Comparte esta noticia

Terapias celulares: Cantabria apuesta por consolidarse como referencia

Participantes en el encuentro de expertos ‘Las terapias celulares como proyecto de región en Cantabria’.

DIARIOFARMA  |    01.10.2021 - 10:48

Cantabria apuesta decididamente por el desarrollo de las terapias celulares y la medicina personalizada de precisión con las que quiere consolidar al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla como centro de excelencia. La región es consciente de que “el futuro de la medicina va por esa línea”, tal y como aseguró el director gerente del Hospital, Rafael Tejido. “Para nosotros es una apuesta fundamental en lo que tiene que ser el futuro del hospital y queremos posicionarnos seriamente en ello”, aseguró.

La afirmación de Tejido tuvo lugar a lo largo de un Encuentro de Expertos organizado por Diariofarma con la colaboración de Gilead, en el que participaron los responsables de los polos fundamentales sobre los que pivota la estrategia regional para el desarrollo de diferentes terapias celulares: además del Hospital Valdecilla, el Gobierno de Cantabria, la Fundación Valdecilla, el Instituto de Investigación IDIVAL, la Universidad de Cantabria y el Hospital Virtual Valdecilla.

Según el director general de Ordenación, Farmacia e Inspección Sanitaria del Gobierno de Cantabria, Jorge de la Puente, el proyecto de terapias celulares cuenta “con el apoyo total y absoluto” del Ejecutivo autonómico y está ya dando buenos resultados gracias a que dispone de “talento, recursos e ilusión”, afirmó.

El Hospital Valdecilla cuenta hoy en día con un total de ocho CSUR (trasplante pulmonar, trasplante de páncreas, trasplante renal cruzado, trasplante hematopoyético infantil, enfermedades autoinmunes sistémicas, ataxias y paraplejias, hereditarias, atención a la patología vascular raquimedular y tumores renales con afectación vascular) y, entre otras acreditaciones de calidad, dispone de más de 20 servicios y unidades certificados con la ISO 9001.

Por lo que respecta al trasplante de progenitores hematopoyéticos, Valdecilla atesora una experiencia de más de 40 años y más de 2.300 intervenciones realizadas, con una media actual de 75 al año que le sitúa con la mayor tasa de este tipo de trasplante por población en España, teniendo en cuenta, además, el alto porcentaje de casos de gran complejidad que lleva a cabo, porque hace autólogo, alogénico, de adultos y de niños, con sangre periférica, de cordón umbilical…

Además, este hospital ha conseguido ser líder nacional gracias a la obtención de resultados sólidos y el desarrollo de protocolos en los que participan profesionales de distintas unidades y disciplinas profesionales y un flujo de comunicación con otros centros que funciona y hace posible que pacientes, tanto de Cantabria como de otras comunidades autónomas disfruten en Valdecilla de la asistencia de gran complejidad que puede ofrecer.

De izquierda a derecha: Galo Peralta, Arancha Bermúdez, Carlos Richard, Ignacio del Moral, Jorge de la Puente y José María López.

Pero aún con todo, los buenos resultados de este tipo de trasplante, que ya superan el 60%, dejan un margen que los especialistas desean mejorar. En este objetivo se enmarca la creación de la Unidad de Terapia Celular de Valdecilla, formalmente creada hace tres años y heredera del trabajo conjunto que ya venían realizando los profesionales del Servicio de Hematología y el Banco de Sangre y Tejidos de Cantabria.

Terapias celulares

Para Enrique Ocio, jefe del Servicio de Hematología de Valdecilla, se está “viviendo una revolución de las enfermedades oncohematológicas” a una velocidad que ha hecho que en pocos años pasemos de “la era de la quimioterapia, a la de las terapias dirigidas y, ahora, a la de la Inmunoterapia”, logrando “grandes avances en el tratamiento de estos pacientes, en cuanto a eficacia y seguridad”.

Dentro de la Inmunoterapia, entre otras estrategias, se enmarca la terapia celular que “abre un tremendo abanico de posibilidades para el futuro”, desde el punto de vista de Carlos Richard, coordinador de la Unidad en la que, aprovechando las posibilidades actuales de innovación y desarrollo tecnológico, ya se han creado “todas las estructuras necesarias” para que en este momento sean capaces “de hacer prácticamente todo”. A este respecto, se recordó que la designación de centros para administrar Terapia CAR-T depende del Ministerio de Sanidad, y que el Hospital Valdecilla, pese a no haber sido designado hace dos años, ha seguido preparándose contando con el apoyo de gerencia y gobierno regional. Esta preparación ha servicio de palanca de cambio de una serie de procesos, mejora de las infraestructuras necesarias y nuevas aplicaciones de los avances conseguidos. A este respecto, Richard reconoció el apoyo recibido desde la Gerencia del hospital, así como desde los gestores y el ámbito político del gobierno regional.

“El tratamiento con células CAR-T implica un proceso asistencial muy complejo desde el punto de vista organizativo porque afecta a muchísimos profesionales de distintas categorías; requiere la coordinación de un equipo multidisciplinar muy importante y también desde el punto de vista técnico en todas las etapas, desde la obtención del producto de partida, los linfocitos del propio paciente, hasta el medicamento final que es el CAR-T, pasando por el procesamiento, la criopreservación, etcétera”, explicó el director del Banco de Sangre y Tejidos de Cantabria, José Luis Arroyo, quien avanzó que también investigan a nivel propio en este campo.

Desde el punto de vista de Ocio, “ahora se trata de que, una vez que ya se utilizan en estadios avanzados de la enfermedad, moverlas a estadios un poquito anteriores, en pacientes que no hayan recibido tantas líneas de tratamiento, para ver qué dan de sí”. Los presentes en la mesa incidieron en la necesidad de que Valdecilla siga siendo un hospital puntero en innovación hematológica y, en este sentido, el hematólogo puso de manifiesto que su hospital siempre ha sido “pionero” en el abordaje de las enfermedades hematológicas.

Para la directora del programa TPH y Terapia Celular, Arancha Bermúdez, “no solo son las CAR-T; sino que es todo lo que está alrededor”. Para ella, todo este desarrollo es “una punta de lanza de las terapias disruptivas” de la medicina personalizada que permite “incorporarse a lo que en el futuro va a ser prácticamente la rutina”.

“Para eso estamos preparados. Tenemos una estructura de un hospital potentísimo, de un complejo de investigación que está ahí para dar soporte no sólo a las CAR-T, sino a muchísima más terapia celular”, como, por ejemplo, su aplicación a la Oncología en la que “ya se han iniciado líneas de trabajo con linfocitos infiltrantes”, señaló Bermúdez.

De izquierda a derecha: Rafael Tejido, Luigi Dell´Olio, Raúl Pesquera, José Luis Arroyo y Enrique Ocio.

Así, para el director de la Fundación Valdecilla, Raúl Pesquera “el punto en el que nos encontramos no puede ser mejor porque tenemos a las personas, tenemos la estructura y todas las partes están alineadas” y, mientras Valdecilla continúa avanzando y aprovechando todo ello en esta y otras líneas de trabajo, como los tumores sólidos o los trasplantes. Pesquera también aprovechó para poner encima de la mesa la necesidad de más inversión en personas, infraestructuras e instalaciones, si bien reconoció que el punto de partida “no puede ser mejor” gracias al “alineamiento político” existente en la región.

Proyecto de región

Para la consecución de este objetivo, que se ha elevado a la categoría de proyecto estratégico de región, se cuenta también con el apoyo de otros tres aliados importantes: el Hospital Virtual Valdecilla, la Universidad de Cantabria y el instituto de investigación sanitaria IDIVAL.

El primero de ellos, aportando su experiencia en la formación de profesionales sanitarios en situaciones de alta complejidad, de manera que “Valdecilla ya está preparado para llevar a cabo nuevos tratamientos antes de poder hacerlo” porque se ha entrenado afrontando “todos los retos a nivel de persona, equipo y sistema que conlleva”, algo que, por otro lado, es la tónica de trabajo habitual en Valdecilla, aseguró el director del Hospital Virtual, Ignacio del Moral.

A ello favorece también la colaboración de la Universidad de Cantabria, que “se ha potenciado mucho en los últimos años”, no sólo a través del IBBTEC (Instituto de Biomedicina y Biotecnología de Cantabria) y las facultades de Medicina y Enfermería, sino también integrando en diferentes proyectos a otros especialistas, como físicos o ingenieros de materiales, recordó el vicerrector de Investigación y Política Científica de la Universidad de Cantabria, Luigi dell’Ollio.

Por su parte, el instituto de investigación IDIVAL contribuye al proyecto coordinando el talento científico e impulsando la generación de nuevas oportunidades con las que afrontar nuevos retos mediante la “unión indisoluble” de asistencia e investigación, tal y como señaló su director gerente, Galo Peralta, preparados ya para lo que viene: “lo que hemos hecho es generar una infraestructura para investigar y desarrollar terapia celular, terapias innovadoras y terapia regenerativa, que probablemente sea lo que venga después”.


Texto: Isabel Giménez. Fotos: José Ramón González Soutullo

 


Síguenos en redes sociales



lineagris-494

guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments