Comparte esta noticia

El futuro de la salud mental, a debate

Imagen de la presentación del libro ‘Presente y futuro de Salud Mental en España’

F. SAN ROMÁN  |    27.09.2021 - 17:57

El documento ‘Presente y futuro de Salud Mental en España’ recoge la perspectiva multisectorial, de todos los agentes involucrados en el manejo de este problema de salud pública, y llega en un momento clave, justo después de que el Gobierno de España se ha comprometido a tener lista la Estrategia Nacional en Salud Mental, antes de final de año.

El trabajo, coordinado por José Martínez Olmos, profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública, y Celso Arango, codirector del Instituto de Psiquiatría y Salud Mental y jefe de Servicio de Psiquiatría del Niño y el Adolescente en el Hospital Gregorio Marañón, aspira a “ofrecer respuestas y recomendaciones para mejorar el manejo de la salud mental y que esperamos pueda contribuir a situarla en la agenda política y a cimentar el plan nacional en el que están trabajando las autoridades”, según ha explicado  Olga Insua, directora general de Angelini Pharma España, impulsora de su creación.

La presentación del libro se ha realizado esta mañana en una mesa redonda, con el apoyo de Bio Innova y Europapress en la que han participado además de los reseñados, Pilar Aparicio, directora general de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, María Tajes, jefa de Servicio de Salud Mental, del Servicio Gallego de Salud, e Íñigo Alli, ex vicepresidente ejecutivo del Consejo Español para la Defensa de la Discapacidad y la Dependencia (CEDDD) y en la que se han expuesto algunos detalles de cómo está la actual situación  en España.

 En ese sentido, Arango, ha indicado que la salud mental en España “es menos prioritaria que en otros países europeos”.  Para ello ha expuesto algunos datos, como que por ejemplo, el ratio de psiquiatras en el sistema de salud, por cada 100.000 habitantes, es de 9 o 10 frente a los 16 de otros países, mientras el número de psicólogos todavía es menor".

"La pandemia ha desnudado las carencias de nuestro sistema en un ámbito que estamos viendo que está afectando a distintos segmentos de la población de manera muy distinta. Y eso está haciendo que aumenten las diferencias y las situaciones de necesidad", asegura.

Unos 450 millones de personas sufren de un trastorno mental o de la conducta en el mundo, mientras que alrededor de 1 millón de personas se suicidan cada año, según datos de la OMS y prácticamente cuatro de las 6 causas principales de los años vividos con discapacidad son producto de trastornos neuropsiquiátricos, algo que se ha acentuado con la pandemia.

Según Íñigo Alli, adjunto a la Presidencia del El Consejo Español para la Defensa de la Discapacidad y la Dependencia (CEDDD), “1 de cada 5 habitantes del planeta van a tener un problema de salud mental, creo que es un reto como sociedad más allá del problema sanitario que supone”.

En el acto, Pilar Aparicio, directora general de salud pública del Ministerio de Sanidad, ha manifestado que  "la salud mental es un problema de salud pública que se basa en la necesidad de dar una respuesta para garantizar bienestar emocional" y considera que “que este libro ofrece planes de mejora para marcar una estrategia y seguir una serie de prioridades que, nos permitan poder evaluar y avanzar en este tema".

Mientras que María Tajes, jefa de Servicio de Salud Mental, del Servicio Gallego de Salud, considera que el abordaje de los problemas en salud mental deben tener un carácter transversal no solo sanitario. “Entre todos debemos acompañar al paciente en su camino hacia la recuperación para que muestre autonomía", algo para lo cual estima que es necesario “aunar recursos sanitarios para promover políticas que fomenten las soluciones a este problema” y a lo cual une la llegada de los fondos Next Generation, los cuales “no podemos dejar escapar”, asegura.

Tajes, ha apuntado que es necesario tener una perspectiva global y creer que los afectados van a poder mejorar y desarrollar su estrategia vital. Desde ahí crear estrategias concretas que puedan ser validadas y apostar por conseguir la financiación oportuna.

Por otro lado, la prevención de los problemas mentales pasa inexorablemente por la formación y atención de los profesionales de Atención Primaria, cuyo “colapso durante la pandemia y la falta de apoyo para remontar la situación está incidiendo en un empeoramiento de la prevención”.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments