National Health Service (NHS) del Reino Unido, la administración de 20 millones de vacunas ha evitado la muerte de 6.100 personas. Para él, los resultados de este “macroensayo debería servir como referencia para tomar medidas” y supone un “argumento de eficacia y seguridad importante” para la vacuna de AZ.

Cuarta ola

El responsable de la respuesta sanitaria a la covid en la Comunidad de Madrid también ha analizado la situación epidemiológica de las últimas semanas. Zapatero ha adelantado que la tendencia será “levemente ascendente durante las dos próximas semanas”, pero confía en que la inmunidad alcanzada en la región, que podría estar en torno al 45%, tanto por haber pasado la enfermedad como por la campaña de vacunación, va a ralentizar la transmisión del SARS-CoV2.

Pese a ello, ha señalado que de momento sigue siendo necesaria la “máxima prudencia y cumplimiento de medidas de seguridad e higiene” para evitar los contagios y que la respuesta de la región seguirá siendo “quirúrgica”, por áreas de salud.

Zapatero ha señalado que el seguimiento de la pandemia también debe evolucionar y no basarse solo en la incidencia acumulada. A este respecto, ha vuelto a señalar la importancia de que las PCR se acompañen de la información acerca del valor CT. Tal y como ha señalado, si la PCR de un paciente necesita 30 ciclos para detectar el virus, la capacidad infectiva está muy reducida. A este respecto, ha señalado que en la última semana más del 35% de las PCR de Madrid tuvieron un CT superior a 30. Por ese motivo manifestó sus dudas acerca de que la incidencia acumulada “se siga tomando como criterio básico”.

Más allá, tanto Zapatero como Andradas consideraron que una vez que la vacunación sea elevada en el grupo poblacional más frágil, es decir, mayores de 60 años, se deberá tomar en cuenta que la reducción de la letalidad para tomar las medidas oportunas.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments