Comparte esta noticia

La SEFC advierte que el cambio de paradigma implica un nuevo reto para los farmacólogos

DIARIOFARMA  |    30.09.2021 - 12:37

Las terapias biológicas, la inmunoterapia y las terapias avanzadas han supuesto un cambio de paradigma al que se ha sumado el desarrollo de cada vez más medicamentos huérfanos para enfermedades raras. Todo esto constituye un reto clínico para los farmacólogos y hace que la formación continuada y la actualización de conocimientos cobre un especial protagonismo. Una tarea en la que la Sociedad Española de Farmacología Clínica (SEFC) está involucrada con un amplio programa formativo.

“En general, en muchas especialidades médicas se están produciendo avances terapéuticos novedosos que debemos conocer”, explica Mar García Saiz, médico, Especialista en Farmacología Clínica Hospital Universitario Marqués de Valdecilla. “Los farmacólogos clínicos somos expertos en el uso de medicamentos en humanos, pero el campo es tan amplio que tenemos que saber manejar aquellas herramientas que permitan evaluarlos de forma objetiva y racional”, añade la especialista.

Sin embargo, la actualización en Farmacoterapia no alude solamente a los farmacólogos clínicos, sino que, según indica Joan-Anton Vallès Callol, farmacólogo clínico de la Gerencia Territorial de Atención Primaria Barcelona Ciudad, implica a “todos los profesionales sanitarios, enfermeras y médicos de todas las especialidades”. “Los médicos de familia, por ejemplo, visitan pacientes diagnosticados de problemas de salud que manejan especialistas de los hospitales, pero también han de estar al día de los últimos conocimientos en diagnóstico y tratamiento”, añade.

Vallès menciona entre las novedades más importantes de la farmacología aquellas que sirven para el tratamiento de VIH, migraña, insuficiencia cardíaca, diabetes, cáncer (mama, ovario, pulmón, leucemias y linfomas...), esclerosis múltiple, enfermedades raras, hemofilia, además de los tratamientos con células CAR-T. Ante ese panorama de continuo cambio, la actualización de los profesionales debería ser “prácticamente diaria, o como mínimo, semanal”, a juicio del Dr. Vallès.

“La farmacología clínica es una especialidad transversal y su ámbito de actuación no se centra exclusivamente en la parte asistencial, sino también en las instituciones que llevan a cabo investigación, en la Universidad, en las autoridades reguladoras, etc. Pero, además, nuestra actividad se relaciona con la del resto de médicos especialistas y también con la de otros profesionales sanitarios y es importante que participemos en actividades de formación continuada de tipo multidisciplinar”, añade, por su parte, García Saiz.

Si bien antes de la pandemia ya se había ido incrementando la formación virtual o en formato on-line, con la pandemia este proceso de transformación se ha acelerado, según explica García Saiz. “Esta formación virtual tiene ventajas como una mayor flexibilidad, capacidad de llegar a más profesionales incluso en entornos o localizaciones diferentes o el hecho de ser más económica; pero también tiene sus inconvenientes, como sobrecarga de actividades formativas, muchas veces fuera de la jornada laboral, menos interacción con otros compañeros –lo que dificulta el intercambio de experiencias– o algunas dificultades técnicas que todavía siguen surgiendo”, añade.

En relación con si esta digitalización puede haber supuesto una merma en la formación, García Saiz no cree que la calidad se haya resentido, “pero, es cierto que la dinámica ha cambiado y tendremos que acostumbrarnos a que nuestra formación sea así, siendo capaces de seleccionar aquellas actividades que realmente cubren nuestras expectativas y necesidades”. En el futuro próximo, “es probable que haya cierta vuelta a actividades presenciales, pero éstas serán más seleccionadas y excepcionales”, opina esta especialista.

Esto, en cuanto a la forma en la que se realiza la formación; pero, en cuanto a los contenidos, la situación motivada por la pandemia también ha afectado. “La covid-19 nos ha obligado a mantener una actualización constante en sus posibles tratamientos y, principalmente, en el campo de las vacunas a una velocidad vertiginosa”, añade la especialista.

 “Como SEFC, hemos establecido un programa anual de actividades formativas consistente en un curso monográfico anual teórico-práctico acreditado (Individualización del tratamiento farmacológico, Farmacogenética y Toxicología), una serie de seminarios/webinars abordando temas de interés y actualidad para nuestra especialidad, y el Congreso Nacional”, explica la García Saiz, quien añade que estas actividades están abiertas a otros profesionales de la medicina.

Por otro lado, desde hace un tiempo se está abordando la necesidad de la recertificación de las competencias para los especialistas en ciencias de la Salud. “Nuestra Sociedad Científica deberá intervenir para establecer los criterios de recertificación de los farmacólogos clínicos, y seguro que la Formación Continuada será uno de los ejes en torno a los que giren dichos requerimientos”, explica.

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments