Comparte esta noticia

Las adaptaciones para afrontar la covid-19 transforman la farmacia hospitalaria

CARLOS ARGANDA  |    23.06.2021 - 18:01

Las adaptaciones que los servicios de Farmacia Hospitalaria (FH) tuvieron que realizar para hacer frente a la pandemia de la covid-19, tanto en lo que se refiere a procesos, como en la relación de los farmacéuticos con otros profesionales sanitarios e incluso los pacientes, ha producido una transformación que, en muchos casos, marcará el futuro de esta profesión.

Analizar las innovaciones que se implantaron en la FH a lo largo de la pandemia y evaluar cómo se asentarán en el futuro ha sido el objeto de una jornada organizada por la Sociedad Andaluza de Farmacia Hospitalaria (SAFH) en la que distintos farmacéuticos han abordado asuntos como la medicalización de los centros sociosanitarios; la reorganización para atender a pacientes externos; la telefarmacia; la investigación o la farmacotecnia, entre otras cuestiones clave de estos últimos meses.

Los farmacéuticos han recibido el apoyo de la gerencia del Servicio Andaluz de Salud (SAS), Miguel Ángel Guzmán, quien aseguró en la clausura del evento, y tras agradecer el esfuerzo y dedicación que han mostrado en los últimos meses, que el SAS está “absolutamente volcado y receptivo para toda la actividad de los farmacéuticos”. Por ese motivo, ha anunciado una serie de inversiones en salas blancas, así como sistemas de dispensación.

Previamente, en la inauguración de la jornada, el subdirector general de Farmacia del SAS, Carlos García, puso en valor el trabajo desarrollado por estos profesionales de cara a ayudar a “hacer lo más eficiente posible la prestación farmacéutica”. Por ello, explicó que en los últimos meses se han contratado a 30 nuevos farmacéuticos de hospital y que se está procediendo a la compra de software y a la mejora de los sistemas de información ya que, según explicó, “lo más difícil” en el acceso a la innovación es el “diseño y seguimiento de los indicadores, por lo que hace falta más “medios humanos y sistemas de información”.

Por su parte, Carlos Fages, Market Access Lead de Novartis, compañía que ha colaborado en la organización del encuentro, quiso remarcar el papel de los farmacéuticos de hospital en la revolución digital, así como en la adopción de tecnologías para “generar información relevante en beneficio de los pacientes y también en investigación”. Según Fages, la FH es clave “en la atención a los pacientes, la sostenibilidad del sistema sanitario y para la sociedad en general”.

El presidente de la SAFH, Juan Enrique Martínez de la Plata, también consideró que las plantillas aumentadas de farmacéuticos de hospital deberían mantenerse ya que “se ha producido una mejor atención a los pacientes, lo que es eficiencia y ahorra costes”. Según dijo, “invertir en farmacia mejora la economía” ya que la farmacia hospitalaria “no es un servicio que gaste es un servicio que produce”.

Nuevas formas de trabajar por la covid-19

Los primeros momentos de la pandemia y las adaptaciones que tuvieron que realizar los SFH en los primeros días de marzo de 2020 fueron explicados por Sandra Flores, jefa del Servicio de Farmacia Hospitalaria del H.U. Virgen del Rocío de Sevilla. Flores explicó que lo primero que tuvieron que hacer fue adaptarse para dar respuesta a una situación “crítica con incertidumbre, miedo y falta de recursos y medicación”. Según explicó, los FH tenían la responsabilidad “de que no faltara la medicación”, por lo que hubo que reorganizar los SFH, establecer nuevos almacenes y revisar día a día su evolución. Además, esta farmacéutica contó cómo se produjo la medicalización de los centros sociosanitarios, algo que permitió “humanizar la asistencia terapéutica de los pacientes en residencias”. Para ella “fue un trabajo enorme, intenso y muy gratificante”.

La reorganización de los pacientes externos fue el siguiente reto que hubo que afrontar tras el establecimiento del estado de alarma y el confinamiento el 14 de marzo de 2020. La directora del Área de Farmacia y Nutrición del H. Costa del Sol de Málaga, Begoña Tortajada, explicó que fue un reto transformar toda la atención en no presencial. “La situación era muy complicada y teníamos que hacer frente a la asistencia a pacientes externos, teníamos que buscar la manera de acercar la medicación a los pacientes”, explicó. Además, Tortajada destacó el “trabajo colaborativo entre todos los profesionales que han participado en hacerlo posible”. Una vez pasado el momento crítico inicial, la responsable del Área de Farmacia del Hospital Costa del Sol explicó que ahora se trata de trabajar en “generar circuitos, identificar los pacientes que más se pueden beneficiar y desarrollar nuevas herramientas y medios logísticos para que todo se desarrolle con la mejor eficiencia”.

Desde el Servicio Farmacia Hospitalaria del H. Poniente de Almería, Joaquín Urda, también explicó algunas de las claves y servicios que desarrollaron para la atención al paciente externo y que, en un principio generó un “mecanismo de emergencia de entrega del medicamento en domicilio”. Para él, la clave del éxito es que todo el circuito de entrega al paciente es que se realice mediante “Atención Farmacéutica centrada en el paciente, con el objetivo de garantizar la adherencia al tratamiento y en colaboración con el resto de profesionales”.  

Por su parte, Carolina Alarcón, del Servicio de Farmacia Hospitalaria del H.U. Virgen de las Nieves de Granada, señaló que el futuro traerá un mayor número de pacientes externos virtuales ya que “se fomentará la atención farmacéutica no presencial” y se hará un seguimiento domiciliario de los pacientes.

Otro de los aspectos clave que marcaron el papel de los farmacéuticos de hospital durante la pandemia fue el análisis, revisión y difusión entre otros profesionales sanitarios sobre la información y la evidencia de los medicamentos a utilizar frente a la covid-19. Jesús Sierra, del Servicio de Farmacia Hospitalaria del H.U. Jerez de la Frontera de Cádiz, explicó la creación de Rerfar-covid-19, el registro de medicamentos y resultados que permitió “dar algo de luz” terapéutica frente al SARS-CoV2. Se trata de un proyecto en el que han colaborado más de 1.000 farmacéuticos y que en cuestión de mes y medio recopiló datos de más de 6.000 pacientes, señaló Sierra.

Uno de los momentos más duros de los primeros compase de la pandemia fue cuando se observaron riesgos de desabastecimientos de medicamentos esenciales para la covid. Para hacer frente a este reto, la farmacia hospitalaria tuvo que poner en práctica múltiples actividades de farmacotecnia para atender a las necesidades de cada momento, tal y como explicó José Antonio Marcos, del Servicio de Farmacia Hospitalaria del H.U. Virgen Macarena de Sevilla. Además, el trabajo de los farmacéuticos permitió liberar a enfermería de tareas de preparación de medicación ya que la presión asistencial hacía que fuera más seguro hacerlo en farmacia que en los lugares de administración.

Telefarmacia

En lo que se refiere a la telefarmacia, todos los participantes coincidieron en que en el futuro la comunicación con los pacientes será más virtual, aunque no todos los pacientes ni todos los profesionales tienen las habilidades necesarias. Por ese motivo, tal y como explicó Begoña Tortajada, hay “consensuar con el paciente cada caso”. Además, para ella, “lo esencial es la Atención Farmacéutica no presencial ya que el acercamiento es algo secundario”. Además, la directora del Área de Farmacia y Nutrición del H. Costa del Sol explicó que desde el SAS y junto a la SAFH se ha constituido un grupo de trabajo para desarrollar herramientas para la telefarmacia en todos los hospitales de Andalucía.

Por su parte, Joaquín Urda coincidió con Tortajada en que lo esencial es la AF y que en cuanto al proceso, que todas las opciones (envío a domicilio, centro de salud, oficina de farmacia) “son buenas y cada servicio debe elegir lo que mejor se ajuste a sus necesidades”.

Carolina Alarcón también explicó que gracias a la Telefarmacia se ha mejorado la colaboración con profesionales de otras especialidades, trabajando “como una piña”. Por eso, ella considera que lo conseguido gracias a este servicio y la confianza y colaboración entre profesionales, “ha venido para quedarse”.

 Lecciones de la pandemia

Los farmacéuticos participantes en el debate también destacaron las cuestiones que para ellos han sido las mayores lecciones a aprender de la pandemia. A este respecto, Sandra Flores destacó la importancia de la gestión de las personas. “Hubiera sido inviable sin el trabajo en equipo”, explicó.

Por su parte, Begoña Tortajada destacó que “el futuro ya está aquí y lo tenemos que incorporar a nuestra práctica”. En lo que se refiere al balance, “lo mejor de la pandemia han sido la relación con otros profesionales y dentro del equipo de farmacia”

Para Jesús Sierra, “saber discernir entre lo emocional y lo racional” es otra de las lecciones que se deben sacar de la pandemia, mientras que José Antonio Marco valora la “resiliencia y capacidad de adaptación cuando las cosas no van bien”. Otro aspecto valorado por Joaquín Urda es el “trabajo en equipo y capacidad de adaptación”, cuestión en la que coincide Carolina Alarcón.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments