Comparte esta noticia

Lamas reclama “un nuevo liderazgo” para afrontar los desafíos de la Farmacia Hospitalaria

DIARIOFARMA  |    12.05.2021 - 11:24

La directora de la Agencia Española de Medicamentos (Aemps), María Jesús Lamas asegura la pandemia ha sido “una prueba de fuego” que ha servido para constatar que los ‘entornos VUCA’ (volátiles, inciertos, complejos, ambiguos) requieren “un trabajo en red” y equipos “plásticos, flexibles y audaces” que estén “formados por los mejores” y sean capaces de salir “de su espacio de confort”. 

La responsable de la Aemps, realizó estas manifestación en la presentación del proyecto ‘Cumbres’, una iniciativa digital impulsada por la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) con el apoyo de Sanofi para identificar las claves que definirán el futuro de la Farmacia Hospitalaria 

“En situaciones como la que vivimos, necesitas audacia, salir de tu espacio habitual de trabajo, tener el atrevimiento de realizar funciones y asumir responsabilidades que no habías asumido antes, pero que sabes que son imprescindibles si quieres dar la respuesta que la sociedad necesita”, asegura Lamas, quien considera que, en una organización, el argumento de que “esto nunca se ha hecho así” es “mortal de necesidad”, por lo que es preciso “erradicarlo cuanto antes”. 

Para la directora de la Aemps, esta perspectiva entronca con un nuevo tipo de liderazgo, un liderazgo “transformador”, que es “más fluido, más líquido, que busca la participación de las personas, está más atento a lo que cada uno puede aportar al equipo y es más consciente de las capacidades y aspiraciones de cada miembro, de manera que consigue la mejor versión del equipo, pero también de cada una de las personas que lo integran". 

La iniciativa digital Cumbres tiene el objetivo de ofrecer un espacio de coloquio y reflexión que permita identificar las claves que definirán el futuro de la farmacia hospitalaria. A través de encuentros virtuales centrados en diferentes temáticas, los farmacéuticos hospitalarios, así como profesionales de otras especialidades, tienen la oportunidad de compartir experiencias y reflexionar para identificar todo lo que la farmacia hospitalaria quiere ser, ya sea definiendo cuáles son los instrumentos y las herramientas más eficaces o estableciendo las líneas que se deben seguir para alcanzar los objetivos fijados y superar los nuevos desafíos.

A partir de la convicción de que "cada reto es una cumbre y cada cumbre, una superación colectiva", el proyecto se estructura en seis encuentros de dos sesiones cada uno en los que se propone realizar una subida simbólica a los picos más emblemáticos de España –el Mulhacén, el Almanzor, el Teide, el Naranjo de Bulnes, Aneto y Monte Perdido– para explorar las dificultades, las oportunidades de cambio y las metas en este ámbito: la importancia de la labor que realizan los farmacéuticos en los centros hospitalarios y de los equipos multidisciplinares, el valor de las personas más allá de su patología o el potencial de los profesionales como agentes e impulsores de la transformación.  

La participación de la responsable de la Aemps formó parte de la segunda sesión de la quinta Cumbre, la del Aneto “Liderazgo y equipo”, en la que se invitaba a reflexionar sobre la relevancia de crear y gestionar equipos eficientes para lograr una escalada exitosa. Según María Jesús Lamas, “transformar un objetivo en misión” es fundamental para fomentar la cohesión del equipo y avanzar hacia un proyecto común, algo que ha resultado “muy fácil” en el actual escenario de pandemia, porque “nuestro proyecto estaba empapado en nuestra escala de valores; teníamos una misión y una visión: mejorar la salud de las personas y salvar vidas, y a esto es muy fácil adherirse”. 

El encuentro también contó con la participación de Cristina Aranda, experta en inteligencia artificial y digitalización y cofundadora de Mujeres Tech, quien recordó que, si bien la innovación siempre ha sido clave para cualquier avance, el actual contexto pandémico “ha acelerado en cinco años los planes de digitalización” de muchas empresas. Sin embargo, añadió, “para innovar hace falta asumir ciertas incertidumbres a las que muchos equipos no quieren enfrentarse; de ahí que la clave sea la transformación cultural, la actitud de las personas para hacer las cosas de otra forma y colaborando con otros perfiles, otras empresas e incluso con la competencia”.

Según Aranda, la farmacia hospitalaria conoce la importancia de trabajar con muchos agentes diferentes, “pero debe digitalizar y automatizar al máximo sus procesos para atender las necesidades de cada uno de ellos, así como las suyas propias”. “Toda la ingente cantidad de datos que se gestionan en salud y en farmacia necesita ser procesada por medio de la inteligencia artificial (IA) para extraer patrones y automatizar procesos con el objetivo de proporcionar una mejor atención al paciente y con una mayor precisión de los diagnósticos”, añadió. Pero en este camino “no hay que olvidar que en el centro de cualquier desarrollo tecnológico deben estar las personas”, por lo que esta experta en IA puso en valor la necesidad de contar “con líderes que lideren y que no jefeen, mujeres y hombres con la capacidad de hacer brillar a las personas de sus equipos y de conseguir que cada una de ellas trabaje un mismo propósito”. 

6 ‘cumbres’

El proyecto Cumbres arrancó el pasado mes de diciembre con el Mulhacén como cumbre protagonista. En esta primera sesión “Viendo a las personas”, se invitó a reflexionar sobre el valor de las personas como propulsoras del cambio, la importancia de ir más allá de la excelencia técnica para humanizar los procesos y la conveniencia de aprovechar las extraordinarias ventajas que conlleva el trabajo en equipo.

En los meses posteriores, esta iniciativa ha contado con la participación de destacados especialistas en Farmacia Hospitalaria del país y de expertos de referencia en áreas como la consultoría, la transformación digital o la innovación y el emprendimiento corporativo. En enero, la sugerencia fue explorar la cima del pico Almanzor a partir del lema “Hacernos visibles”, con dos sesiones en las que se puso en valor la figura de la farmacia hospitalaria. El Teide fue la cumbre programada para febrero, en la que se abordó “Enfocados en aportar valor”, en cómo aportar valor para mejorar los procesos y ofrecer una mejor asistencia a los pacientes. Durante el mes de marzo ascendimos una nueva cumbre, esta vez se trató del Naranjo de Bulnes “Ser motor del cambio”. El objetivo de esta ascensión consistió en identificar los agentes del cambio necesarios, tanto a nivel tecnológico como humano, para poder llevar a cabo la transformación del modelo.

Finalmente, la propuesta de "escalada" para mayo tendrá como protagonista el pico Monte Perdido, con dos sesiones tituladas “Investigar para avanzar”, donde se analizará el impacto de la investigación en el ecosistema sanitario, visualizaremos el camino de acceso al mercado de nuevas moléculas y el valor de la farmacia hospitalaria en la transferencia de conocimiento. Para ello contaremos con la participación en la primera sesión de Anxo Fernández, director de investigación básica de la SEFH y Raquel Tapia, directora general de Sanofi Genzyme en España. Para la segunda sesión, podremos seguir ascendiendo de la mano de Fernando Gutiérrez, director de Investigación aplicada de la SEFH y Juan Enrique Martínez, profesor de Farmacia de la Universidad de Granada.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments