Comparte esta noticia

En busca de un modelo humanizado de teleasistencia

De izquierda a derecha, Juan Fernando Muñoz, secretario general de Salud Digital, los consejeros Jesús Aguirre y Miguel Javier Rodríguez, la profesora del IESE, Beatriz Muñoz Seca y los consejeros José María Vergeles y Julio García,

F. SAN ROMÁN  |    21.09.2021 - 17:29

Los consejeros de Andalucía, Galicia, Cantabria y Extremadura destacan la necesidad de un modelo sanitario que aúne la implantación de proyectos innovadores vinculados a la telemedicina con la cercanía y la proximidad al paciente.

Los responsables autonómicos han participado en la Jornada ‘Telemedicina en Innovación en Diabetes' organizada por el IESE en colaboración con Abbot y que tenía como objeto poner de relevancia el avance experimentado por la telemedicina durante la pandemia y las necesidades futuras que va a tener este campo en todos los campos sanitarios.

Para el consejero andaluz, Jesús Aguirre, “la telemedicina es ya una realidad”, que ha venido impulsada por la pandemia “que ha adelantado”, los planes que “todas las Comunidades teníamos en marcha” este servicio en todos los planos sanitarios.

Según ha explicado Aguirre, la aplicación de las nuevas tecnologías han contribuido “a la descongestión de Atención Primaria” y ha demostrado que es un buen medio para solucionar “todo aquello en lo que no es necesaria la presencialidad”.

“No podemos ir de una esquina a otra, sino que hay que buscar un punto intermedio para solucionar el problema con la mayor rapidez posible”, señala el consejero que además añade  “la eficiencia tiene que ir acompañada de una ‘h’ de humanización”. Aguirre centra la humanización en la necesidad de informar a los pacientes, y también a los profesionales sobre la capacidad real de estas tecnologías para que sean conscientes “de lo que se puede y no se puede hacer”.

Julio García Comesaña, consejero de Sanidad de Galicia, comparte el concepto de humanización expresado por Aguirre, si bien en su valoración, el concepto de telemedicina debe ser sustituido por el de teleasistencia.

En ese sentido García Comesaña explica que el concepto engloba a todos los profesionales, abarcando así tanto a profesionales de farmacia como de enfermería, cuya integración en el equipo “es algo que ha puesto de relevancia la actual pandemia”.

Otra cuestión que el consejero gallego también destaca es la aceleración que ha supuesto la epidemia de Covid-19 en la implantación de proyectos en el ámbito sanitario. A modo de ejemplo indica que en Galicia, antes de la pandemia “teníamos a 60.000 ciudadanos digitalizados y hoy tenemos a 700.000”.

Sin embargo Comesaña considera que la teleasistencia no será posible si la tecnología “no es capaz de no chocar con los intereses de los pacientes”. La pandemia ha provocado que los aspectos de humanización a recuperar, se tenga que multiplicar por 10. Por ello recuerda, “la presencialidad o no presencialidad no es tema de debate político, sino una herramienta para ayudar”.

El consejero gallego considera que, sobre todo tras el parón asistencial es preciso hacer una labor importante para dar a conocer a la ciudadanía la eficiencia de estos medios para dar un mejor servicio.

Miguel Javier Rodríguez, consejero de Sanidad de Cantabria, considera que la aplicación de la teleasistencia sirve para abrir un campo de mejora muy amplio especialmente en el tratamiento de los pacientes crónicos. A través de estos medios es factible alcanzar la monitorización de estos pacientes y obtener una atención personalizada a cada ciudadano, en tiempo real.

“La digitalización es inversión porque facilita el trabajo de los profesionales y a la vez permite aprovechar mejor los recursos materiales y humanos del sistema”, asegura Rodríguez. En ese sentido el consejero  no tiene duda en reconocer que la teleasistencia “es una herramienta que nos ayuda a reducir costes, recursos y tiempos de espera”.

El consejero de Extremadura, José María Vergeles, considera que el concepto de teleatencia “es más holístico” y por ello preferible en el uso.

En el caso extremeño, la teleasistencia “garantiza la igualdad de oportunidades”, con independencia del lugar geográfico donde vive el paciente, pero especialmente se ha centrado en el concepto de evaluación de las tecnologías.

En ese sentido, Vergeles ha reclamado la evaluación por parte del Sistema Nacional de Salud de las tecnologías que se van incorporando, para saber “qué es lo que se puede incorporar en cada momento” y para “no funcionar a golpe de ocurrencias”.

Igualmente, considera que la teleasistencia, “no sustituye nada”, sino que es un medio para lograr “mejor integración” y permite un desarrollo importante del tejido productivo alrededor de ella”.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments