Comparte esta noticia

“Hemos construido un Consejo General fuerte y muy eficiente y al servicio de todos los colegiados”

Jesús Aguilar, presidente en funciones y candidato a la presidencia del CGCOF.

JOSÉ MARÍA LÓPEZ ALEMANY  |    29.04.2021 - 23:58

El próximo 5 de mayo tendrán lugar las elecciones a la presidencia del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, así como al resto de cargos de la Junta Directiva y vocalías Nacionales de sección. Se presentan a la presidencia Jesús Aguilar, actual presidente, y Sergio Marco, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Castellón. Diariofarma ha querido profundizar con ambos en su visión sobre el sector, la actuación de la farmacia en la pandemia, las relaciones con el resto del sector, así como las claves que proponen en sus respectivos programas electorales.

En esta entrevista, Jesús Aguilar realiza balance de su gestión en los últimos años y plantea los cambios que estima necesario acometer a lo largo de la siguiente legislatura.

Pregunta. Es la tercera vez que se presenta a la presidencia del Consejo, ¿qué es lo que le anima a tomar esta decisión?

Respuesta. Los mandatos del Consejo son de seis años, a los tres se dimite para volver a presentar una candidatura completa, por lo que realmente es la segunda. Soy muy consciente de los grandes retos y desafíos que tenemos como profesión y que se van a plantear en los próximos años. Retos que, más que nunca, se tienen que afrontar con una Organización Colegial, fuerte y unida y con un Consejo que sea experimentado. Y por eso, he decidido presentar un equipo fuerte, cohesionado, innovador, con experiencia; pero, sobre todo, comprometido con el avance profesional y con nuestro futuro para consolidar un proyecto que este equipo inició hace tres años y el plan de “Somos farmacéuticos”.

P. ¿Qué puede decir de su equipo?

R. No puedo decir si seré el mejor presidente, pero sí tengo seguro y tengo muy claro que llevo el mejor equipo. He sido dos veces presidente, con diferentes equipos y desde luego este equipo es extraordinario y ha sido capaz en tres años de hacer por esta profesión lo que no se había hecho por ella en muchísimos años. Esta nueva imagen, esta nueva visión de la farmacia, ese farmacéutico puesto en valor es un trabajo que empezamos hace tres años y que queremos continuar con él.

P. ¿Cuál es el balance que hace de estos últimos tres años?

R. Han sido años intensos y difíciles, especialmente este último año, como sociedad y como farmacéuticos. La covid-19 nos ha retado en lo personal y profesional, pero también nos ha permitido visualizar más que nunca ese coraje, esa fuerza asistencial y social de nuestra profesión. En estos años, hemos puesto en marcha, toda una agenda de propuestas en materia asistencial, social y digital. Y todo ello son logros del Consejo como coordinador para los colegios, ya que lo que pretendemos es dar respuesta a la demanda como profesión, asumiendo ese papel más relevante y ese papel asistencial y de servicio público dentro de la sociedad. Lo que hemos hecho es poner en valor la profesión, ya que lo que no se pone en valor se pone en riesgo.

P. ¿Puede poner algún ejemplo concreto?

R. Hemos trabajado intensamente en varios campos, en primer lugar, la defensa de los intereses de la profesión en el ámbito estatal, además en el ámbito internacional; hemos construido un Consejo General fuerte y muy eficiente y al servicio de todos los colegiados, hemos desarrollado unas políticas de alianzas con todo el sector sanitario, social, académico e institucional. Y hemos creado una nueva estrategia de comunicación e imagen corporativa que nos ha permitido de manera clara dar una mayor visibilidad e influencia al CGCOF.

P. Se critica que haya habido poco debate y diálogo dentro del Consejo y con los electores de estas elecciones…

R. Los electores son 52 [colegios provinciales] que de manera permanente y constante han estado informados sobre todas las acciones del Consejo General y son los que, durante estos tres últimos años, entre plenos, comisiones y asambleas han tenido dos veces al mes, incluido agosto, información de manera constante; hablando, debatiendo y en ocasiones aprobando propuestas del Comité Directivo y esa es la línea en la que nosotros queremos continuar.

P. Su programa se divide en cuatro apartados principales: Somos transparentes; somos asistenciales; somos digitales y somos sociales. ¿Puede detallar esas claves?

R. En transparencia partíamos de una situación cero, donde no había nada en estos niveles en el Consejo, ahora desde la auditoría que han realizado desde el Ministerio dedicado a este tema, hemos alcanzado un 91% en transparencia, siendo uno de los consejos más transparentes. Hemos implantado programas, de compliance, códigos de ética y conducta, protocolos de anticorrupción, hemos implantado políticas rigurosas de gestión y control del gasto entre otras. Y, además, hemos creado una escuela de gobierno que creo que es importante para los presidente y directivos de nuestras organizaciones.

P. ¿Y en la parte asistencial?

R. En la parte asistencial, estamos desarrollando el Plan Estratégico 2020-2030 de la farmacia comunitaria y hemos desarrollado gran cantidad de servicios asistenciales para pasar de la investigación y universidades, con las que seguiremos trabajando, a la práctica real, a trabajar en la oficina de farmacia. Teníamos que llevar a las farmacias herramientas tecnológicas que hiciesen que eso se pudiera hacer desde las pantallas de dispensación de los medicamentos. Hemos trabajado intensamente en Nodofarma asistencial. En estos momentos está desplegada en 33 colegios, aunque hace tres años ni existía. Otros servicios importantes son Mi farmacia asistencial, con los servicios que tenemos a los pacientes en red con la tarjeta interoperable en todas las farmacias adheridas, la guías de los Servicios Profesionales Farmacéuticos, Hazfarma, o la creación e impulso de la RedFoco que es fundamental. Siempre hemos dicho que tenemos que pasar de esa farmacia en la que cada uno hacemos nuestro trabajo a hacer una red y es lo que estamos intentando poner en funcionamiento. También hemos sido capaces de cuantificar los ahorros para el sistema por la actividad del farmacéutico, hemos creado un marco de actuaciones importantísimo con la Agencia Española de Medicamentos (Aemps) y hemos integrado a la farmacia en el Foro de Profesiones Sanitarias.

P. ¿Y la parte digital?

R. En la parte digital, contamos con Nodofarma Verificación o Cismed. Hemos creado Farmahelp como herramienta de comunicación entre las farmacias y colegios; además de toda la gestión de incidencias de la receta electrónica interoperable y la receta electrónica privada También hemos trabajado en un tema que me parece fundamental, que es la recertificación continua de los farmacéuticos, que de manera voluntaria vuelve a empezar a funcionar en muy poco tiempo.

P. Por último, la parte social…

R. En la parte social, hemos creado una agenda social y sanitaria y hemos consolidado proyectos de desarrollo a la cooperación y de actuación ante la violencia de género. Además, hemos impulsado un plan de actuación para mayor seguridad junto con el Ministerio del Interior, el Medicamento Accesible Plus y las nuevas alianzas y compromisos con los pacientes.

Un momento de la entrevista, que se desarrolló por Zoom

P. Uno de los proyectos estrella que han iniciado es el Plan Estratégico que se ha visto afectado un año por la pandemia, ¿en qué situación se encuentra actualmente?

R. En estos momentos estamos finalizando prácticamente. En la reunión de presidentes del pasado 3 de marzo se presentó un avance y únicamente queda la concreción y definición final. Espero que a partir del día 6 volvamos a retomarlo y se cierre. En este proyecto lo que queremos marcar son las bases y estrategias necesarias para la definición y desarrollo de la cartera de servicios asistenciales que necesita una farmacia para su implementación. Comenzó en noviembre de 2019 y ha habido multitud de reuniones con todos los sectores relacionados con el mundo de la farmacia. Hemos realizado 2.654 encuestas para conocer la opinión de los ciudadanos. Creo que es un trabajo de diálogo y de consenso.

P. Ha comentado que hace meses el Ministerio incorporó a los farmacéuticos al Foro de las Profesiones Sanitarias, ¿cree que es un reconocimiento a la profesión?

R. Efectivamente, sin ningún tipo de duda. En los últimos seis años que llevo al frente del CGCOF, ha habido siete ministros, y llevamos cinco años detrás de este tema, no entendíamos por qué no estábamos dentro del Foro. En plena pandemia, fue el propio Ministerio de Sanidad, Salvador Illa, junto con el director general de Ordenación Sanitaria, quien se lo planteó al valorar el papel que estábamos haciendo.

“ La luz del Consejo ha sido tremenda no se ha apagado nunca, ha sido la que ha ido empujando a que esa luz verde no se apagase nunca.”


“La farmacia no se merece medidas económicas como el clawback, y muchísimo menos en estos momentos, que lastren la sostenibilidad de un sistema que lo ha dado todo por la pandemia”

P. En este espacio, se encuentran los enfermeros y las relaciones con esta profesión no están siendo todo lo amistosas que deberían. ¿Cómo valora esa lucha absurda que tienen contra la farmacia?

R. Yo creo que todas las profesiones estamos llamadas a arrimar el hombro, como se está haciendo. Hay que sumar fuerzas y evitar falsos corporativismos que, lejos de ayudar, lo único que generan es un malestar absolutamente indeseable. Nosotros vamos a seguir trabajando independientemente de estas manifestaciones y ataques del Consejo de Enfermería y un sindicato y vamos a seguir dejándonos la piel por la profesión y por los pacientes. Por otra parte, al final llega un punto donde la Justicia tendrá que establecer cuáles son las competencias de cada cual con la ley que tenemos en estos momentos. En concreto hay ya tres sentencias y estamos esperando una cuarta en la Comunidad Valenciana. No hay nada más que leerlas para ver cómo la propia justicia desmonta esas argumentaciones torticeras y partidistas.

P. Actualmente se está hablando de dos medidas que pueden ser problemáticas para el sector y especialmente para la farmacia, dentro del Plan genéricos y biosimilares, el clawback, y por otro lado, la consulta de la CNMC que pregunta por cuestiones relativas a la farmacia.

R. El tema del clawback empezó hace seis años y se paró porque no tenía mucho sentido. Desde el Consejo hemos mostrado nuestro absoluto rechazo, tanto a la directora general de Cartera de Servicios como a la Ministra de Sanidad en ese momento, María Luísa Carcedo, y lo hemos seguido manteniendo. Incluso con la actual Secretaria de Estado de Sanidad, con la que me reuní la semana pasada y tuve la oportunidad de trasladar el mismo rechazo. La farmacia no se merece medidas económicas así, ni muchísimo menos en estos momentos, que lastren la sostenibilidad de un sistema que lo ha dado todo por la pandemia. Con la covid-19 se ha visto el papel de la farmacia y la importancia que tiene esta gran red que llega a todos los sitios, y si se la ahoga por la vía económica de tal forma que no pueda hacer su función, quien tome estas decisiones tendrá que explicarlo a la sociedad.

P. ¿Qué recetas tiene para la viabilidad de las farmacias rurales?  

R. Recetas mágicas nunca hay cuando nos enfrentamos con problemas como la despoblación donde es muy difícil actuar. Hemos solicitado en numerosas ocasiones, la última vez en la Comisión de Reconstrucción del Congreso, poner en marcha nuestra propuesta de establecer incentivos y remuneraciones de servicios especiales para que las farmacias que estén situadas en ciertas áreas en los ámbitos rurales y las zonas afectadas por la despoblación ya que tienen un valor sanitario y social fundamental para fijar población.  

P. Hace unos días se conoció la intención de modificar la Ley de Ordenación de Castilla-La Mancha, que incluye habilitar a la farmacia rural para la Atención Farmacéutica Domiciliaria. ¿Cómo lo valora?

R. Yo creo que este es el camino que tenemos que seguir. Nosotros hemos estado trabajando intensamente con el Consejo de Farmacéuticos de Castilla La Mancha. Tenemos que establecer un correcto sistema de atención farmacéutica domiciliaria, que algunas comunidades ya lo tienen incluido, y esta es una de las prioridades que tenemos que solucionar junto con el Ministerio para marcar esa atención farmacéutica domiciliaria. Debe tenerse en cuenta que el 95% de las competencias en este caso están en las comunidades autónomas y aquí el Ministerio de Sanidad solo el 5%. Durante esta pandemia hemos tenido la mayor inequidad existente de la historia de nuestra España de las comunidades autónomas. Con las mismas normativas en cada sitio ha sido de manera distinta, eso hace también que esta atención domiciliaria se haya desarrollado de forma diferente en cada una de ellas.

“ No puedo decir si seré el mejor presidente, pero sí tengo seguro y tengo muy claro que llevo el mejor equipo”


“Contamos con ese importantísimo respaldo social para seguir compartiendo esas competencias de los farmacéuticos como profesionales sanitarios imprescindibles”

P. Respecto a las inequidades observadas durante la pandemia, ¿piensa que el papel del farmacéutico no ha sido reconocido por la administración en algunos sitios de igual forma…?

R. Yo creo que el enorme trabajo que han realizado en este tiempo por los farmacéuticos ha sido absolutamente reconocido por los pacientes. Lo vemos con los resultados de las encuestas, donde te sonroja un poco ya que parecían resultados a la búlgara donde el 98% de la sociedad ponía en valor a toda la profesión farmacéutica. Tristemente ha habido una diferencia entre la sociedad civil y las administraciones. ¿Hemos tenido una falta de reconocimiento? Bueno lo que creo que nosotros no trabajamos para un reconocimiento, lo tenemos de quien es importantísimo, los ciudadanos. Y ahora son las administraciones las que tienen que sacar esas conclusiones de cara a fortalecer la propia farmacia. A pesar de ello, ha habido una infrautilización de la red de farmacias.

P. En la pandemia se ha dicho muchas veces que la luz de la farmacia no se apagaba. ¿Y la del CGCOF, se ha apagado?

R: La luz del Consejo ha sido tremenda no se ha apagado nunca, ha sido la que ha ido empujando a que esa luz verde no se apagase nunca. Creo que el equipo fue muy consciente desde el primer momento de que esa probable falta de equidad en el uso de los medicamentos y la atención farmacéutica, podría ser un problema muy importante, y por eso se volcaron desde el principio en diseñar y liderar una acción política coordinada para toda la profesión a nivel nacional, y con el objetivo fundamental de apoyar a los consejos y colegios en sus propuestas a las comunidades autónomas en ese marco de co-gobernanza y descentralización.

P. ¿En qué ha colaborado el CGCOF con los colegios durante la pandemia?

R. Les hemos dado soporte con herramientas de formación, información, comunicación, sanidad política, procedimientos, algunos hechos ad-hoc como en el caso de los test de Orense, ayuda para los convenios, hemos organizado más de 20 webinar formativos, etc. También hemos desarrollado una parte fundamental, que ha sido todas las herramientas de comunicación para la sociedad y para los medios de comunicación, hemos apostado por hacer de la crisis una oportunidad para visibilizar el trabajo del farmacéutico. Además, hemos mantenido un contacto continuo con todas las autoridades sanitarias y grupos parlamentarios para transmitirles las necesidades de nuestro colectivo, pero fundamentalmente para aportar soluciones a la crisis sanitaria.


P. ¿Cree que la farmacia saldrá fortalecida después de la covid?

R. Sin ninguna duda. Nuestro papel asistencial y social se está viendo más necesario que nunca y los resultados de las acciones autonómicas que se han desarrollado hasta el momento son magníficos. Contamos con ese importantísimo respaldo social para seguir compartiendo esas competencias de los farmacéuticos como profesionales sanitarios imprescindibles. Ahora es el momento de que las administraciones quieran dar estos pasos.

P. ¿Cuáles son las principales líneas de los estatutos?

R. El 3 de diciembre del año pasado llevamos una proposición de no seguir adelante con los estatutos que teníamos y se asumió con el acuerdo unánime de todos los presidentes. El comité directivo se comprometió a que en el primer semestre del 2021 íbamos a presentar unos nuevos estatutos a la asamblea de presidentes. Estos nuevos estatutos ya están preparados, los hemos trabajado de forma externa con expertos en elaboración de estatutos de organización de consejos generales, y ya tenemos un borrador. A partir de ahora se empezará a trabajar con presidentes y colegios para que planteen sus opiniones para poder aprobar este año unos nuevos estatutos que se ajusten a las nuevas necesidades del país y de nuestra profesión y desde luego a la legislación.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments