Comparte esta noticia

Sefac ofrece un registro con un millar de farmacéuticos comunitarios para agilizar la vacunación

Vicente Baixauli, presidente de Sefac

DIARIOFARMA  |    19.07.2021 - 11:34

Los farmacéuticos comunitarios participantes en este registro estarían dispuestos a vacunar de forma desinteresada en todas aquellas campañas de inmunización masiva locales o estatales en las que las autoridades sanitarias estimen oportunas.

La Sociedad Española de Farmacia Clínica, Familiar y Comunitaria (Sefac) “vuelve a tender su mano a las autoridades sanitarias para agilizar la inmunización de la población,” a fin de alcanzar con la mayor celeridad el objetivo de llegar al menos al 70 % de la población española vacunada antes de que finalice el verano.

La Sociedad se ofrece así “a complementar los recursos humanos disponibles en la campaña de vacunación y relajar la presión asistencial sobre otros compañeros sanitarios” -en un contexto de contagios creciente, fundamentalmente entre la población joven no vacunada-, para minimizar los riesgos y costes sociosanitarios de esta quinta ola pandémica que está padeciendo nuestro país.

Más en concreto, Sefac pone a disposición de las autoridades un registro de más de un millar de farmacéuticos dispuestos a realizar labores de vacunación -de forma desinteresada, fuera de la farmacia y de su horario laboral- en todas aquellas campañas de vacunación masiva locales o estatales en las que las autoridades sanitarias decidan contar con los farmacéuticos comunitarios.

Todos los farmacéuticos participantes en este registro han recibido un plan formativo específico y acreditado, que se puso en marcha ya en mayo del año pasado con el objetivo de incrementar el número de profesionales sanitarios preparados para ayudar en las labores de vacunación frente a la covid. La formación cursada por estos profesionales, Vacunación frente a la covid-19 para farmacéuticos comunitarios, ofrecida a través de la plataforma de formación Campus Sefac, y acreditada de acuerdo con los requisitos, procedimiento y criterios establecidos por la Comisión de Formación Continuada de las profesiones sanitarias del Sistema Nacional de Salud. El curso está estructurado en torno a tres bloques: patología, vacunación y administración, con contenidos que se han ido actualizando de forma constante.

Como viene repitiendo desde el principio de la pandemia, Sefac considera que la red española de farmacias comunitarias, compuesta por más de 22.000 establecimientos y 55.000 profesionales, está desempeñando un gran papel en la información, prevención y detección de la covid-19, aunque las posibilidades de la farmacia comunitaria en la lucha con la pandemia aún tienen mucho recorrido que no puede ser desaprovechado. “Desde SEFAC seguimos tendiendo la mano y estamos dispuestos a seguir realizando propuestas para colaborar desde la farmacia comunitaria en todo lo que esté a nuestro alcance para mejorar la lucha contra la pandemia y frenar su expansión definitivamente”, señala Vicente J. Baixauli, presidente de Sefac.

La participación de los farmacéuticos comunitarios en las labores de vacunación “sería de gran utilidad en estos momentos, en los que España está inmersa en una quinta ola, con una subida continuada de la incidencia desde hace semanas, especialmente debido a la propagación del virus en los colectivos más jóvenes que todavía no han recibido la vacuna”.

Además, la vacunación por parte de los farmacéuticos comunitarios es una medida que cuenta con el respaldo internacional, ya que son varios los países en los que los farmacéuticos comunitarios están participando activamente en las labores de inmunización de la población. En Europa algunos de estos países con Francia, Italia, Reino Unido, Irlanda y a nivel mundial se pueden citar casos como los de Estados Unidos y Australia, entre otros.

La participación de los farmacéuticos podría aliviar también la presión asistencial hacia otros profesionales del sistema sanitario, lo que permitiría que no se resintiera la capacidad de atención a los pacientes en centros de salud u hospitales. “No tiene sentido que las autoridades rechacen contar con la colaboración de profesionales cualificados como los farmacéuticos durante meses, cuando se cuenta con la colaboración de estudiantes y profesionales sanitarios jubilados y más, ahora de nuevo, cuando empieza a haber problemas de saturación en algunos puntos del Sistema Nacional de Salud para atender adecuadamente a los pacientes infectados y al resto de población afectada por otras patologías como pacientes con enfermedades crónicas y polimedicados”, señala Baixauli.

En este sentido, y desde el principio de la pandemia Sefac ha realizado distintas propuestas a las administraciones para mejorar el abordaje de la pandemia, como la posibilidad de participar en los cribados mediante la realización de test rápidos de SARS-CoV-2 en farmacias comunitarias; una posibilidad que llegó a materializarse en farmacias seleccionadas de la Comunidad de Madrid, formadas específicamente por Sefac, en una iniciativa realizada junto al Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid. Asimismo, Sefac ha solicitado en varias ocasiones la posibilidad de que las farmacéuticos pudieran dispensar los test de autodiagnóstico para la detección de la covid-19, tal y como ha anunciado el Gobierno recientemente, si bien incidiendo en la importancia de que esa dispensación vaya acompañada de protocolos y procedimientos que garanticen que los resultados positivos sean comunicados al sistema sanitario y se puedan aplicar las medidas sanitarias pertinentes para evitar la propagación del virus.

Esta necesidad de emplear todos los recursos disponibles en el Sistema Nacional de Salud ha sido ratificada en numerosas ocasiones por sociedades médicas de atención primaria como Semergen y SEMG, que publicaron en 2020 junto a Sefac el documento de consenso covid-19: problemas y soluciones en atención primaria y farmacia comunitaria. Entre sus conclusiones se mencionaba la necesidad de emplear todos los recursos disponibles en el Sistema Nacional de Salud (SNS) para el cribado de la población susceptible de tener coronavirus SARS-CoV-2.

Las farmacias comunitarias españolas han aliviado en el último año y medio la presión de los centros asistenciales mediante una serie de actividades, como la resolución de consultas en síntomas menores o la dispensación con entrega de medicamentos a domicilio. Desde marzo de 2020, Sefac ha ido poniendo a disposición de sus socios una serie de servicios para ayudarles a lidiar con las situaciones sanitarias y clínicas excepcionales derivadas de la pandemia. Entre otros, una hoja de registro para documentar la actividad asistencial desarrollada por los farmacéuticos comunitarios en materia de atención domiciliaria, o un repositorio de información práctica y de interés basada en la evidencia científica disponible sobre el coronavirus SARS-CoV-2.

La sociedad también lanzó en octubre del año pasado un protocolo de actuación para detectar en la farmacia comunitaria a posibles pacientes con síntomas compatibles con covid-19 y mejorar así su atención. El documento fue editado con la colaboración de las sociedades científicas de atención primaria Semergen, semFYC y SEMG, además de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes), la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) y la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments