Comparte esta noticia

FEFE rechaza “el intervencionismo del Gobierno” que impide descuentos pactados en genéricos y biosimilares

Buying and selling prescription drugs and pharmacist advice. An adult female pharmacist standing behind the counter and selling drugs to a mature man. She is wearing a protective mask

DIARIOFARMA  |    08.06.2021 - 13:17

La Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE) rechaza “el intervencionismo del gobierno a través del Plan de Impulso de genéricos y biosimilares por la Dirección General de Cartera Común de Servicios y Farmacia del Ministerio de Sanidad, que impide los descuentos pactados entre fabricantes y oficinas de farmacia para este tipo de fármacos”.

Según considera esta entidad en su último Observatorio del Medicamento, esta actuación “provocará que los pacientes no puedan continuar el tratamiento con el mismo medicamento y tenga que aceptar el genérico con descuento”.

FEFE considera que esta medida supone “un recorte a la oficina de farmacia, un recorte en servicios y, a largo plazo, en la atención”. Igualmente considera que esta actuación “lejos de fomentar ningún genérico, desincentiva absolutamente a los dispensadores a buscar compromisos de gestión eficiente o compromisos en la mayor penetración de cuota de los fabricantes de genéricos”. En su opinión “es una medida estrictamente de recorte económico cuyo destinatario es la Oficina de Farmacia”.

Igualmente la patronal de oficinas de farmacia augura que a través de esta actuación se “provocará el mismo efecto que tuvo la prohibición de descuentos por encima del 10% en genéricos, que tan poco resultado dio, y que hubo que ser derogada”. Pero es una medida “todavía más confusa” porque no se especifica el mecanismo para ejecutar el ‘clawback’ sobre las oficinas de farmacia. “No queda claro si será sobre todos los financiados aun cuando se dispensen mediante receta privada”, asegura.

Igualmente la entidad asegura que es un recorte “exclusivo para las oficinas de farmacia, y no se acompaña de ninguna medida compensatoria que garantice el mantenimiento de la red de farmacias española o el empleo que soporta”.

Por último, FEFE  prevé que esta medida “tendrá además repercusión en la distribución mayorista farmacéutica deteriorándola, pues ya está operando a pérdidas en un número enorme de referencias por su bajo valor económico y esta medida también limita sus vías de cubrir costes logísticos”.

Por el contrario esta patronal plantea una serie de iniciativas para fomentar el uso de genéricos que pasan en primer lugar por abandonar las actuaciones de ‘clawback’ y ‘precio más bajo con descuento’.

En ese sentido propone un cambio radical de enfoque: “priorizar los abastecimientos frente a las bajadas de precios que aumentan tal riesgo por falta de interés económico”

Copago evitable

Propone igualmente “establecer el copago evitable como mecanismo regulador y neutral para permitir la libertad de elección de los pacientes y al tiempo limitar la factura farmacéutica garantizando sostenibilidad en el catálogo de dicho copago evitable”. FEFE insiste en que “se trata de un vademécum cuyo precio es muy bajo, por lo que los copagos evitables pueden ser de céntimos de euro o algún euro a lo sumo por paciente y mes de tratamiento. Además es una medida que puede fomentar la competencia, que es uno de los fines del plan”.

Igualmente plantea la implantación de los precios notificados ya prevista en la regulación. Con la incorporación de las sentencias “que dan la razón a FEFE en materia de precio de compra de las oficinas de farmacia. Pues al ser éstas eslabón más débil de la cadena y facturar con cargo al SNS en un 75% de las ocasiones, deben tener como precio de abastecimiento el que corresponde al financiado (barato), y posteriormente regularizar con sus suministradores pagando por los que no se hayan vendido con cargo al SNS hasta precio de abastecimiento notificado (más caro)”.

Esta acción serviría para “descargar el esfuerzo financiero a las oficinas de farmacia, que tendrán mayores facilidades para tener disponibilidad de los medicamentos”. Ello, “supone mayor estímulo en el caso de los Genéricos, siempre que se mantenga la libertad de comercio entre fabricantes y farmacias”.

Propone FEFE también un plan de incorporación real de las oficinas de farmacia a las políticas de desarrollo de Atención Primaria, “con un papel mucho más relevante del farmacéutico como agente de salud”. Esta acción resulta “especialmente importante para pretender el éxito en las acciones de información y formación de los profesionales sanitarios”. “Para ello es necesario una limitada dotación presupuestaria, para remunerar a los farmacéuticos, pequeña en comparación con los resultados de difusión que se pueden lograr”, asegura.

Por último, se propone también “la prescripción por DCI, como en el resto de países aunque es necesario avanzar en la libertad de sustitución, no en la obligatoriedad de sustitución por razones económicas. Pensamos que ésta no es una medida definitiva para el fomento del genérico, es neutra y adecuada, para que sea el farmacéutico el que adecúe de acuerdo con el paciente la dispensación de la molécula prescrita”.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments